logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •10 usuarios en línea • Jueves 17 de Octubre de 2019
banner
Testimonio de un dolor…
Cuentos y relatos globales. 21.07.19 
…Siempre hay por quien vivir y a quien amar...
Siempre hay por qué vivir por qué luchar…

Algunos días no habrá ninguna canción en tu corazón. Canta de todas formas.
Escribe: Walter E. Pimienta Jiménez.-.
La veo tendida en su cama que tiene la confidencia de su mal. Está demolida por dentro y por fuera, en igual relación…y es mucho lo que aguanta, lo que sufre y sobrelleva… qué brava y valiente que es...
Tiene un gorro puesto sobre su pelada cabeza donde la quimioterapia devastó su negro y largo cabello sin detenerse…
Está cubierta de pie a cabeza. Es evidente, siente frío. Quienes la conocen no la reconocerían ahora y yo, para que sonría que vanidoso y presumido que le digo: Luces bien. Te pareces a Geraldine Chaplin en una película de invierno y con nieve que alguna vez vi…
Rezo, lo hago solo, para que no se dé cuenta. Lo hago por ella, mastico en silencio mi oración y no sé si Dios me escucha…Creo que sí porque aún la mantiene con vida. A mí se me hace un nudo en la garganta…Se me sale una lágrima… y otra y aparto la cara…
Está pálida y ojerosa. Nunca estuvo así en sus tiempos felices y de vida llena de vida y pegada a su máquina de coser hacía costuras para ganarse la misma vida que ahora se le quiere ir…
Ella ahora no es más que un cuerpo escuálido al que de noche doy un beso en la frente y entonces admito un milagro…
Tiene cáncer pero tiene también en los ojos el ligero parpadeo de los que quieren vivir y todavía al amanecer me recita un buenos días aferrada a su miedo y a su angustia…
Es un cáncer que le enviste, que le ataca sin descanso y que, como enemigo agresivo, se le para adentro del estómago doblegándola tal que un dolor más dolor que el dolor de parto…
-Es indolente y nada amoroso- me dice y agrega: y malvado a la vez, no tiene ni nombre ni madre.
… Y me mira con una profunda melancolía; como si se fijara en que a mí también me duele su dolor porque ambos tenemos nuestros destinos pintados en la cara…
Si me dijeran que dándole una gota de agua se sana, se la daría. Le tomo la mano y me dice:
-Espanto, ¿verdad?
Y me hago el distraído y le respondo:
-Yo soy el que espanta. Ya me contrataron sin máscara para la próxima Noche de Halloween… ¿no te asustas?
…Y me lleno de recuerdos que no pasan…Que no se mueven. Iguales todo el tiempo como agua de pantano…o como hojas inmóviles que no arrastra el viento, que no flotan al garete y sin destino…
Vivo su vida y su muerte todos los días; es del mismo modo mi propia vida y mi propia muerte contenida en las fotografías de otro tiempo donde uno sonríe y dice whisky para salir bonito para ostentar tener menos años que ahora y ahora no quiere decirle a nadie cuántos años se tiene…
-En veintiún días es mi próxima quimio- me dice y, haciéndome el loco le digo:
-¿Tú no sabes por qué mataron a Betty si era tan buena muchacha?- Y agrego: nadie fue capaz de impedirlo…Y le confirmo: Sí, en veintiún días…Y me falta coraje… como la vez que leí el dictamen del médico diciendo lo que ella tenía e inseguro me miró con los ojos de otra época y con acento triste dijo:
-No es nada.
Y lo confieso, sentí miedo. No se lo merecía, pero quién soy yo para considerar qué cosas o no se merecen los demás…Cerré mis ojos. Me costaba mucho aceptar aquello…De esto hace ya un año, un año que Dios le ha dado en concesión para que yo la piropee su nuevo corte de cabello con cabello ninguno en su cabeza…
La vejez no duele pero se siente. Se acuesta con uno y se duerme con uno pero la creo menos implacable que su cáncer asomado a su cuerpo flaco con su turbante de “faraona” egipcia sin imperio…Y aún así, se mira al espejo, le interesa cuidarse cuando va para la quimio, quiere que la gente se imagine otra cosa a pesar de que el atavío del penoso cáncer es visible y es pálido y hecho de huesos…y se lleva puesto invariablemente en consenso con las sandalias que pegan con su vestido… y ese día la miro con ojos de generosidad…
¿Llegará la hora infame? No sé, nadie lo sabe…Sólo Dios. Disimulo una lágrima. No quiero que se percate y, siendo así, le digo:
-¡Fuerza! ¡Fuerza, Dios está contigo!
Yo no hubiese querido escribir esto. Me animó hacerlo la canción de Julio Iglesias diciendo en mi celular…
Unos que nacen otros morirán
Unos que ríen otros lloraran
Aguas sin cauces ríos sin mar
Penas y glorias guerras y paz
Siempre hay por quien vivir y a quien amar
Siempre hay por qué vivir por que luchar
Al final las obras quedan las gentes se van
Otros que vienen las continuaran la vida sigue igual
Pocos amigos que son de verdad
Cuanto te halagan si triunfando estas
Y si fracasas bien comprenderás
Los buenos quedan los demás se van
Siempre hay por quien vivir por quien amar
Siempre hay por qué vivir por que luchar
Al final las obras quedan las gentes se van
Otras que vienen las continuaran
La vida sigue igual

Nota: si quiere escuchar la canción, pulse este enlace: https://youtu.be/Tutp5Je_KgY
Esta noticia ha recibido 1642 visitas y ha sido enviada 60 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998