logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•7 usuarios en línea • Domingo 27 de Mayo de 2018
banner
La Asociación Torrijos 1831 en Algodonales, en la conmemoración de los hechos del 2 de mayo de 1810
Ver imágenes
Torrijos 1831. 02.05.18 
Asociación Torrijos 1831.- Hace algún tiempo, recreando en San Fernando el sitio de Cádiz, los integrantes de la conocida Asociación Napoleónica “Por la resistencia de Algodonales”, nos invitaron a visitarles  en su semana por excelencia: “Recreación Histórica Algodonales 2 de Mayo de 1810”. Los meses de mayo de cada año son muy complicados por los compromisos que adquieren, en distintas localidades, los colectivos que nos dedicamos a recreaciones históricas; pero este año hemos podido hacer un hueco, para estar en Algodonales, y compartir un tiempo con esta señera recreación, con su conocido “Regimiento de Infantería de Línea nº 40” y gente de paisanaje, vecinos de la villa; señera por su forma de recrear, las maneras de conducirse en la sociedad y la capacidad que ha tenido para integrar a tantos componentes, algo que dice mucho a su favor. También hemos estado con otros colectivos referentes, como “Málaga Recreadora”, que lo es en nuestra Málaga, o “La Partida de Camuñas”, estandarte de la provincia de Toledo, o los conocidos artilleros de La Albuera y Bailén, todos ellos personas sencillas y gratas, que hacen de la recreación, un arte, y por supuesto, a nuestros entrañables compañeros de “Estepona en el Alma”, con los que compartimos tantas cosas. Más datos para los lectores que habitualmente nos siguen, a continuación.
Los hechos históricos que se representan en la “Recreación Histórica Algodonales 2 de Mayo de 1810”.
 
Una serie de circunstancias y su situación geográfica llevaron a Algodonales a la tragedia que vivió a primeros de mayo de 1810. Al igual que había sucedido con Montellano, los vecinos de Algodonales se mostraron muy refractarios a la invasión francesa. En Montellano había vivido un personaje exaltado, con un pasado complicado que le había hecho sufrir prisión y destierro bajo el reinado de Carlos IV.  Su nombre era José Romero Álvarez. Regresado a Montellano, al comenzar la Guerra de la Independencia mostró su mejor versión ciudadana, y olvidando sus problemas con el antiguo Régimen, se sumó como un patriota más al levantamiento contra el francés, demostrando mucho valor, e incluso, llegando a sustituir a las autoridades del pueblo en la dirección de los vecinos, lo que ha llevado a ser citado de forma errática por algunos escritores como el “Alcalde de Montellano”, cargo que nunca tuvo. Cuando una columna francesa al mando del coronel Bonnemains se acercó a Montellano, fue atacada por los patriotas mandados por José Romero. Del resultado de esa emboscada, los franceses tuvieron  un centenar de bajas, entre ellas, dos oficiales. Desde entonces, Romero quedó señalado por los franceses, y temiendo sus represalias, se trasladó con sus familiares y algunos amigos hasta Algodonales, pueblo al que al final de abril de 1810 se dirigió una Brigada francesa bajo el mando del general Jean Pierre Maransín, compuesta por los regimientos de Infantería de Línea, nº 40 y 103, dispuesta a atravesar la localidad sin incidentes. Sin embargo, los acontecimientos se precipitaron, y cuando el 1 de mayo la vanguardia de Maransín se dispuso a pasar el vado del Guadalete, a media legua del pueblo, varios soldados franceses cayeron en una emboscada. Exasperado Maransín, decidió entonces dar un escarmiento al pueblo, pero sus unidades se encontraron con una inesperada y fuerte resistencia de los vecinos, bien atrincherados en sus casas, cuyos certeros disparos hicieron doblar las rodillas a una veintena de voltigeurs. El ataque se generalizó entrando los franceses a sangre y fuego en Algodonales. El pueblo comenzó arder por los cuatro costados. Sin embargo, al llegar la noche todavía se resistía en varios puntos, especialmente, en la casa donde estaba atrincherado José Romero, con familiares, amigos y criados. El coronel Rignoux, del 103 de Línea, llevó personalmente la operación de asalto a la casa de Romero, a la que mandó prender fuego con estopa y madera seca. Al amanecer del 2 de mayo, todavía resistían los defensores, entre el abrasador fuego, el humo y la descomposición de los cuerpos de los caídos. Romero cayó mortalmente herido en la ventana que defendía (quizás exponiéndose para morir luchando antes de ser ejecutado por los franceses), y sus compañeros resistieron hasta que el fuego fue devorando estancia tras estancia, y no tuvieron más remedio que elegir entre la llamas o caer acribillados por las balas al salir de las casas. La mujer de Romero, Ana Dorado se entregó con tres hijos menores de edad.
Las víctimas de los vecinos de Algodonales sumaron 239 fallecidos, mientras que por parte francesa, perdieron la vida unos cuarenta hombres, entre ellos, tres oficiales.
La crudeza y horror llevados a cabo en Algodonales, quedó descrita así por el testigo Fançois Levaux, que vivió aquel drama como sargento del Regimiento de Infantería de Línea nº 103. Con este texto críticó la masacre realizada en Algodonales, en la que se vio envuelto: “El general nos situó en las huertas, ordenándonos no perdonar a nadie, ni mujeres ni niños ¡Había que ver qué horrible carnicería hicimos! La mayor parte de los habitantes se habían escondido y, en mi marcha, es decir, por el sitio donde iba, encontré varias señoras y señoritas a quienes por piedad conservé la vida. Pero otros voltigeurs vinieron después que yo, pasándolas a todas por el filo de la bayoneta (…) El espectáculo más conmovedor que he visto, fue en el molino. Había dieciocho personas muertas en el patio (…). Es imposible referir todas las atrocidades a las que nos enviaban a esas montañas. Eso estremecería al más atrevido…”. 
 
