logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Jueves 12 de Diciembre de 2019
banner
Genio y figura hasta la sepultura
Natividad Castejon Valero. 01.07.19 
Pero... ¿cómo sabe uno que ha llegado el momento de cambiar? O mejor dicho... ¿cuál es el mejor momento para cambiar?
La respuesta es simple: SIEMPRE.
Siempre que sea necesario, conveniente, prudente, obligatorio, inteligente... etc.
A ver... si ante una determinada situación tú actúas de una determinada manera, y ya ves que no funciona... cámbiala. No te quedes en el "es que yo soy así".
Si ya has comprobado que al actuar de cierto modo, la respuesta de la gente no te agrada, a lo mejor es que eso que estás haciendo no se percibe como correcto. Cámbialo.
Si todas tus parejas te acaban diciendo que una actitud propiamente tuya no les gusta, a lo mejor es que ha llegado el momento de cambiarla... ¿no te parece?
Ya sabemos que el hombre es un animal de costumbres, y que una vez que aprende a hacer una cosa, le cuesta cambiar. Pero te daré otro dato: todos esos límites y manías están sólo en tu cabeza.
A tus pies les da lo mismo tomar un camino u otro. A tu coche le da lo mismo esperarte en un hueco u otro. Al supermercado le da lo mismo que te gastes el dinero en comida basura o en frutas y verduras, mientras te gastes el dinero.

Entonces... ¿por qué no darte la libertad de hacer algo diferente?

Si eres de l@s que piensan que no vas a un sitio concreto (tipo campo de fútbol, biblioteca, concierto, el pueblo de la abuela, una boda, el mercadillo de los domingos, etc.) "porque no, y punto", a lo mejor descubres que también es divertido, porque todo depende de con quién vayas.

Si eres de l@s que están hart@s de escuchar a tu familia decirte que dejes el ordenador y salgas un poco a que te dé el aire; o que te dediques un ratito a ordenar y ventilar tu cuarto; a lo mejor es porque te estás perdiendo un mundo lleno de bellezas y aventuras, por quedarte dentro de tu madriguera buscando aventuras virtuales...

Quizás ha llegado el momento que cogerte una mochila, un par de mudas, un bañador, un cepillo de dientes, una toalla, un protector solar, una gorra y una botella de agua, y darle una vuelta a las ciudades de tu alrededor para descubrir tus lugares favoritos. Los tuyos.

Si un día descubres que tu vida se ha vuelto gris y monótona porque siempre ocurre lo mismo, cambia de ruta, cambia el lugar donde desayunas, cambia la gasolinera donde sueles repostar, cambia la panadería donde compras el pan nuestro de cada día... pero cambia algo. No importa la edad que tengas. Cambia algo.

Y observa lo que ocurre.

Si de repente un día ves un cartel donde se anuncia un evento al que te apetece ir, no dependas de que alguien te acompañe. Ve y observa lo que ocurre.

Sé por experiencia que cuando me dejo llevar por el destino, acabo viviendo las aventuras más fantásticas. Y cuando me empeño en planearlo todo, me sale un churro (con el debido respeto hacia los churros, que están riquísimos).

Como aquella vez que planeé mi primer viaje a Tenerife en compañía, y por diferentes cuestiones que se conjugaron en contra, acabé viajando sola. Y allí conocí a gente fantástica y maravillosa que me enseñaron (unos de día y otros de noche) lo más hermoso de la isla.

Lo que a priori parecía un plan fracasado, se acabó convirtiendo en una de las aventuras más extraordinarias que he vivido. Descubrí a otra yo muy distinta a la que era, y me enamoré perdidamente de una isla que posee una energía y una gente muy especial.

En realidad, si te fijas y echas la vista atrás, la Vida es una sucesión de cambios, uno tras otro. Cambiaste de escuela, cambiaste de casa... cambiaste de pareja... cambiaste la soltería por el matrimonio... cambiaste un mundo de dos por uno de tres, cuando llegó tu hijo, y de cuatro cuando llegó el segundo... camviaste de trabajo, cambiaste de coche... incluso, a estas alturas quizás, también has cambiado ya tu vida en matrimonio por otra de individualidad (por el motivo que sea)... y siempre has descubierto otro mundo nuevo.

Entonces... ¿a qué le tienes miedo? Piénsalo.
¿A que la gente ya no te acepte o te respete? A lo mejor es que toca cambiar de gente...
¿A que te digan: "Eeeeee... te lo dije!"? Pues a lo mejor es que tienes que responder con un "Eeeeee... tenías razón, colega".

Porque la otra opción que te queda, como muy bien apunta mi fantástico Fidel Delgado, el colgar el cartel de "DEFUNCIÓN POR CERRAD@".

Tú eliges, como siempre...

Gracias y saludos,
Natividad Castejón
Esta noticia ha recibido 715 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998