PLATAFORMA EN DEFENSA

DE LA SALUD Y LA SIERRA

Pasaje Virgen de Belén, 1, 3ºC

29004   MÁLAGA

Telf: 952616717/952238128

 SEÑOR PRESIDENTE DE

LA JUNTA DE ANDALUCÍA

 

18 de Enero de 2.005

 

Muy Señor mío;

En nombre de la Plataforma en Defensa de la Salud y la Sierra, como presidente de la misma, integrada por distintas asociaciones de vecinos (de Pinos, Retamar, Capellanía, Torresol, y otras), asociaciones ecologistas (Asociación defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente, ITACA, Asociación Plataforma en Defensa de la Salud y la Sierra), los partidos políticos de Alhaurín de la Torre (PSOE, IU y ASIAT), y multitud de ciudadanos a título particular, le expongo:

 

1-    En el término municipal de Alhaurín de la Torre, provincia de Málaga, se explotan en la actualidad siete canteras de áridos.

La explotación se lleva a cabo de manera irregular, tanto en su aspecto técnico, como administrativo.

2-    Los vecinos hemos venido luchando contra la existencia de dichas explotaciones desde su inicio, sin que las Administraciones Públicas competentes, Ayuntamiento y Junta de Andalucía, hayan atendido en ningún momento nuestras quejas (distintas manifestaciones populares han superado las 4.000 personas).

3-    Hemos recurido a los Tribunales, pues la situación medioambiental y afectaciones a la salud en los últimos años han llegado al límite.

4-    El Juzgado de lo Contencioso Administrativo ha fallado que cuatro de las siete canteras existentes, son clandestinas e ilegales y deben cerrarse sin más trámite; no obstante, los Tribunales son lentos y hasta este momento la explotación continúa.

5-    El Juzgado de Instrucción Nº 8 de Torremolinos, ha imputado por delito medioambiental y otros, al Alcalde de Alhaurín de la Torre, cuatro concejales, arquitecto, perito, y otros, a todos los canteros, y a varios funcionarios de la Junta de Andalucía, servicio de minas, entre otros al jefe de servicio.

6-    Tanto los informes periciales aportados por la Plataforma al procedimiento penal de dicho Juzgado, como la pericial independiente solicitada por el Juez a profesores y catedráticos de la Universidad de Málaga, determinan tanto las irregularidades acaecidas por parte de la Junta de Andalucía, (servicio de Minas y Medio Ambiente), como la afirmación de que las canteras han producido en Alhaurín de la Torre “daños catastróficos e irreversibles”.

Informes de Medio Ambiente (expediente Jarapalos-Sando), han determinado también, la inexistencia de intereses generales en la ampliación de las canteras, la no inclusión de éstas en lo que se consideran usos compatibles con el monte, y la catástrofe final que supondrá para la Sierra de Mijas la ampliación de las canteras de Alhaurín de la Torre (informe De Benito).

7-    Aunque la Junta de Andalucía (Medio Ambiente y Salud), han negado siempre la existencia de estudios sobre la influencia de las canteras en la salud de los ciudadanos y que los análisis de polvo en suspensión realizados en las canteras, siempre estaban dentro de los límites permitidos, puedo afirmarle con rotundidad que esta Plataforma ha tenido acceso a algunos de dichos análisis, y que aporto, en cuyos casos superan hasta un 300% de lo permitido. Igualmente en la prensa escrita de Málaga de año 95, aparecía una noticia en la que se afirmaba que una encuesta realizada por el SAS andaluz determinaba que Alhaurín de la Torre era el pueblo con más enfermedades pulmonares de la provincia (desgraciadamente el referido informe, al parecer, se borró del ordenador donde se encontraba). No en vano, cuando un niño visita algún neumólogo en Málaga, se produce muy a menudo la expresión: “Otro de Alhaurín de la Torre”.

8- La gran mayoría de las canteras de Alhaurín de la Torre, incumplen el RAIM,  pues se encuentran a menos de dos Km. del núcleo de población más cercano

    (También se encontraban en esa situación cuando iniciaron su actividad).

9-    Con el cierre de las canteras de Alhaurín de la Torre, y su traslado a  zonas con menor impacto medioambiental y alejadas de la población, además del  impulso de métodos alternativos; no sólo no supondrá la pérdida de puestos de trabajo, sino que se multiplicarán.

 

Aunque el presente escrito no puede ser exhaustivo en la situación e irregularidades cometidas por cada una de las canteras, sí debe usted conocer, que en base a la documentación de la propia Junta de Andalucía, a la que mi representada ha tenido acceso, se ha formado un expediente de cada cantera, que demuestra la situación irregular e ilegal de todas ellas, en la que presuntamente de manera voluntaria o involuntaria ha colaborado y sigue colaborando la Junta de Andalucía, y que al provenir de esa Administración, basta con analizar los expedientes para confirmar lo que digo.

Me permito ponerle dos ejemplos para que pueda observarse el grado de ilegalidad:

 

a)     Cantera Pinos de Alhaurín

 

-          No tiene permiso de apertura, según informe de la Diputación, según los documentos obrantes en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, y según sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo, que la declara clandestina e ilegal y que debe cerrarse.

