logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•8 usuarios en línea • Miércoles 21 de Noviembre de 2018
banner
-Historias  para ganarle  al olvido- “A burro muerto, burro  puesto”
Cuentos y relatos globales. 04.03.18 
*A propósito de un robo de burros recientemente ocurrido en Juan de Acosta y algo de  historia…
Escribe, Walter E. Pimienta Jiménez..
- Quien lo creyera; en   tiempos  de  la  Internet, dice el  cable  fechado  desde “El  Jobo.com”, enviado  vía  Marceliano  el de “la  Niña Ramona”, finquero  que por estos  alrededores,  de  un  tiempo acá,  tiene por  allí su  redil, se entera uno que en  la  región de “Susunilla” y “Todofierro”, jurisdicción territorial  del  Municipio  de  Juan  de  Acosta,  la semana  pasada se roboraron, en  la misma noche, tres  burros,  una burra  y  un mulo,  cuyos  dueños  fueron mis  conocidos:  José Coronell, “el Filósofo”;  Dionisio  Coronell, “Escopeta” (propietario  de  una  burra, de  la que dicen tenía la extraordinaria  cualidad de ser rocera pues sabía abrir  perfectamente, y  como  si  fuera  una persona,  las  puertas que  salvaguardaban  los  cultivos   cercanos de los  que daba buena cuenta);  el de “el Pope”, y  don David, propietario de  un asno  y  un mulo que en  la  misma acción fueran hurtados. Indica  la  “ecuestre” y equina noticia, ahora en la red, que los vecinos de aquellas estancias, después de estudiar e investigar  exhaustivamente al día siguiente el  caso,  como  siempre, se  han  dado  con el  hecho de ni siquiera sospechar  quiénes pudieran  ser  los  responsables del  delito ni de tener, hasta  hoy,  lo mismo  que  las autoridades,  pista alguna que les lleve a descubrir a los cuatreros.
…Y haciendo  historia, y a propósito de burros, digamos que, desde  los tiempos  de los  hermanos Caín  y  Abel, los  burros  siempre han  hecho  memoria y que,  uno  de ellos,  ya  cadáver y  comido  por  los  gallinazos,  recordemos,  volvió  famosa  su  sagrada quijada cuando  el  primero (Caín), inculpado de fratricidio por Dios desde el cielo,  del  laborioso y  útil asno  que a lo mejor  fuera suyo  o  de su  hermano, tomando  la armada  mandíbula ya  hecha  hueso, con un contundente “quijadanazo” mató al segundo (Abel), propinando a este  la “decencia” de un traumatismo  craneoencefálico que lo sacó  del  baile…
La historia no  nos dice quién se robaría  el  primer asno en  la  vida, ni  tampoco a quién se lo  robaran. Mis  indagaciones no  se  dan  con un  hecho así  sino con un “robo literario”,  con el  robo de “Rucio” el burro  de Sancho Panza,  en  la  novela “Don  Quijote de  la Mancha”, habiendo mi  pesquisa pasado ya  por  la  memoria de otros  burros  y burras famosas como  “la burra del profeta   Balán”, de la que dicen habló cuando  su  dueño, molesto con ella  porque se  le plantó  en el  camino por el  que iban  a Israel,  la golpeó y ésta comenzó a hablarle interrogándolo en su idioma por la razón de los golpes; entrando aquel en una discusión con ella sin darse cuenta que habla con su asna (Números 31:18)… así  como  también  les doy  noticias del no menos e  importante burro  que José y  María usaran para  huir y “pisarse” con el  Niño  Dios a Egipto cuando Heródes ordenó la matanza  de  los inocentes, sin obviar, por su puesto, al vitoreado  y aplaudido  manso burro prieto que Jesús montó  para entrar a Jerusalén.
