TOMA DE CONCIENCIA Y CAMPAÑAS INFORMATIVAS

 INFORME 2002

AMPLIACIÓN DEL INFORME MEDIOAMBIENTAL  SOBRE LAS  EXPLOTACIÓN DE ÁRIDOS EN LA SIERRA DE MIJAS (SECTOR DE ALHAURÍN DE LA TORRE

 Por Félix López Figueroa. Profesor de Ecología. Universidad de Málaga

 

Desde la presentación del “Informe medioambiental sobre la explotación de áridos en la Sierra de Mijas (sector Alhaurín de la Torre)” en el año 1999, (Véase) las acciones generadoras de impacto han continuado a un ritmo aún mayor que en períodos anteriores. Por otro lado en el año 2000 se publica el estudio denominado Ordenación Minero-ambiental de la explotación de áridos en Alhaurín de la Torre que aporta elementos nuevos sobre la riqueza medioambiental de la Sierra donde están ubicadas las  siete canteras activas. En este tiempo una de las canteras citadas en el informe medioambiental, Cerro Panchelas n°72 , ha cesado en su actividad minera,  aunque aún no ha iniciado la restauración del medio afectado. El estudio Ordenación Minero-ambiental de la explotación de áridos en Alhaurín de la Torre ha sido realizado por el Instituto tecnológico Geominero de España por encargo de la Junta de Andalucía (Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico).  Estas dos circunstancias, la continuidad de las explotaciones y el estudio medioambiental citado me lleva a ampliar el informe medioambiental redactado en el año 1999.

 

1. Flora y Vegetación

En el estudio Ordenación Minero-ambiental de la explotación de áridos en Alhaurín de la Torre se hace un estudio pormenorizado de la flora y vegetación del área afectada por actividades mineras. Se describe el tipo de vegetación en distintas unidades cartográficas encontrándose 8 taxas que se consideran endémicos del sector rondeño como son:

Arenaria retusa subsp. retusa

Linaria clementei subsp. clementei

Linaria clementei subsp. reverchonii

Linaria huteri

Omphalodes commutata

Platycapnos tenuiloba subsp. parallela

Teucrium chrysotrichum

Ulex baeticus subsp. baeticus

 

Por otro lado se han encontrado 3 comunidades consideradas endémicas del sector rondeño. Se han encontrado también asociaciones vegetales recogidas como Hábitats en la Directiva 92/43 de la UE y posteriores adiciones como:

1.      Comunidades de orla: Rubo ulmifoliae-Coriaritum mytifoliae

2.      Fruticedas, retamares y matorrales mediterráneos termófilos: fruticedas termófilas: Asparago albi-Rhamnetum oleodis

3.      Fruticedas, retamares y matorrales mediterráneos termófilos: matorrales y tomillares: Cisto clusii-Ulicetum baetici

4.      Fruticedas, retamares y matorrales mediterráneos termófilos: retamares y matorrales de genisteas Bupleuro gibraltarici-Ononidetu speciosae

5.      Arbustedas, tarayales y espinares de ríos, arroyos, ramblas y lagunas Rubo ulmifolii-Nerietum oleandri

6.      Bosques mediterráneos endémicos de Juniperus sp. Chamaeropo humilis-Juniperetum phoeniceae

7.      Predegales de las montañas mediterráneas y cantabro-pirenaicas Echio albicantis-Crambeetum filiformis

8.      Espartales Thymo gracilis-Stipetum tenacissimae

 

De acuerdo al citado estudio “La evaluación basada en la flora , vegetación y hábitats y su comparación con espacios limítrofes de similar estructura y proximidad biogeográfica, arroja para el área estudiada una cuantificación media-alta (3-4 puntos sobre una escala de 1 a 5). Si se atiende al grado de artificialización del territorio los valores son igualmente medio-altos al tratarse de vegetación natural en la que la estructura inicial no ha sido modificada y que presenta una composición florística claramente autóctona y haber una vegetación seminatural con estructura inicial modificada pero donde la composición florística es mayoritariamente autóctona.

