logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•9 usuarios en línea • Miércoles 14 de Noviembre de 2018
banner
Vainas  mías
¿Vivir del cuento  o morir en él?
Cuentos y relatos globales. 08.04.18 
Escribe; Walter E. Pimienta Jiménez.- Creí que podía vivir del cuento y el cuento es que no he podido vivir de él. He publicado  tres libros, dos con  dinero de mi  propio bolsillo, y uno becado (gratis) por el  Fondo  de Cultura  del  Atlántico,  y,  persiguiendo  mis  propias huellas de escritor, tengo  como seis más terminados y a todas  la editoriales, tanto  nacionales  como  internacionales,  a los que se los  he propuesto  me dicen  que tales  trabajos  son muy  buenos  y que se acogen a sus filosofías editoras y que  me los  publican pero poniendo  yo  el dinero de la impresión  con otras  arandelas… es decir, serían ellos quienes, en ese caso,   vivirían de  mi cuento  y  no  yo…
La verdad es que no  soy  de los que quiere verse editado pagando  de  mi  bolsillo simple  y  llanamente  por   llamarme engañosamente escritor…si  mi obra es mala  o  buena, que se me  compre  el derecho  de autor y ya está , creo, es lo  lógico. Entonces  que  no  imaginen quienes me leen gratis que los escritores vivimos  del  cuento, no en mi  caso,  y  no  sé si en el pasado otros como  que  sí… o se regalaban…
No suelo  interesarme por  saber   cómo  hacen otros  para  publicar  sus  libros; ni  va  ni  me  viene,  pero  si  me interesaría saber  si  viven  del cuento; de enterarme y comprobarlo, les  mandaré   una placa, una placa  de alguna  vaina, pero  una placa distintiva  y  de admiración, no  de envidia, porque la  cosa   es que  escribir  hoy en día  requiere de algo  así como  de héroes para  ser  conocidos  un poquito  más allá  del  barrio  donde  uno  vive,  pero  con  la seguridad de que  ninguno de  los  vecinos   te  ha  comprado  el libro  y  sabiendo ellos   que es  bueno  y que  vale  la pena leerlo,  descaradamente  te  piden  que  les  regales  uno… Y  entonces pregúntate  cómo  ha hecho Vargas  Llosa y cómo lo  harían   Cortázar y  García  Marques  y  Borges…
Quienes,  como en mi  caso,  estamos  mamados  de los  narco escritores que  inmortalizaron  a  las escasas de tetas que  no  tienen paraíso,  a un  Pablo  Escobar que  quisieran hacer  volver o  que no  envejece oxigenado en el patrón, el  capo y  tantas vainas más y  a la  de las  tijeras enseñando   como  se  le  castran  los  huevos a un hijo  de puta y  a un  anti cristo  que  le  pide  a  la virgen de  los  sicarios no  fallar a la  hora  de  bajarse  al otro  man, entendemos  que  para  escribir en los tiempos que nos  tocan,  hay  que ser  indignos, despreciables, rastreros  y  malas  vidas como  nuestra  propia  sociedad con  todos  sus  utensilios. En cambio,  quienes  queremos  escribir  rescatando  valores,  mejor  que  nos  quedemos  jugando  a la peregrina porque con nuestros  escritos  somos  imperceptibles en un mundo  donde los  pérfidos  y  perversos nos apuntan con  un  revolver por  pendejos…
He leído a Cortázar y coincido  con él cuando  dice   que  el cuento  que  más  gusta  es el cuento   más  mal  contado y  que  deja   una  gran  distancia  entre lo  moral   y lo   inmoral a la  que  le  gana de calle  porque  muestra la  irrealidad vista con endiosamiento  a los falsos héroes, misma  que  se  vende  y  se compra  y  hace de  la  vida un juego pendejo  de  la  muerte.  
Cada    vez  que  la  historia  tenga más  hijueputadas que decir, será  mejor y  mucho  mejor  si   mira  en el  crimen  y  el delito  algo que  sí  paga, considero. Así  nos ven afuera  a través del  calidoscopio del plomo y de  la metralla.  Yo, por  consiguiente,  huyo de esta  literatura de ida  sin regreso. Lo  tristes es  que  la  misma entra  en las  casas  con la TV  y  allí  es esperada,  y  se le extraña…Y  entonces  se  queda la  verdadera literatura  sin el  milagro  la palabra  buena,  sin poder cambiar  el mundo con  pensamiento  bueno y, en contra,  con mucha pero  muchísima  imaginación  de  pensamiento  para lo  malo  por  falta  de cultura,  la gente que es  feliz   viendo  la  muerte de  quien  estando retozando debajo  de  la palma, es muerto  por  un coco  que  le  cae en la cabeza, y es cuando entiendo que exista quien sea capaz de hacer  de la  realidad  de una falta  de tetas, toda   una gran y exitosa obra literaria. Sin dudas, contagia  este  cuento vestido  de sombras  y  de  lo  turbulento...toca recono0cerlo…
Confiaba en una sociedad donde  la  buena literatura pudiera  llevar  a los  tribunales de  la  justicia a los  culpables del  mal  y  del delito, pero  el  lenguaje  común, vuelto  asesina palabra del plomo, la  volvió  metáfora  de  lo  supremo porque ya   ha  no  hay  quien   viva del cuento  escribiendo  del amor abordado  como  lo  más humano.
Díganme resentido, o como lo  consideren  o lo   crean…me  importa  un  carajo…  lo cierto es  que hasta ahora  no como  ni  vivo del cuento o mejor, de mis cuentos…Por  lo  pronto,  como  quiero   comer y  vivir de este  y  no  quiero  morir  en él,  les pregunto:  ¿será que  mejor  hago  lo  posible  por  cambiarme de  vida escribiendo  hijueputeces?.
…Espero  sus respuestas…

 Walter E. Pimienta Jiménez
Esta noticia ha recibido 544 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998