logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•11 usuarios en línea • Lunes 23 de Julio de 2018
banner
Moraleja
Pedro Biedma. 26.04.18 
Juan esa noche no pudo ir a su hogar por motivos laborales pero le prometió a María que volvería temprano a casa. María se levantó muy temprano, más de lo habitual en ella, apenas pudo dormir en toda la noche, daba vueltas a la cama y no hacía más que pensar en él, no podía pensar en otra cosa por más que su mente lo intentaba. Se lavó rápidamente la cara y bajó desesperada a su encuentro. Por fin lo vio, el corazón casi se le salía del pecho, sus latidos retumbaban en su mente de forma atronadora, por fin estaba frente a él. Estaba a punto de dar riendas sueltas a su imaginación y cumplir el deseo que ansiaba desde hacía horas, lo haría allí mismo en la cocina, no podía esperar más, sudaba, estaba nerviosa, parecía que era la primera vez. Entonces algo inesperado ocurrió, su hijo Adrián, de 5 años, se despertó y entró en la cocina llorando, “he tenido una pesadilla y no puedo dormir”. Ella se quedó muda por un momento pero abrazó a su hijo y le dijo “no te preocupes Adrián, sólo ha sido un sueño”, le dio un beso, lo cogió en brazos y lo llevó hacia su cuarto para que pudiera volver a dormir. Antes de salir de la cocina sus ojos deseosos se clavaron en él y pensó “ahora cuando vuelva te vas a enterar”.
Acostó a Adrián y estuvo acariciándole el pelo hasta que se durmió, se aseguró de que su sueño era profundo y se dispuso a bajar a la cocina con la misma velocidad de un fórmula 1, ya no podía aguantar más pero por fin lo iba a hacer. Entró en la cocina y vio a Juan sentado junto a la mesa, Juan parecía estar satisfecho y ser el hombre más feliz del mundo, entonces a María le cambió el rostro, las lagrimas empezaron a brotar de sus ojos de una forma descontrolada, él le preguntó preocupado ¿que te pasa cariño?, y María que parecía la niña del exorcista sólo pudo decir “Te has comido el croissant de chocolate que me compré ayer, maldito cabrón” . Juan había vuelto mientras María dormía a Adrián y se comió el croissant que ella compró la tarde anterior.
Moraleja: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy
Esta noticia ha recibido 288 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998