 

2. Masa forestal

En el área de explotación de canteras  domina Pino carrasco (Pinus halepensis) aunque también  pino piñonero (Pinus pinea). De acuerdo al grado de protección actual de la Sierra de Mijas , Complejo Serrano de Interés Ambiental CS-3,  la vocación o utilización de la Sierra es principalmente forestal donde la cubierta vegetal cumple una función ambiental equilibradora de destacada importancia junto con valores faunísticos y paisajísticos. La especie dominante, pino carrasco  cumple en el ecosistema una función básica como fijadora del suelo y generadora de materia orgánica que favorece el desarrollo de flora y fauna propia de pinares. Los pinos fueron plantados alrededor de 1950 y atendiendo a las fotografías aéreas y visitas realizadas se encuentran densidades de  1 a 0.5 árbol por m2 de superficie. Teniendo en cuenta que la superficie  actualmente explotada de la Sierra es de alrededor 200 Hectáreas se puede estimar que han sido eliminados unos 800.000 pinos de entre 35-50 años de edad. Esta destrucción ha impedido que el ecosistema pueda avanzar hacia un estado más maduro o climácico mediterráneo como es el encinar: Smilaco mauritanicae-Quereceto rotundifoliae

La explotación de las canteras con paredes de más de 50 metros en algunas zonas imposibilita la restauración de la vegetación. La destrucción es irreversible ya que resulta prácticamente imposible recuperar la vegetación con el tipo de explotación realizada. La restauración forestal implicaría retranqueos del frente y grandes bermas que supondría más explotación y destrucción de la Sierra y nuevas canteras. La destrucción ha sido irreversible y ha producido una disminución drástica de la biodiversidad.

 

3. Fauna

En el estudio Ordenación Minero-ambiental de la explotación de áridos en Alhaurín de la Torre se hace una pormenorizada descripción de la Fauna potencial y su grado de protección a niveles autonómico, estatal y europeo (se adjunta copia del estudio). La explotación de áridos ha supuesto la destrucción de los hábitats (pinos, suelo etc.), reducción del alimento, destrucción de cauces públicos (Arroyo del Pinar y Arroyo Blanquillo) y la destrucción del pasillo ecológico. Todo esto en su conjunto ha afectado de forma muy negativa a la fauna y junto con el efecto negativo anteriormente citado sobre la vegetación se puede afirmar que ha afectado al equilibrio ecológico de la Sierra.

 

4. Paisaje

El paisaje en la Sierra de Mijas  de acuerdo a la definición que da González Bernáldez “Percepción multisensorial de relaciones ecológicas” ha sido drásticamente alterado con la explotación de áridos. La belleza propia de una paisaje montañoso forestado ha dado paso a un gran hueco de tonalidades blanquecinas que contrasta con el tono más grisáceo, pardo y verde de la Sierra en su estado natural. Hay graves efectos sobre el paisaje derivado de la ruptura de la forma del terreno y el contraste cromático entre mármoles y vegetación.

El paisaje ha llegado a ser a lo largo de la historia uno de los valores fundamentales de la cultura de los pueblos de Europa y uno de los elementos de su identidad cultural de acuerdo a la carta del Paisaje Mediterráneo publicada en Montepelier (1993). La identificación con el paisaje serrano de los residentes en Alhaurín de la Torre se ha  visto sensiblemente afectada en los últimos 10 años. La destrucción del paisaje supone una ruptura del vínculo simbólico que significan los lugares por los que transcurrieron los sucesos vitales provocando desarraigo y alteraciones psicológicas Se han perdido muchos los vínculos afectivos y culturales de la población con la Sierra y se ha pasado a una impotencia angustiosa de ver día a día como desaparece la Sierra de todos en aras del progreso y desarrollismo.  La pérdida de valor paisajístico no sólo afecta a los residentes en Alhaurín de la Torre si no a la población de la provincia y al turismo  ya que : (1) se ha degradado el hábitat como lugar de ocio para los residentes del área metropolitana de Málaga y (2) Supone un impacto visual y ambiental muy alto para el sector turístico ya que la Sierra de Mijas desde su lado sur supone un paisaje verde a espaldas del complejo lineal urbano de la Costa y que  por su lado norte, el impacto visual  se percibe  desde multitud de puntos de la provincia incluyendo desde el aire con la llegada en avión al aeropuerto  de Málaga.