…Y es lo más seguro  que de  uno de estos burros, descubierta  América y  traído alguno  por  los españoles, se haga  menester decir que a lo mejor viene el  ancestro descendente más antiguo de  una recua de ellos no  menos célebres y  renombrados que en el  pueblo hubo, cuando  al  decir de  cargueros  conocedores y eruditos  de la  época, por  los años del  cuarenta al  cincuenta, sin salirse del  camino, en tiempos de Martín Padilla, no  todo  burro  iba a la lejana  Zamba a traer sal con  dos sacos de  40  kilos a lado  y  lado  y  su jinete encima…
Tras la fallida búsqueda  “serlock holmesca” de los cuatreros que se hurtaran los burros  en “Susunilla” y  “Todofierro”, y junto con la misma llegar a saber  cómo tendría lugar el primer robo asnal que tuviese ocurrencia  en  algún lugar  del mundo, la  intriga no  me ha  llevado a ninguna parte, sino más  bien a la  realidad de que aquí, en Juan de Acosta, aunque ha habido renombrados ladrones  de  burros, de quienes  todo el mundo  sabe  quiénes  son y lo  han sido, lo mejor es  permitirme dejar  al descubierto que para las  mismas épocas antes reseñadas, de 1893 a 1935,  llevando  cargas de bollos, de queso, de mantequilla criolla en barriles y de manteca de cerdo en latas hasta Puerto  Colombia, en duras faenas de uno a dos días, arrieros  hubo que con veinte y treinta  burros juntos, descifrando  endiablados  caminos y deteniendo  entre  todos ellos  la ruta del sol, llevaron y  negociaron allí  sus cargazones,  trayendo, de allá para acá, cemento en barriles  en la proeza fonética del “arre burro”,  el único  idioma que junto  con el del gancho de apropiado palo, entendían los nobles asnos de incomparable  fuerza pulmonar que, resoplantes y peando en bajo, mitigando  la sed en las  frescas y  cristalinas aguas de Arroyo  Grande, alimentados  con  buen millo  y  panela,  traían en cada  viaje  la noticia del progreso…Y de ellos, de estos  burros así,   toca hablar, toca  hablar del  burro tuerto de  Gilberto  Molina, tan bueno y noble que fue canjeado pelo a pelo por un caballo y un fino espejo de cuerpo entero; del de Gerardo, no tan generoso como el otro porque mordía, se comía las esterillas, pateaba el  gancho y rebuznaba “echao”, pero resistente e infatigable a la hostigante grapa con que le hacían caminar, y, de un tiempo a esta parte,  del “ famoso Burro e’ carro”,  fornido y corpulento, armado de  una gran  “ballesta” que a las burras tocaba el alma…así  como  también  tengo palabras de encomio para el abnegado burro “Tiroloco”, en el que Juancito, su dueño,  hacia 1949, enamorado de Telecila y para que ella lo  viera, trajo de “Las Piedras” la carga de leña más grande del mundo a fin de que su mamá cocinara los pasteles de la fiesta de San Juan,   leña de la que aún, según me dijo Jairo, hijo del ejecutor de la proeza, quedan todavía por  ahí unos palos…
…Yo, de mi parte, condeno, reprobo y deploro lo acontecido en “El Jobo” y en aras de la justicia  y  el predominio de la honradez en la tranquila comarca,  pido a los dueños de los burros  robados  que denuncien y reclamen, pues los burros,  nuestros más grandes símbolos del  trabajo, de la lucha y el esfuerzo, elementos infaltables en nuestra cultura campesina y piezas componentes de nuestro paisaje rural, están en extinción, aunque sé gastaríamos diez o más años investigando quién o quiénes se apropiaron de los de  “Susunilla” y  “Todofierro”,  pero  qué  bueno  ha sido de paso descubrir  con ello en  la remonta  de  la  historia y en tiempos  en que  en Juan de Acosta  no había  cuatreros, que  la estima y  preciosa vida  alimenticia de los burros de antes, era  tan admirable  como  la de sus propios dueños y que, en la  bíblica enmienda que a estos  cuadrúpedos debemos -como  “Platero”, y  a modo  del burro  que en su  finca  Marceliano  y mi  hermana Carmen  han criado a punta de  tetero- éstos sólo  coman  apetitosas manzanas  y  peras como  castigo…
 “Pope”, amigo desde pelao; José, Dionisio y don David,  ¿saben qué?...se los digo  de corazón, y, de verás les confieso que ante lo inoperante de nuestras autoridades, creo que diez años  son mucho  tiempo  en la  vida de  unos burros para encontrarlos vivos y cuyos cueros ahora exportados a la China, se  habrán utilizado para elaborar carteras, zapatos y otros elementos…Diez años son mucho tiempo en la  vida de unos  burros cuya piel estaría siendo utilizada para esconder y traficar estupefacientes pues se supo el  16 de  abril,  de 2016, en la  “Revista  “Contexto Ganadero”, que 3 integrantes de una banda denominada 'Los pela burros', dedicada a robar y sacrificar asnos en la zona rural de Sucre, fueron capturados por la Fiscalía…De  igual  manera, amigos míos,   una década es  mucho  tiempo en la  vida  de  unos asno a los que los delincuentes estarían aprovechando la epidermis por el alto contenido de colágeno que poseen y  que sirve como base para la elaboración de productos de belleza para la piel y el cabello…Y, finalmente compañeros, un decenio es mucho pero mucho  tiempo en la  vida de  unos  jumentos, de unos borricos, de unos  pollinos, de  unos  garañónes, de unos onagros o de unos runchos,  como decía en su  erudición  Bartolo,  para no  creer que  ya, a lo mejor, la gente  “rebuznando del hambre”, hasta se  los habrá comidos comprando inocentemente sus carnes como embutidos o, en su defecto, sacrificados  para alimentar  los  criaderos  de  babillas…Así que, camaradas de “Susunilla” y “Todofierro”,  ustedes  lo  saben  mejor  que yo…¡Ojo! ¡Mucho ojo! : Donde ruge tigre (entiéndaseme ladrón), no rebuzna burro, por lo  tanto, qué pena, qué tristeza, vayan  pensando mejor en comprar otros porque parodiando el refrán, esto finalmente me toca decirles: “A burro  muerto, burro  puesto”…

 Walter E. Pimienta Jiménez.
Esta noticia ha recibido 1719 visitas y ha sido enviada 40 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998