Honores a los vecinos de Algodonales que murieron el 1 y 2 de mayo de 1810.
 
La recreación estuvo basada en la resistencia ofrecida por los vecinos de Algodonales el 1 y 2 de mayo de 1810. A continuación, se rindieron los honores con una corona de laurel ante el monumento que recuerda el valor y los vecinos caídos en aquellas dramáticas jornadas, contando con el emblemático descenso de una larga bandera del municipio cayendo desde lo más alto del campanario de la iglesia. Confraternizamos con las asociaciones recreadoras y visitamos la casa donde Romero y su familia resistieron el ataque final de los franceses, que es la única que, restaurada tras el incendio, queda en el pueblo de aquella época. Enhorabuena por todo lo compartido y visto en Algodonales.

Datos de la Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831. 
 
Tipo de Asociación: cultural, dedicada a la investigación histórica, y recreadora en sus actuaciones en público para exponer los hechos que representa. Ámbito de actuación: Nacional (inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones y Junta de Andalucía). Inició su periodo constituyente en el año 2002, siendo legalizada en 2003. Fue un proyecto original desde el principio, pues en España no se había creado anteriormente una Asociación sobre el personaje histórico de José María Torrijos y Uriarte, héroe de la Guerra de Independencia y defensor de las libertades y derechos constitucionales frente al poder absoluto del reinado de Fernando VII. Original en las formas, dedicación y fines, que recogen sus estatutos, cimentando sus antecedentes en los precursores que trabajaron sobre el personaje de Torrijos en la provincia de Málaga, en las décadas de los años ochenta y noventa del siglo XX y primeros años del XXI, y en la razón fundamental y objetiva que como texto legal marca la fecha de legalización de su fundación.
Como colectivo de recreaciones históricas, es el más antiguo de las dedicados al siglo XIX, en Andalucía, y el segundo en Málaga en la especialidad general de recreaciones históricas, sólo superado por “El Paso” de Riogordo, que relata la Pasión de Jesucristo (1953). Por esa antigüedad ambos colectivos están hermanados.
En cuanto a las representaciones relativas a la Guerra de la Independencia en las que participa la Asociación, la recreación insignia, creada en 2007, es el “Regimiento de Infantería de Málaga”, unidad titular de Málaga, que salvo un periodo de disolución, tuvo vida castrense desde 1701 a 1893, siendo su historial heredado por el Regimiento Melilla en sus diferentes numeraciones, y que fue disuelto en Málaga, en 1985. Para entrar en su historial y actividades: regimientodeinfanteriademalaga.blogspot.com
La casa-museo: C/ Sierra de Abarcuzas s/n. Bda. de Torrealquería C.P. 29130 Alhaurín de la Torre (Málaga). Correo de Contacto: contacto@torrijos1831.es .  Teléfono 952234039. Página web: www.torrijos1831.es
Fotos: Flori Sastre.
 
Esta noticia ha recibido 195 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998