-          La Junta de Andalucía le autorizó exclusivamente “permiso para aprovechamiento de tierras sobrantes de la construcción de una explanación en la urbanización Pinos, de Alhaurín de la Torre, en Julio de 1.984”. Dicha explanación, ocupaba una superficie de no más de 5.000 m2, según el proyecto aportado por el interesado que sirvió para el referido permiso. No dispone de otra licencia, según distintas certificaciones emitidas por Minas. A día de hoy, la cantera sigue explotándose, habiendo destruido una superficie de más de 200.000 m2.

Minas ha continuado aprobando los planes de labores a sabiendas de que la explotación no se correspondía en absoluto con lo concebido, por su parte Medio Ambiente le aprobó un plan de restauración en el año 96,doce años después de su apertura (parece ilógico un plan de restauración para una explanada de una urbanización, donde se supone que iría un campo de deportes, pues se hacía en la zona verde de esta urbanización), primero para 58.000 m2 y posteriormente aún mayor.

 

b)     Cantera el Tronconal. (SANDO)

 

-          No tiene permiso de apertura ni para cantera, ni para planta de machaqueo, según la sentencia referida anteriormente y según reconoce el propio Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.

-          La autorización de minas le proviene de una antigua autorización de explotación de ICONA, que se otorgó en el año 1.981 para el plazo de 10 años y que ocupaba una superficie de 6 + 4 = 10 Has (lógicamente nunca debió empezar, ya que nunca tuvo permiso de apertura). No obstante, caducó lógicamente en el año 1.990, y sigue explotándose.

-          Minas le ha venido aprobando los planes de labores (fuera del espacio de la explotación y caducada la cantera), no solamente para las 10 hectáreas referidas, sino para otras 10 más, provenientes de una permuta que realizó con la propia Junta ( y que lógicamente la mera titularidad de un terreno, no autoriza la explotación minera), y además para 7 hectáreas más de suelo público invadido por la referida cantera, que esta Plataforma denunció reiteradamente a la Delegación de Minas y Medio Ambiente y que la Administración Pública que usted preside no reconoció, hasta que el Juzgado de lo Penal intervino.

 

Los anteriores dos ejemplos, son sólo una muestra de la realidad, y ellos se repiten con todas y cada una de las canteras. Ante tales irregularidades y presuntas ilegalidades, la Institución que usted preside en sus delegaciones de Málaga; lejos de actuar para corregir posibles errores administrativos, exigir  y reparar los daños causados en lo posible, y paralizar conforme a derecho las referidas explotaciones; las amparan y protegen reuniéndose con los presuntos  delincuentes y orquestan un plan, llamado Protocolo de las Canteras; en el que se diseña, no solo la permanencia de éstas, sino una ampliación de más de 4.000.000 m2.

La política medioambiental proteccionista que hoy se predica en Europa, y que la Junta de Andalucía asume y propaga con orgullo, sumada a la riqueza natural de la Sierra de Mijas, tanto en su vertiente Alhaurina, como Mijeña, la importancia del turismo en la Costa del Sol, donde el aeropuerto de Málaga se presenta como una de las más importantes puertas de entrada especialmente del turismo internacional, y donde las canteras de Alhaurín son la carta de recibimiento de éstos; no pueden permitirse la existencia de las canteras de Alhaurín de la Torre, que según todo lo antecedente,

-          causan daños catastróficos e irreversibles en el medio ambiente

-          perjudican la salud y son ilegales

 

Afirmamos además que:

-          el futuro no puede estar basado en la destrucción, y que

-          no hay futuro sin respeto al medio ambiente.

 

Consideramos que incluso se vulnera la Constitución cuando por parte de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, no sólo no se exige a los canteros el cumplimiento de las leyes, sino que las propias Instituciones tampoco las cumplen. Los Derechos Constitucionales de todos los ciudadanos, a la salud y a un medio ambiente digno, son ignorados por éstas. Todo ello, sin atreverme a calificar cómo podría considerarse la colaboración con delincuentes hoy presuntos.

El papel que está jugando la Junta en todo este asunto, y por supuesto el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre (PP), perjudica gravemente la imagen ya depreciada, que los políticos tienen frente al resto de los ciudadanos. Y que usted puede colaborar a “restaurar”.

Entendemos además que la actitud de la Junta y del Ayuntamiento, suponen un desafío al poder judicial, ya que mientras que éstos trabajan y fallan sobre la ilegalidad de las canteras, la Junta y el Ayuntamiento planifican buscar el camino de su continuidad.

Por tanto, frente al atentado que se produce en Alhaurín de la Torre contra la salud y el medio ambiente, contra la legislación vigente (empezando por la Constitución), en la que los funcionarios de la propia Junta de Andalucía como mínimo no han hecho, ni hacen nada para evitarlo, le pedimos amparo democrático y confiamos en su respaldo a los intereses generales de los ciudadanos de Alhaurín de la Torre.

Le pedimos además expresamente que no firme la Declaración de Interés Prevalente Minero, frente al Medioambiental de nuestra Sierra, para lo que le adjuntamos unas 4.000 firmas, que lo respaldan.

Así mismo, solicitamos que no se apruebe; por razones medioambientales, de salud y de justicia; el PGOU que próximamente presentará el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, incluyendo la legalización de las canteras existentes y la ampliación de éstas, según el llamado Protocolo (en la actualidad las NNSS de Alhaurín de la Torre, prohíben el uso extractivo en la sierra)

Y que los servicios jurídicos de la Junta, que hoy se esfuerzan en estudiar la permanencia de las canteras, lo hagan en aplicación de la legislación vigente, y en consecuencia, de su cierre.

 

 

Atentamente,

Juan Piña García

(PRESIDENTE)