logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •13 usuarios en línea • Sábado 28 de Marzo de 2020
banner

La energía de los órganos y las entrañas

Dr. Francisco Gámez. 07.10.07 

El término “energética orgánica” es uno de los más empleados en la acupuntura. Designa a la vez la energía segregada por el órgano al interior del cuerpo y las manifestaciones de esta energía en el exterior. Dicho de otra manera, la energética orgánica es un término que concierne a los caracteres fisiológicos o patológicos que se manifiestan en el interior o en el exterior del cuerpo, y a partir de los cuales se sacan conclusiones generales aplicables a todas las energías de naturaleza diferente. “Los órganos se encuentran en el interior, sus formas aparecen en el exterior; por eso se llama la energética orgánica”. Esta definición ilustra claramente lo que el oriental entiende por “energética orgánica”; designando con este término no el órgano, sino la energía que emana de él.

Los cinco órganos son: el CORAZÓN, el HÍGADO, el BAZO, los PULMONES y los RIÑONES. Las seis entrañas son: VESÍCULA BILIAR, ESTÓMAGO, INTESTINO GRUESO, INTESTINO DELGADO, VEJIGA y TRIPLE RECALENTADOR. Las entrañas curiosas son: el sistema nervioso (cerebro y médula), el sistema óseo, el sistema circulatorio y el sistema genital (útero, ovarios, próstata, testículos).

Fuera de los cinco órganos se encuentra la envoltura del corazón o maestro corazón. Se trata del PERICARDIO, que es la parte de defensa exterior del corazón. Por esa razón los clasificamos entre los órganos.

En cuanto a la energía nutricional, la energía defensiva, la sangre, la energía pura, la energía mental, el líquido orgánico, no son energías que emanan de los órganos (energía orgánica propiamente dicha). Sin embargo, pertenecen a la fisiología.


DISTINCIÓN DE LOS ÓRGANOS Y DE LA ENTRAÑAS

La distinción entre órganos y entrañas es muy clara; las energías orgánicas que tienen por función “hacer salir y llevar”, “transportar y sustraer”, “propagar y transformar”, emanan de las entrañas; las que tienen por función “guardar la energía pura” emanan de los órganos.
Esta distinción no indica de ninguna manera la independencia de los órganos y de las entrañas desde el punto de vista fisiológico. Por el contrario, existe entre ellos un sistema de relaciones extremadamente complejo:

- relaciones de los órganos entre sí
- relaciones de las entrañas entre sí
- relaciones de los órganos y las entrañas
- relaciones de los órganos y entrañas con los cuatro miembros, con las “siete facultades”, con los “cinco sentimientos”

- relaciones de los órganos y de las entrañas con las cuatro estaciones y las “seis energías cósmicas”


RELACIONES DE LOS ÓRGANOS ENTRE SÍ

Las relaciones entre los órganos son esencialmente relaciones de “producción” o de “destrucción”.
 “El hígado engendra los tendones y los nervios; los tendones y los nervios engendran el corazón; el corazón engendra la sangre; la sangre engendra el bazo; el bazo engendra el tejido celular subcutáneo, y los músculos engendran los pulmones; los pulmones engendran la piel y el pelo; la piel y el pelo engendran los riñones, los riñones engendran el hueso y la médula; el hueso y la médula engendran el hígado.”
Esto significa que los órganos tienen entre sí relaciones de mantenimiento.
“Los riñones dominan el corazón; el corazón domina los pulmones; los pulmones dominan el hígado; el hígado domina el bazo; el bazo domina los riñones.”
Aquí, el término “dominar” está tomado en el sentido de “oprimir”. Los órganos tienen relaciones de opresión entre ellos. Estas relaciones de mantenimiento y de opresión permiten a los órganos mantener su equilibrio y su armonía.