 

4. Calidad de vida, salud y aspectos socioeconómicos

Las canteras están afectando muy negativamente la calidad de vida de los residente en Alhaurín de la Torre. La movilidad migratoria en los últimos 10 años ha sido una de lo más elevadas de la provincia  como se recoge en el estudio Ordenación Minero-ambiental de la explotación de áridos en Alhaurín de la Torre. Esta movilidad se produjo pues resultaba atractivo el municipio por sus valores paisajísticos y su cercanía a Málaga (una gran parte de la población tiene su lugar de trabajo en el municipio de Málaga). Sin embargo la explotación continuada y  a mayor ritmo de los últimos años ha afectado de forma sensible y muy negativa la calidad de vida de los residentes.

Las acciones  provocadoras de impacto ambiental y sus efectos sobre la calidad de vida se pueden resumir:

*El ruido del tráfico pesado (4000-5000 camiones diarios)desde altas de la madrugada durante 6 días a la semana : está afectando al sueño y descanso lo que tiene consecuencia en la   salud de la población.

*la explosión de barrenos sin previo aviso : está generando estados de angustia y ansiedad en los residentes de núcleos urbanos en la falda de la Sierra y que en algunos casos están a menos de 2 Km de las explotaciones

*Polvo en suspensión: aunque  los pocos estudios realizados indican que el nivel de polvo está por debajo del nivel legal permitido (exceptuando algunos casos) , la percepción por parte de la población es diferente. No se han realizado estudios  epidemiológicos (o no  se han hecho públicos) del impacto de ese polvo sobre el sistema respiratorio,  pero independiente de este posible daño , el polvo está generando molestias continuas en las personas . El polvo se deposita día a día  en el mobiliario de las casas, en la ropa,  en las plantas etc.

Las  canteras de Alhaurín de la Torre bajo mi punto de vista pueden estar provocando afecciones psicológicas en la población  que deberían ser evaluadas en un estudio más profundo. 

La explotación incontrolada de la Sierra de las canteras está afectando a la paz social ya que ha supuesto un enfrentamiento entre los residentes y los sectores que apoyan la continuidad de las  explotaciones mineras a pesar de su gran impacto negativo. Los estudios económicos reflejan que la explotación de canteras es un sector minoritario de población activa entre los residentes de Alhaurín de la Torre. Los principales sectores son el sector servicios y la construcción con un sector industrial  en progresión en los diversos polígonos. Casi el 55% de la población activa pertenece al sector servicios, el sector minero genera aproximadamente 300 empleos según las Asociación de Empresas extractivas de Málaga,  cifra sensiblemente menor al empleo que genera otros sectores: servicios, construcción e industria. La minería genera empleo indirecto como por ejemplo el transporte pesado pero sólo el 3,6% (42) del total de camiones pesados del área metropolitana de Málaga están registrados en Alhaurín de la Torre

         Se han organizado movimientos sociales  a favor de la Salud y de la protección de la Sierra  que han realizado  manifestaciones , recurrido al Defensor del Pueblo y a los Tribunales de Justicia . Recientemente  (30 de Julio de 2001) el Juzgado de lo Contencioso Administrativo n°4 de Málaga dictaminó que cuatro de las siete canteras activas (Retamero, Taralpe, Pinos de Alhaurín y El  Trocornal)  eran clandestinas e ilegales por carecer de Licencia Municipal . Previamente  en 1992,  el Defensor del Pueblo Andaluz había recomendado el cierre de las canteras y una planta de asfalto en el municipio de Alhaurín de la Torre por carecer de licencia municipal. Sin embargo las canteras han seguido explotando la sierra y aún  a mayor ritmo (ver tabla adjunta), esto ha generado frustración, impotencia y angustia en la población pues ve como se avanza en la destrucción y no se hace nada efectivo para evitarla. 

La Administración pública, tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre han sido permisivos y extremadamente tolerantes con la explotación desordenada, y en algunos casos salvaje, de la Sierra. No se ha explotado con miras a la restauración , no se ha tenido en cuenta factores ambientales en el diseño y planificación de la explotación , impidiendo tanto la minimización de los impactos como la adecuada restauración de los terrenos afectados . Los daños son muy relevantes y hubieran sido evitables con un control por parte de las administraciones competentes.

 

Fdo: Félix López Figueroa

Málaga, a 25 de Septiembre de 2002

 

Quienes Somos

Defensa de la Salud y el Medio Ambiente

Toma de conciencia

Acciones de la PDSS

Hazte socio

Inicio

Plataforma en Defensa de la Salud y la Sierra
Urb. Cortijos del Sol, C/ Alberca nº 13
29130 Alhaurín de la Torre

[email protected]

Tlf. 605 62 57 97