logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Lunes 22 de Julio de 2019
banner
Relatos de “el Mono de Atala”
EL DIA QUE MATARON A “JUAN CHARRASQUEADO”
Cuentos y relatos globales. 13.01.19 
“Aquí termino de cantar este corrido/De Juan Ranchero, charrasqueado y burlador/Que se creyó de las mujeres consentido/Que fue borracho, parrandero y jugador”.
Walter Pimienta Jiménez .-Anoche fui al cine Mataron a “Juan Charrasqueado”. Cayó en mitad de  la  calle y  no  tuvo tiempo  de  montar en  su  caballo para  salir huyendo…¡Apúrate! ¡Corre! Gritaba la gente que asistió a ver la película. Era cuanto podían hacer por él.
Los pocos  testigos que  vieron el  cobarde  asesinato en  las  aceras,  silenciosos se  miraron y, acobardados,  ni  se acercaron para ver si el aguerrido charro aún vivía y,  de  haber sido este  el  afortunado  caso, llevarlo de urgencia al  hospital; pero no  creo,  estaba  mortalmente herido y  no  hubiera sobrevivido. Los  hermanos  Cadena,  que desde  hacía  días  lo buscaban, a  fin  de cuenta  dieron  con él  para cobrarle un asunto de  faldas y, vaciándole  todas  sus  pistolas,  se  la echaron de  a montón.
-Se  metió  en  vainas  malas- dijo  Jaime  el  de  Josefa- abstraído en  las imágenes de  la pantalla.
-Era un bandolero- consideró “el Cachaco de Isabelita” desde su banca.
-Hasta  el  sombrero  le  perforaron  de  un  balazo- observó Arecio  el  de  Gastón,  detrás  de  nosotros.

-Ese sombrero aún está usable, se remienda y listo. Sirve paz’ ir  a coger algodón  al  Valle,  con esos solazos que  se dan por  ahí- consideró  Guillo Rada  con  voz  sobresaliente en  su  habitual último puesto.

-A la man lo coronaron. Le dieron en el mero-mero- señaló Romelio.

-¿Qué es el mero-mero?- le pregunté.

-No  ves que  un  balazo  le  atravesó  el  corazón- me  explicó y  agregó: dio  papaya, no  estaba en  su  sano  juicio ni en sus  cabales. De nada le sirvió haber dicho estoy borracho y soy buen gallo…Lo atravesaron, lo atravesaron.

La noticia, en  el  lugar  de  los terribles  hechos, se regó como pólvora y  corrió  de  lado a  lado…De  todos  los sitios, corriendo, bajaban mujeres llorosas;  eran  las  tantas  mujeres que  tuvo Juan. Nadie persiguió a los asesinos. Ellas,  sin  pelearse entre  sí,  metiéndolo  en  un  cajón que  no  sé  de  dónde  salió, lo enterraron en  un cementerio de la  sierra, en  tanto su único hijo, Juancito, en  un rancho humilde lloraba desconsolado y en  el  imaginario  de los asistentes todo  hacía  suponer  que  aquel  chico sería  quien,  seguro,  al  crecer,  vengaría la  muerte de  su  padre en otra película que  se llamaría: “El  regreso  de Juan Charrasqueado”

-¿Qué hubieras hecho tú, si hubieses sido “Juan Charrasqueado? –le pregunté a Jaime reconstruyendo la película cuando esta llegó a su final.

-No joda, Walter, todo en la vida tiene un toque fatal.

-Le tocaba- intervino Romelio- se metió con mala gente.

Miré a Guillo cuando prendieron las luces internas del “Teatro Montecristo”. Tenía lánguida la mirada. Le dolía la muerte de Juan seguramente y, entonces, como para que todos lo oyeran, con voz de convencimiento, dijo:

-Eso es paz’ que la gente se dé cuenta que en esta vida vale más ser bueno que malo.
Miré  también a Idalbis y  a María  la  de  Gastón,  habían ido, y  creo haberles  visto  el  nudo  en  la  garganta  que  se  les  hace  a  las  personas cuando  ven al galán  de  la película horriblemente muerto y yéndose como  el  agua…

-Pero gozó la vida- dijo Romelio- “la pinta” tuvo su vergel.

Con  la  sensación de  no  haber  ido  a cine a  ver una película sino a presenciar un  crimen, me  fui  a dormir. Todavía en mis  oídos retumbaba  el  tropel de  los  caballos en  que  huyeron los asesinos  de  “Juan  Charrasqueado”al  tiempo que en  la  expresividad de  unos  charros que salieron  en el  telón,  este corrido de  voces  chillones,  escuchaba:

Voy a cantarles un corrido muy mentado
Lo que ha pasado allí en la hacienda de la flor
La triste historia de un ranchero enamorado
Que fue borracho, parrandero y jugador,

Juan se llamaba, y lo apodaban charrasqueado,
Era valiente y arriesgado en el amor,
A las mujeres más bonitas se llevaba
E esos campos no quedaba ni una flor.

Un día domingo que se andaba emborrachando
A la cantina le corrieron a avisar
Cuídate Juan que por ahí te andan buscando
Son muchos hombres no te vayan a matar

No tuvo tiempo de montar en su caballo
Pistola en mano se le echaron de a montón
Estoy borracho les gritaba y soy buen gallo
Cuando una bala atravesó su corazón.
Creció la milpa con la lluvia en el potrero
Y las palomas van volando al pedregal
Bonitos toros llevan hoy al coleadero
Que buen caballo va montando el caporal

Ya las campanas del santuario están doblando
Todos los fieles se dirigen a rezar
Y por el cerro los rancheros van bajando
A un hombre muerto que lo llevan a enterrar

En una choza muy humilde llora un niño
Y las mujeres se aconsejan y se van
Pero su madre lo consuela con cariño
Mirando al cielo llora y reza por su Juan

Aquí termino de cantar este corrido
De Juan ranchero, charrasqueado y burlador
Que se creyó de las mujeres consentido
Que fue borracho, parrandero y jugador.
-¿Qué dan mañana? –pregunté a Jaime.

-Anunciaron a “Las Chicas del Arrabal”- respondió.

-Tiene censura. El  padre  Hernández  dijo  que  para  mayores  de  18- comentó  Romelia y  adicionó: pura pechuga  fresca, qué muñecas  y  qué piernas…pero  vengamos, “Julio  Policía”,  el  portero, es  un bacán…  Y ya nosotros no estamos pa’ esa vaina de… “Estaba la Marisola”.

…Y  allá, allá, detenido  en  la  última escena del  filme,  tirado en  el  suelo,  en medio  de  un  charco  de  sangre, como perdido en  su propio sueño,  con  la palabra FIN encima, se  quedó “Juan Charrasqueado” maduro  de  muerte pero salvo en  la inmortalidad del  recuerdo…

Walter Pimienta Jiménez 

Esta noticia ha recibido 1621 visitas y ha sido enviada 89 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998