RELACIONES DE LAS ENTRAÑAS ENTRE SÍ

Las relaciones que las entrañas entre sí son relaciones con carácter de “propagación” o de “transformación”.
“El bazo, el estómago, el intestino grueso, el intestino delgado, el triple recalentador, la vejiga, son los “fondos” del tesoro, lugar donde se produce la energía nutricional; son llamados “recipientes” y son capaces de transformar los residuos alimenticios y de hacer circular los “cinco sabores” del interior hacia el exterior y viceversa.”
Como las seis entrañas son “recipientes” que contienen los alimentos y las bebidas, la energía pura proviene de ellas para propagarse por todo el cuerpo, de la misma manera, los residuos alimenticios se transforman allí antes de ser eliminados. Las entrañas son, pues, distintas que los órganos, pues constituyen un sistema  “…entrada y de salida… que está ya vacío, ya pleno… que hace salir y que aporta… que propaga y que transforma…”  En una palabra, las entrañas constituyen la base de abastecimiento de energía nutricional para todo el cuerpo.


RELACIONES ENTRE ÓRGANOS Y ENTRAÑAS

Las relaciones entre los órganos y las entrañas son relaciones con carácter Yin-Yang (interior-exterior).
“El  meridiano de la vesícula biliar tiene relaciones interiores y exteriores con el hígado; el meridiano del estómago tiene relaciones interiores y exteriores con el bazo. Están allí los Yin y los Yang del pie. El meridiano del intestino delgado tiene relaciones interiores y exteriores con el corazón; el meridiano triple recalentador tiene relaciones interiores y exteriores con el maestro corazón; el meridiano del intestino grueso tiene relaciones interiores y exteriores con los pulmones. Están allí los Yin y los Yang de la mano.”
Las relaciones “interior-exterior” de los órganos y de las entrañas se basan en el carácter Yin-Yang de los doce meridianos principales para explicar las relaciones fisiológicas y patológicas.


RELACIONES DE LOS ÓRGANOS Y ENTRAÑAS CON LOS MIEMBROS

Cuando los pulmones y el corazón son atacados por la energía perversa, su energía se detiene en las axilas; cuando el bazo es atacado, su energía se detiene en las caderas; cuando los riñones son atacados, su energía se detiene en el hueco poplíteo. Estos ocho lugares son los de reunión, la energía pasa por ellos, la sangre y los vasos los atraviesan.

Los órganos y las entrañas están ligados a los miembros por los meridianos principales y secundarios.
Los miembros tienen relaciones particulares con el estómago, por intermedio del bazo.
Esto quiere decir que los miembros son “alimentados y mantenidos” por el bazo y el estómago.


RELACIONES DE LOS CINCO ÓRGANOS CON LOS CINCO ESTRATOS DEL CUERPO Y LAS “SIETE FACULTADES”

Según los antiguos, todas las actividades vitales internas (digestión, circulación…) o externas (oído, vista…) dependen de las actividades orgánicas.
“El corazón concuerda con los pulsos, la energía nutricional impregna la tez, el hígado concuerda con los tendones, la energía nutricional impregna las uñas; el bazo concuerda con el tejido celular subcutáneo y con los músculos, la energía nutricional impregna los labios, los pulmones concuerdan con la carne, la energía nutricional impregnan los pelos; los riñones concuerdan con los huesos, la energía nutricional impregna los cabellos.”
 “La facultad del hígado se encuentra en los ojos; la facultad del corazón en la lengua; la facultad del bazo en los labios; la facultad de los pulmones en la nariz; la facultad de los riñones en las orejas.”
Estas relaciones se hacen a través de meridianos secundarios.


RELACIONES DE LOS ÓRGANOS CON LOS “CINCO SENTIMIENTOS”

El término “cinco sentimientos” designa un conjunto de transformaciones que se manifiestan pos la alegría, la cólera, la preocupación, la tristeza o el miedo.
Cuando el hombre se encuentra en presencia de fenómenos exteriores, estos se manifiestan en él por un cambio de carácter o de sentimiento. Estos cambios no pueden separarse de las manifestaciones de los cinco órganos.
“El hombre tiene cinco órganos que desprenden cinco energías que a su vez, engendran la ALEGRÍA,  la CÓLERA, la REFLEXIÓN, la TRISTEZA y el MIEDO.”
En patología, el cambio excesivo de sentimiento daña a los órganos: la cólera daña al hígado; la alegría al corazón; las preocupaciones, al bazo, la tristeza, a los pulmones; el miedo, a los riñones.
RELACIONES DE LOS ÓRGANOS CON LOS CINCO COLORES DE LA TEZ

