Visite nuestro patrocinador

DECIMOQUINTA TORRE DEL CANTE, (1988) 

Con una asistencia de casi cinco mil aficionados, se celebró el día 18 de Junio de 1988 la XV Torre del Cante.  

El cartel del citado festival estaba compuesto por: 

Al cante:

Fosforito
José Menese

El Cabrero

José de la Tomasa

Aurora Vargas
Paco Toronjo
Talete de Árdales
Turronero

Jesús Carrillo
 

Al toque:

Enrique de Melchor
Manolo Franco

Paco del Gastor

Antonio Soto
José Luis Rodríguez
 

Al baile: María del Mar Berlanga 

Presenta: Gonzalo Rojo 

El encargado de abrir el telón del magnífico escenario de Alhaurín de la Torre fue Talete de Árdales acompañado a la guitarra por Antonio Soto. Le siguió el sevillano José de la Tomasa que apareció con la guitarra maestra de Manolo Franco; el nieto de Pepe Torre cantó en tonos altísimos, envuelto en papel preciosista, comenzando por alegrías, continuando por tarantos, fandangos, seguiriyas y bulerías. Paco Toronjo, con la guitarra de José Luis Rodríguez, se mostró bien de facultades y derramó sobre el escenario un enorme caudal de estilos “alosneros”. 

Si podemos hablar de un triunfador en la XV Torre del Cante, ese fue Fosforito, porque, cantando lo de siempre, lo hizo con unas ganas y una entrega extraordinarias. Su enorme experiencia y buen cante, se mezclaron con la maestría de la guitarra de Enrique de Melchor, resultando una media hora de un flamenco emocionante y es­pectacular. 

Al terminar de cantar, Fosforito recibió un homenaje por parte del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, en agradecimiento a su apoyo al festival. 

Tras el baile de María del Mar Berlanga, se inició la segunda parte de cante, con Jesús Carrillo, ganador del concurso organizado por la Peña Flamenca Torre del Cante Tuvo Jesús uno exquisitos detalles por soleá y bulerías. Con el Cabrero llegó el disloque, el alboroto, la locura colectiva. Con la guitarra de Paco del Gastor, interpre­tó unas seguiriyas muy interesantes, unas soleares apolás, y los típicos fandangos de su cosecha. El público le obligó a salir al escenario una vez acabada su actuación. La actuación del Turronero fue de lo mejor de la noche, se entregaron mutuamente cantaor y público, transmitiendo una gran emoción. Aurora Vargas puso la nota festera, y el final del festival. El cante de Menese no estuvo a la altura de las circunstancias, con excepción de la petenera, donde demostró su casta característica. 

Los gastos ocasionados con motivo de la celebración de la XV Torre del Cante, en lo que se refiere al capítulo de artistas, ascendieron a la cantidad de 2.395.600 pesetas.

Inicio