Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •3 usuarios en línea • Martes 4 de Agosto de 2020
Ante una crisis de Gobierno, toca remodelarlo
Roman Serra. 22.05.20 
No hay necesidad, compañero Pedro en estos difíciles momentos que nuestro país está sufriendo, dejar sin legislación laboral a un mercado de trabajo huérfano de políticas activas de empleo. No es momento de echarse en manos de terceros partidos ni de provocar una escisión en un gobierno  cuya única misión en estos momentos debe ser hacer frente a la emergencia sanitaria, social y económica que vive el país. Siempre he dicho que cuando lo que está en peligro es la estructura de la casa, su habitabilidad y la convivencia dentro de ella, no es momento de discutir por el color de las paredes ni el sitio que deben ocupar los muebles, sino de preservar los cimientos de la vivienda que es en este caso nuestro país. Sin pilares no hay casa.
No debemos de olvidar que, a pesar de la precariedad laboral contra la que debemos de luchar desde el diálogo, son los empresarios quienes crean el empleo en nuestro país;  empleo que no solo sirve para frenar un estallido social sino para enriquecer las arcas públicas garantes de una sanidad y un Estado del Bienestar que vive sus peores horas, a pesar de que sigue siendo nuestro mayor tesoro en estos momentos delicados.
No toca ahora, compañero Pedro, hacer tambalear a un tejido empresarial que es fundamental para que la rueda no pare del todo. Puede ser momento de negociar algunos aspectos lesivos de la Reforma Laboral con sindicatos y empresarios pero siempre desde la lógica y con medidas que contribuyan a facilitar la creación de puestos de trabajo, medidas alternativas y no contrapuestas.
Necesitamos industria, y muchos vigilantes de playa por decirlo de alguna manera resumida, pero no necesitamos en este contexto una batalla ideológica dentro del mismo gobierno. Es absurdo e innecesario. Eso ahora no toca.

Sabemos que la oposición no es la mejor, que no ofrece apenas alternativa y que busca polarizar aún más a la ciudadanía utilizando nuestra bandera, una bandera de todos y que no solo representa lo mejor de este país sino también lo peor de este que es la también la actual clase política. Sabemos que hay partidos como el PP que llevan tiempo con el centro perdido y que Abascal lidera este nuevo frente Nacional desde VOX, pero nosotros no somos santos, ni estamos haciéndolo todo bien. Seamos sensatos, contraataquemos, pero con argumentos de peso y con las cartas hacia arriba.

Por esta razón, pienso que llegado este momento, sería posiblemente una buena ocasión para reducir a la mitad las carteras ministeriales, que nunca tendrían que haber sido tantas. A partir de ahí, siendo el PSOE como el partido más votado quien gobernase pero con un ejecutivo bajo mínimos formado por el Presidente, la vicepresidencia económica dirigida por Nadia Calviño, un ministerio de sanidad, el de Defensa liderado por Margarita Robles, Interior y Justicia, educación y Empleo. Todos los demás sobran en estos momentos. Vienen meses duros con gran incertidumbre por delante, un posible cambio de sistema laboral y todo esto a la espera de una vacuna que deseamos llegue lo antes posible con toda la seguridad que pueda hacerla viable en un futuro próximo. Se presentan grandes retos ante los cuales no solo debe estar el Partido Socialista, sino que es imprescindible y necesario que estemos ahí.
La Socialdemocracia es primordial para un Mundo más justo, pero inevitablemente, no seremos nada sin un modelo capitalista controlado, sin salvajismo económico extremo y aceptando los cánones legales para que las empresas no caigan. Toca exigir a Europa pero también aprender de los Países Escandinavos.
Hagamos eso, compañeros, reduzcamos los ministerios y exijamos después que todas las Comunidades Autónomas lleven a cabo la misma tarea de responsabilidad y ajuste en sus respectivos gobiernos autonómicos.

Ante una división que no toca, la remodelación del Gobierno es una necesidad y para muchos como yo, un alivio y una emergencia para mejorar la convivencia.
Yo no quiero dos Españas. Quiero una, con sus diferencias territoriales, con su propia idiosincrasia, plural pero trazada desde el centro y la moderación mirando hacia la misma dirección.  Por eso soy socialista, porque ningún partido mejor que este representa mejor esta posición ni se acerca mas a mi forma de entender España, pero no giremos el volante sin mirar ni demos giros bruscos que al final acaban haciéndonos caer por el precipicio.

Atte
Román Serra
Esta noticia ha recibido 727 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998