Los cinco colores de tez designan la tez verde, la tez roja, la tez blanca, la tez negra, la tez amarilla. En estado normal, la pureza de la energía de los cinco órganos se refleja a nivel de las cejas, ojos, cara y nariz por una armonía de colores, un aspecto de fuerza y de inteligencia.
En patología, el color de la cara varia en función de las enfermedades orgánicas: las enfermedades del corazón se manifiestan a menudo por una tez roja; las del hígado, por un color de tez verde; las del bazo por un color de tez amarilla; las de los pulmones por un color blanco, las de los riñones por un color negro.
Estas manifestaciones son, pues, fenómenos patológicos particulares, que pertenecen a casa órgano.
Por el contrario, si se trata de enfermedades evolutivas, los colores varían siguiendo la ley de los cinco elementos. Así, las enfermedades del hígado se manifiestan por un color blanco (metal-pulmón triunfa sobre la madera-hígado); las enfermedades del corazón, por un color negro (el agua-riñón triunfa sobre el fuego-corazón…)
Lo que más resalta de esto es que se ponen de relieve fenómenos de “destrucción”, lo que nunca es un buen pronóstico.

Órganos

HÍGADO

CORAZÓN

BAZO

PULMÓN

RIÑONES

Vísceras

V. BILIAR

I. DELGADO

ESTÓMAGO
I. GRUESO

VEJIGA

Orificios

Ojos

Oídos

Boca

Nariz

Orificios

Genitales, Ano

Tejidos

Tendinoso

Uña Músculos

Arterias y venas

Tez

Carne

Piel, Pelo

Vello

Hueso,

Medula

Sentidos

Vista

Palabra

Gusto

Olfato

Audición

Sabor

Ácido

Amargo

Dulce

Picante

Salado

 

Sentimiento

Cólera

Alegría

Meditación,

Obsesión

Ansiedad

Tristeza

Miedo

Clima

Ventoso

Cálido

Húmedo

Seco

Frío

Color

Verde

Rojo

Amarillo

Blanco

Negro

RELACIONES DE LOS ÓRGANOS Y ENTRAÑAS CON LOS CINCO SABORES

Los cinco sabores son: agrio, amargo, dulce, picante, salado. Cada órgano tiene un sabor particular y, recíprocamente, casa sabor corresponde a un órgano que le es propio.
“Los cinco sabores llegan al lugar donde se adaptan: el sabor agrio de los alimentos llega primero al hígado; el sabor amargo, al corazón; el sabor picante, a los pulmones; el sabor salado a los riñones.”
“El sabor agrio perjudica a los tendones y a los nervios; el sabor amargo perjudica a la energía; el sabor picante perjudica a la piel y al pelo; el sabor salado perjudica a la sangre.”


RELACIONES DE LOS ÓRGANOS Y ENTRAÑAS CON LOS CLIMAS DE LAS CUATRO ESTACIONES

El organismo humano tiende, de manera discontinua, a mantener el equilibrio de los órganos, entrañas, facultades…, en una palabra, a mantener su equilibrio interno. Pero tiende también a adaptarse a las variaciones de los fenómenos externos. Entre los órganos y las estaciones existen relaciones.
“El corazón comunica con la energía del verano; los pulmones con la energía del otoño; los riñones con la energía del invierno; el hígado con la energía de la primavera; el bazo con la energía del fin de verano.”
Puesto que el hombre vive en un medio natural, debe, en todo momento, adaptarse al clima de las cuatro estaciones para sobrevivir. Si no se adapta o si su energía vital es demasiado débil, las seis energías perversas cósmicas (viento, frío, calor, humedad, sequedad, fuego) pueden influir sobre el organismo para provocar enfermedades.


La energía nutricional, la energía defensiva, la energía pura, la energía mental y el líquido orgánico, los meridianos principales y secundarios, constituyen el material necesario para el funcionamiento del organismo. La producción, la distribución y la circulación de este material en el organismo dependen de la actividad de los cinco órganos y de las seis entrañas, de los meridianos principales y de los meridianos secundarios.
Los meridianos están ligados a los órganos y a las entrañas en el interior, a las extremidades de los miembros en el exterior. Son las vías de la circulación energética, cuyo papel es el de armonizar las diferentes partes del cuerpo.

Esta noticia ha recibido 17037 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998