logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•18 usuarios en línea • Martes 20 de Noviembre de 2018
banner
Vainas mías…
¡Ojo! ¡Cuidado!...Carmen Rosa al volante…
Cuentos y relatos globales. 25.02.18 
El  coche más  bello es el  que todavía me  queda por  regalarte
Escribe;  Walter  E. Pimienta Jiménez.- Doña Carmen  Rosa en  su flamante chevrolet aveo gris plateado,  pretende ahora ser la poetisa de  la  velocidad pura conduciendo de Cajicá a Chía a 20 kilómetros  por  hora…Es  por  ello que,  ante  lo  prevenida  que es, en  su defensa diré que quienes ven  en su femenino  deseo de  saber conducir después  de  los  cincuenta una incensaste motorizada,  mejor se  callen ante ella y,  más  bien, reconozcámosle, además de su  pericia y  desenvolvimiento al  volante,  su tesón por  conocer  sobre luces direccionales,  cambios de segunda,  tercera  y  cuarta,  “reveres sanatorios” para no  golpea ni  rayar el  carro que está detrás,  así  como también a cerca  de cambio  de  llantas junto con la memorización de todo un tratado automotriz a  fin de que el vehículo, por  sus  habituales descuidos, no  se  le quede  sin  batería.
De las  reglas precisas de  conducción, la  hermosa dama de  mis amores y  de  mis  sentimientos económicos, ha  hecho también,  invariablemente, un  poema con : prohibidos parquear,  curvas peligrosas, animales  en  la vía,  zona  escolar, cruce  de  peatones,  no  girar a  la  izquierda,  equipo  pesado  en  la  vía…y  similares… que  le  hacen reducir su  “extrema” velocidad de  20 a  10  kilómetros  por  hora  con  tal de salir  limpia de partes, multas,  foto  multas y de truculentos policías platillero…
…Y, en cuanto a  mecánica,  ni  se  diga: sabe de carburadores,  de radiadores,  de amortiguadores, de condensadores  de  aire,  de la bomba  de  la  dirección, del filtro  de  aceite y  se  conoce de, “pe” a pa”, la  gramática del  motor de  su  chevrolet sin  confundir la  barra de  cambio ni  el  freno por el  acelerador de manera desacordada y, mientras tanto, con  aire de  gran señora,  sentada al volante, conduce tarareando  satisfecha una  canción precedida por  la  ensordecedora pitadera de  toda una  cola de  carros que en el  vulgar idioma de los  choferes,  le dice “que le  dé rápido  a esa  vaina vieja no  sé  qué ” y que  en  la  traducción literal de “los ñeros”,  no  es  más que una mentada de  madre olorosa gasolina…Pero ella,  aristocrática,  indiferente, aerodinámica y  sin inmutarse,  sigue su  peligrosa marcha a 20 por  hora sabiendo que  lleva  bien  puestas  las llantas como sus  pantalones…Lo que me  preocupa,  a veces, es que, con lo  olvidadiza que resulta,  no  se sepa ni  la placa de  auto…!Qué vaina!
…Sin  embargo, estoy  convencido de ello,  doña Carmen  Rosa, al  fin y  al  cabo, aprenderá un  día a  conducir  diciéndonos  a todos que las féminas no  solamente sirven  para cocinar (¿será  que  sí  cocina?), sino  para, con la   fortaleza de sus  estrógenos, apretando  los  dientes, demostrar al  machista  mundo que  manejar un  carro nada  tiene que  ver con  el sexo  débil que en  esto  de  conducir en  segunda, siempre llega más lejos que  los hombres…
Confieso que tengo en Carmen  Rosa “una  choferesa” verdaderamente competente. Ella es un triunfo a la  tenacidad…duró  dos  años repitiéndome  y  repitiéndome cada  día: “papi, cómprame un  carro… papi, cómprame un  carro”…Hasta  que  triunfó… y  fue  aquel, el   triunfo materializado de  lo  que mejor sabe hacer la  esposa al  esposo…”joderle  la vida”,  vocación innata en  todas ellas…sin  dudas,  porque según la  filosofía del  gran  pensador Alfredo  Gutiérrez, mujer  que  no  jode, es  macho…
De mi  parte,  deseo a  doña  Carmen lleve  a  la  práctica toda la  benéfica teoría que  le enseñaron en  la escuela  de  manejo. De  no ser  así, veo  maluco que  los domingos me  lleve siquiera de  Cajicá a  los termales  de Tabio…ojalá y me  sorprenda conduciendo  por lo  menos en  50 o  60  por  hora…Por  lo  pronto,  Carmenza no será quizá todo  un  espectáculo de  la  velocidad en  carretera, pero de  que llega a alguna parte,  no  lo  duden,  llega…o,  quién sabe, a  lo  mejor en  rever se regresa… mas  no  lo  creo, no  es ese  su  objetivo porque  según su  severo  parecer,  pa’ atrás ni pa’ cojé  impulso porque parlante es  pa’ allá…

Esta noticia ha recibido 1617 visitas y ha sido enviada 22 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998