Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •14 usuarios en línea • Lunes 6 de Julio de 2020
El Dolor Como Maestro
Natividad Castejon Valero. 29.05.20 
Lo que voy a decir ahora, es un topicazo:
En esta vida hay dos maneras de aprender las cosas: "por las buenas", y "por las malas". ¿Qué ocurre en la mayoría de los casos? Pues que por las buenas no aprendemos las lecciones. Así que al final, la vida tiene que ponernos delante ejemplos más claros y contundentes.
¿Y cómo sería "por las malas"? (Os preguntaréis) Pues a través del dolor.
Todo lo que nos duele, nos espabila. Si no, la inmensa mayoría de las veces no haríamos ni caso.
Pero la cuestión del asunto (no la perdamos de vista), es cuál es la lección que hay detrás de cada acontecimiento, ya sea doloroso o no.
Si algo nos ha hecho daño en el pasado, es normal generar un miedo especial, o incluso una fobia, hacia un suceso similar en el futuro. Para qué nos vamos a engañar... a nadie le gusta sufrir...
Pero ¡ojo! Es muy importante tener claro siempre y muy presente, que los hechos nos afectarán el la medida en que nosotros lo permitamos.
Esto, que de entrada podría parecer una burrada, no lo es en absoluto. Es totalmente cierto: está en nuestra mano tomarnos las cosas de una manera u otra.
Pondré un ejemplo, mejor...
El típico ejecutivo que está todo el día al borde del ataque al corazón. Reuniones, acuerdos, negociaciones, objetivos, proyectos, presentaciones... llega a casa, y tampoco desconecta... móvil en mano incluso cenando con la familia.

Un NO es un fracaso, y por lo tanto, no es tolerable. Cada "no" es un puñetazo en el estómago... hasta que le da el primer ataque al corazón, o la primera angina de pecho.

Al día siguiente el médico le pone las cartas bocarriba y le explica muy clarito que de seguir con ese ritmo, tiene los días contados.

Y de repente, algo cambia en su interior. Los objetivos ya no son tan prioritarios, el teléfono puede sonar un rato antes de cogerlo, las llamadas de atención del jefe ya no importan tanto... incluso, perder ese trabajo tan estresante ya no es ninguna tragedia. Al contrario... lo vería hasta con buenos ojos...

Y el ritmo cardíaco baja. La frecuencia se estabiliza. La salud lo agradece, y la familia, más.

A esto se le llama aprender "por las malas". Pero nos demuestra que SÍ se puede hacer un cambio de mentalidad. Es más, lo suyo sería poder hacer ese cambio de mentalidad antes incluso de que el médico nos diera las malas noticias, pero parece que la cosa está complicada en estos días.

Esta historia, con sus muchas variantes, es muy común. Parece que mientras no nos cruja algo, queda feo bajar el ritmo.

Vale... hasta aquí se entiende perfectamente que las cosas nos pueden afectar más o menos a voluntad propia, ¿no?
Pues continuamos.

Si un suceso me ha hecho daño en el pasado, no significa necesariamente que me tenga que afectar del mismo modo, si yo no lo permito. Tenerle miedo, por lo tanto, no tiene sentido.

Además, la primera vez que me ocurrió yo tenía una edad y una experiencia, y hoy tengo otras. El mismo suceso, de haberme ocurrido hoy en lugar de ayer, hubiera producido en mí un efecto totalmente diferente. Porque hoy soy una persona diferente.

Entonces, y visto todo lo anterior, la cuestión primordial es: "¿qué lección me está enseñando todo este proceso doloroso?".

Las respuestas suelen ser muy simples:
* Confía más en ti mism@
* Ámate más a ti mism@
* Valórate en tu justa medida
* El esfuerzo extremo no te asegura los mejores resultados
* La decisión siempre es tuya
* A veces, para ganar, hay que aprender a perder
* Toda mejora en tu vida conlleva un cambio. Estáte preparad@ para asumir ese cambio
* La Vida entera es un contínuo cambio
* No te aferres al pasado: si te encariñas con las piedras, en algún momento su peso no te dejará avanzar más

Pero... ¿de verdad hay que llegar a sufrir lo indecible para entender una lección?

Una pregunta más:
¿Permitirías que un/a amig@ sufriera algún tipo de maltrato (físico o psicológico), si está en tu mano poder evitarlo?
Y si no lo permitirías en un/a amig@, ¿por qué lo permites en ti mism@? ¿Cuándo vas a decir "basta"? ¿Acaso te amas a ti mism@ menos de lo que amas a tu amig@?
...Algo está fallando.

Y esto me recuerda una enseñanza que leí en algún lugar, y que decía algo así como que una mujer acudió a visitar a un sabio porque tenía "mal de amores". Le preguntó:
- Maestro, ¿qué puedo hacer para que me ame?
Y el Maestro le contestó:
- Ámate a ti misma...
- ¿Y así conseguiré que me ame? -volvió a preguntar extrañada.
- No. Pero cuando te ames a ti misma, ya no permitirás que alguien que no te ama domine tu vida.

Ese "alguien" de la historia podría ser cualquier cosa que te esté afectando en estos momentos.
Piénsalo.

Gracias y saludos,
Natividad Castejón
Esta noticia ha recibido 903 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998