logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •10 usuarios en línea • Lunes 20 de Enero de 2020
banner

Se celebró la comida anual de columnistas de Alhaurín.com
       Los diecinueve (21-2)

Juan Carlos Sanz de Ayala. 29.12.07 

Sólo por ver a Isolde "Chifer" frente a frente con Paco Acosta y Juan Doblas, mereció la pena ir el jueves pasado dia 27 a la comida en el Restaurante "El Tomillar". Ofrecida por el director de este periódico Federico Ortega y su mujer Conchi, asistimos casi todos los que durante el 2007 colaboramos en él y  algunos de los que poseían el título ganado en anteriores ediciones de "Alhaurino del año". Comida multipensamental y pluricultural, nos lo pasamos pipa, elegimos al "alhaurino del año" de turno en una votación digna de la "Noche de los cuchillos largos" y nos preparamos a encarar el año nuevo con la sombra planeando sobre nosotros de dos colaboradores "castigados" y ausentes...

No le gustó nada al señor Portales, dueño del inmueble y allí presente en el momento de nuestra entrada, la presencia en el restaurante de quienes se habían metido con su gasolinera, ya en construcción a velocidad de vértigo en la Rotonda de Tabico. Y yo en particular. Estuve a punto de presentarme a don Miguel, pero en el último momento me contuve. Quizás no hubiera entendido que yo no tenía nada contra él en particular. Ni mucho menos. A fin y al cabo, me está poniendo una gasolinera al lado de mi casa y no sólo voy a ser cliente suyo habitual, sino que me viene de perillas, incrementando si cabe el valor de mi vivienda al tener tantos sevicios (Centro Comercial incluido) tan cerca de ella. Otro día nos conoceremos, don Miguel y feliz 2008.
     Menudo batiburrillo que tenía montado allí Federico: todo el espectro pensamental, un caleidoscopio political: revuelto de ajetes izquierdosos con gambas derechonas, polvitos de canteras debidamente psicoanalizados, "torrijas" alhaurinas aderezadas con productos naturales y ecológicos, un antitaurino en un ruedo de mihuras, un picapleitos incordiante, una abadesa monacal y algunos ejemplares de rompehuevos, tocapelotas y moscas cojoneras varias... con el "Google-allahurino"  de arroyos y otras hierbas, Francisco Pérez Ríos. Ni amonal ni titadine: los chinos hubieran gozado con esta mezcla explosiva, a cuyo lado su pólvora es una mariconadilla tonadillera.
     El que ésto escribe tenía a su derecha, por orden de asentamiento, a Paco Acosta y Juan Doblas. Y a su izquierda a Isolde "Chifer" y Manolo Porcel. Las reglas de educación y urbanidad lograron que la sangre no llegara al río, pero allí se mascaba la tragedia. Todos estaban al loro de quién hincaría los dientes primero, para que, como manada de tiburones, todos acudieran al olor de la sangre en una orgía de carnaza y escabechina. Pero no. Doña "Chifer", educada ella, ofreció cerveza a don Doblas y don Acosta. Don Doblas se mordió el bigote y don Acosta hizo un ejercicio mental, en verso claro, buscando el Karma, mientras Manolo Porcel se extasiaba también en su Karma...sutra particular, que esa tarde estuvo especialmente sensible a las feromonas.
    Por el otro extremo, los cuatro jinetes del "Apocalipsis Red": Adriana, todavía con su complejín de "muñeca hinchable", Lina Arlandis, con sus polvitos acatarrados, don Galán y su bolilla de billar abigotada, y doña Avila, su amamantísima esposa. Pepe Cano y sus "torrijas", Carlos Carmona muy comedido, Víctor Frías que no le va quedando un pelo de tonto, Helena Trujillo queríéndole hacer una sesión psicoanalítica a la ternera asada del menú, don Fuertes hecho todo un mancebo y Conchi, la mujer de Federico, anfitriona como la que más.
     La comida... comida. Venían unos señores con pinchos metálicos en los que habían ensartado carnes de todo tipo las cuales, debidamente condimentadas y asadas a fuego lento, hicieron las delicias de nuestros paladares. Todo exquisito y servido con mucho esmero y gusto.  Algunos esperaron con fervor el pincho donde llegaría, ensartado y asadito convenientemente, el desaparecido por obligación Luis Bravo. Por caerse se ha caido hasta de la lista de colaboradores. Pero Luis no apareció. Ni entre los pinchos de cerdo, ni entre las salchichorras, ni entre la carne de primera. Rebusqué en medio de las bolas de helado. Pero tampoco. Ni Luis ni la otra Mercedes habían venido. Ojalá, por mi parte al menos, que vuelvan con nosotros. Todos los estilos son necesarios. En la variedad está el gusto. Y sobre todo, porque sin él... me aburro. Mucho. Que lime lo que tenga que limar, si quiere, claro, pero que vuelva. Hay que sumar, no restar.
     Y llegó el momento de la votación para elegir al "Alhaurino del año". Había habido una votación inicial a través de emails enviados por los lectores de Alhaurín.com, quienes habían elegido los que ellos condideraban sus "alhaurinos del año". La lista final, por números de votos fué la siguiente: mayor número de votos, Juan carlos Sanz de Ayala (muchas gracias, de todo corazón), seguido de Francisco Pérez Ríos, Mercedes Avila. Lina Arlandis y Luis Bravo. Y otro muchos con menor puntuación.
    Pero la votación final se hizo con los allí presentes. Tras los navajazos, puñaladas traperas, auto-votaciones y otras lindezas (¿parece que estoy cabreado?. Pues va a ser que no), Francisco Pérez Ríos salió elegido "Alhaurino del Año", pienso que con todo merecimento por ser el hombre que mejor conoce nuestro pueblo. Don Francisco agradeció con sencillez su nombramiento y allí se acabó toda la parafernalia.
     Parece ser que el premio al mejor columnista ha recaído sobre don Mancebo, y el premio a la mejor fotografía sobre un tal Juan Carlos (el menda que esto escribe) y una composición suya de ojitos poderosos.
    Podría contaros más cosas. Pero me canso. Así que esperaremos al año que viene para la próxima comida de "hermandad". Será curioso comparar los asistentes, según los avatares de los doce meses que tenemos por delante.
    El que esto escribe, por su parte, desearles a los lectores un buen año 2008 y que pueda, si la salud me lo permite y las circunstancias no cambian, escribir la crónica de la próxima comida. Quizás en ella salude a Miguel Portales y los "ausentes" puedan gritar aquello de "¡Presentes!". Las heridas sangran... pero se cicatrizan.

  Juan Carlos Sanz de Ayala

Esta noticia ha recibido 6343 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998