logo
banner
El fútbol como fenómeno globalizador
Colaboraciones. 10.07.18 

Puede que no parezca, pero estamos más unidos que nunca.
En tan solo cuestión de segundos nos enteramos de todo lo que sucede a nivel mundial. Un click, así se mide la distancia.
Esto, en parte, gracias al internet… Y al fútbol.
Un deporte que nos une como planeta, ayuda a que conozcamos más las culturas extranjeras y sirve como referencia a cualquier nación.
¡Qué lejos han llegado las patadas a la pelota!
El Mundial es una clara muestra del fenómeno globalizador que representa el fútbol.
Distintas creencias, estrategias, situaciones y virtudes. Un solo objetivo.
Habrá de todo en un mismo lugar, Rusia, a partir del próximo 14 de Junio.
Sí, señores; estamos unidos.
Y ansiosos.

Un deporte sin fronteras
El fútbol no conoce límites, ni fronteras.
Lionel Messi y Cristiano Ronaldo tampoco.
Millones de personas practican este deporte. Y muchos otros millones se unen gracias al mismo.
El balompié es universal; barreras como idiomas, creencias, situaciones económicas, políticas y demás quedan atrás.
Tan solo basta con ver conversaciones de hinchas por Twitter…
Sí, el fútbol nos une sin ver quienes somos, siquiera.
Por algo la federación que respalda este deporte tiene 211 países afiliados y la ONU solo 193. Al parecer el futbol une más que los Derechos Humanos y la democracia.
Rusia, como también lo hizo Brasil, Sudáfrica, Alemania y muchas naciones más, será la muestra de lo unidos que estamos como planeta gracias a esta disciplina.
Todos los continentes convivirán en las mismas ciudades.
¿El ambiente? ¡Espectacular!
Esto es la Copa del Mundo y todos estamos invitados.

Grupo H: ¿El de la muerte o el de la unión?

Fácilmente, ambos.
El último grupo que tendrá el Mundial de Rusia, el H, es considerado “el de la muerte” o al menos uno de ellos.
Cuatro selecciones de las más fuertes. Cuatros grandes proyectos en su entorno.
Y, por otro lado, la reunión de cuatro continentes.
África, América del Sur Asia, Asia y Europa. Senegal, Colombia, Japón y Polonia.
A su vez, Sadio Mané (SEN), David Ospina (COL), Shinji Okazaki (JAP) y Jan Bednarek (POL), todos jugadores importantes convocados al torneo, hacen vida en Inglaterra y se desarrollan en la principal liga de ese país.
¿Tienes una idea de cuántas culturas están implicadas solo en este grupo?
¡Y hay 7 grupos más! Cada uno con 4 equipos.
Un dato millonario: Colombia y Polonia son las favoritas para clasificarse; los latinos como cabeza de grupo.
Si eres de quienes juega en las apuestas, lo agradecerás en un futuro.
Recuerda pronosticar en las casas de apuestas con mejores bonos para que puedas sacar el mayor provecho a todos los resultados del Mundial.


Un fenómeno globalizador y pacificador

Esto aún se pone mejor…
El fútbol no solo ha servido como una herramienta globalizadora en el planeta; también ha hecho del mismo un lugar más sano y alegre.
¿Recuerdas a Didier Drogba?
Seguro los seguidores del Chelsea (y del Barcelona) sí lo recuerdan.
Uno de los mejores delanteros africanos en la historia; un marfileño reconocido por su paso por Francia, su exitosa aventura en el Chelsea de Inglaterra y por frenar la guerra civil de su país.
En Octubre de 2005, Costa de Marfil se clasificaba a su primera Copa del Mundo. Un país que tenía cuatro años en guerra civil producto de un fallido golpe de estado que se instaló en diversas ciudades.
3-1 a Sudán, boleto a Alemania y un país que volvía a sonreír.
Entonces, Drogba, como ídolo de la selección, se arrodilló y mandó un mensaje a la nación: “Perdonad (…) Dejad vuestras armas y organizad unas elecciones libres”.
Y así fue. La guerra civil se detuvo gracias a un partido.

Simplemente, fútbol.

La atención mediática que recibía el deporte fue la gota que derramó el vaso. Tan solo una semana después del evento, ambos bandos acordaron un cese del fuego.
Didier, ya como leyenda, se aseguró de establecer la paz en su nación.
Un año después, recibía el premio como mejor jugador del continente y lo presentaba a su país en Bouaké, una ciudad ocupada por rebeldes.
En 2007 buscó cosechar lo que había sembrado organizando un partido en la misma ciudad.
Estadio a reventar, buen fútbol y, tanto el presidente de la nación como el líder de los rebeldes opositores, cantando el himno uno al lado del otro.
Todavía hay quienes piensan que esto es solo un juego.
¡El futbol es mucho más! Sobre todo en año de Copa Mundial.

Francesco Greco
Artículo patrocinado.

Esta noticia ha recibido 467 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998