logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Lunes 19 de Agosto de 2019
banner

Historia de agosto (o de llegó agosto)
-Para qué escribirlo si no se ha vivido-

Cuentos y relatos globales. 04.08.19 
Relatos de “el Mono de Atala”
…Y si un día de agosto mujer me abrazas, por favor no me sueltes…
Escribe; Walter E. Pimienta Jiménez.- Agosto tiene alma de colorida y vistosa cometa de papel y, por ello, alma de niño y de abuelo niño que, por las tardes, invita a su nieto a jugar con el viento…
“Llegó agosto”- decía mi abuelo y lo reafirmaba con un: “se mete por las puertas y ventanas”…Y yo lo volvía mío con mi volador de palo en la mano, corriendo para hacerlo girar cual las hélices de un avión en carrera por la arenosa Calle del Repaso, sintiendo que agosto se metía también por las mangas de mi camisa diciéndome: ¡Vuela! ¡Vuela! ¡Todo niño debe hacerlo! ¡Atrévete! ¡Vuela!
La ropa que mi mamá lavaba en agosto, puesta en el tendedero casero, la secaba agosto con su brisa haciendo bailar como a un payaso, los pantalones de mi papá y las faldas de ella y de mis hermanas y mis franelas sacudiéndoles su espíritu de tela…
Tuve de niño mis manos llenas de agosto envuelto en la brisa ligera y delgada que me despeinaba…y lo vi bailar dando vueltas en los papeles del parque del pueblo y en las hojas de los almendros; las elevaba y las bajaba, las bajaba y las elevaba y con el polvo hacia remolinos en los que decía la gente danzaba el diablo con los gnomos…

Agosto, el de antes, volaba por todas partes y no tenía alma de suelo, tenía alma de viento, de brisa y voz de cuento en las voces de los niños soñando con volar… ¡Vuela! ¡Vuela! ¡Todo niño debe hacerlo! ¡Atrévete! ¡Vuela!

Así era agosto sonriendo en los rostros infantiles estrenando cometas que le quitaban la melancolía al cielo… ¡Qué mes alegre era agosto! Se metía revoltoso y bailarín por debajo de las faldas de las niñas y… Y también volaba del escritorio del alcalde las hojas de sus ordenanzas y sus disposiciones de bando y él, él detrás de ellas, dando brincos y sin hilo volaba cometas intempestivas que se alejaban llenas de letras repartiendo risas…

Dios hizo el mes de agosto para todo cuanto tuviese alas; por eso creó a los ángeles, por eso a los pájaros galopantes regalándoles el brillo de sus plumas al viento y a los niños y abuelos obsequió el sosiego de los parques para contar historias de niños y de viejos niños que agosto oía llevándose sus secretos…Eran historias sencillas y elementales que comenzaban con un…”había una vez” y que si de pronto no terminaban en el sueño o en el olvido de los ancianos, era porque agosto se las llevaba para contarlas en forma de cometas o en el avioncito de papel que inesperadamente, impulsado por una mano oculta, alguien echo a volar en el salón de clases de la escuela y que, justo, fue a dar en la nariz del profesor en medio del silencio más silencio de todos los silencios y los ojos de todos los ojos diciendo: “Yo no fui. Yo tampoco. Fue agosto”…

Agosto era generoso en regalos y con su viento me tumba las guayabas maduras y los últimos mangos de cosecha y, antes de irse se quedaba en algún dibujo de libreta escolar donde perdía sus alas hasta el otro año durmiendo su sueño de papel…
A agosto le gustaba jugar con las mariposas y, entre las flores, en los jardines de las casas, las hacía bailar por 31 días, y en el último, ellas junto con él, con leves aleteos agonizantes partían juntos muriendo con pretensiones de colibrí…

Agosto era conversador de esquinas, llegaba temprano, silbando y oloroso a tinto caliente recién colado y casi enseguida se iba con su voz de viento vendiendo…!Bocachico frescooooo! ¡Bolloooo de mazorcaaaaaa!

En el mar, agosto jugaba con las alas de las gaviotas en la promesa de un pescado para el hambre, y con las olas volviéndolas montañas de agua donde cantaban las sirenas…y, de nuevo, agosto en los parques, su sitio de costumbre, avivaba la memoria de los abuelos diciendo: “Fue en un agosto cuando, sin alas ni plumas, brioso y joven, alguna vez me sentí enamorado pájaro de una pájara temprana pero de alto vuelo”.
Agosto, el de antes, peinaba pajonales en las praderas y hacía cosquillas a los árboles del monte en el susurro de sus hojas meciendo en los colgados nidos los pichones que, cayéndose de estos, asustados, gracias a agosto, aprendían su primer vuelo…

En agosto, el cielo de agosto, lleno de hexágonos azules y rojos; verdes y amarillos; rojos y verdes; verdes y azules que zumbaban, apartando nubes en el cielo, de frágiles cometas se vestía agarrado de un hilo en la mano de un niño y en la del abuelo oreando añoranzas…

Agosto…!Qué generoso era mi agosto el de ayer! Me regaló sus aires y el olor de la guayaba madura; me regaló en el cielo el vuelo desequilibrante de los goleros; la hoja seca del almendro echa cometa en la calle; el avión de papel sin rumbo en el salón de clases de mi escuela; el parque crepuscular de los abuelos y la ropa seca del tendido…Agosto, de vuelta a la tierra…Agosto el de hoy, agosto el de ayer en la brisa de esta historia… Agosto de hoy, agosto de ayer…
Esta noticia ha recibido 1098 visitas y ha sido enviada 19 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998