logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•4 usuarios en línea • Viernes 20 de Julio de 2018
banner

Recuerdos  de  un amor  hace  45  años
“Tequiamo”

Cuentos y relatos globales. 31.12.17 
Dejaron de sentirse niños cuando, mirándose a los ojos comprendieron, que ese amor que les unía no tenía grabada la palabra eternidad en las pupilas.  (Marta Salas, poeta española).
Escribe; Walter E. Pimienta Jiménez.
…Lugar: Teatro Capri. En  la  pantalla,  Marlon Brando, en  la  película  “El  Padrino”, en el  instante  en  que,  una toma  de primer  plano lo muestra de cuerpo entero y le  dice  a su  hija Connie: "La política y el crimen son lo mismo"
De pronto  ella me dice;
-¿Me das un beso?
-¿Dónde?- pregunté.
-Sorpréndeme- me respondió
Sonreí, le aparté el pelo y  la besé en los labios. Olía a rosas. La película  me  jalaba; era  interesante.
-Te di  tu  regalo- le  dije.
-Quiero otro.
-¿Dónde?
-En el cuello.
-Bueno.
…Y entonces  pregunto:
-¿Qué  tal  estuvo?
-No  estuvo  mal… Pero…
-Sí, yo sé… es  que  la película está buena. Te tengo  otros  mejores…después de cine.
Sonrió.
Ahora “el Padrino” dice:
“Si hay algo seguro en esta vida, si la historia nos ha enseñado algo, es que se puede matar a cualquiera.”
…Y en la  pantalla, un peluquero que afeitaba a uno de los enemigos  del  capo, lo degolla con  la barbera.
Ella se echa hacia atrás en la mullida silla y me mira a los ajos. La escena de  la pantalla le hace fruncir el ceño. Al “Padrino” le gustan  los retos y con sus guardaespaldas va  por  otro  de sus  enemigos que le hizo una jugada  rara con el  contrabando  de  whisky.
Ella me toma la mano y  en esta ocasión me devuelve  el primer  beso. Lo  siento  dulce  e intenso. Respiro, cierro los ojos y me dejo  llevar… y  por estar en  esas, no  vi lo que a continuación seguía. Sólo sentí un  tiroteo que duró  como  un minuto.
-¿Y qué  tal  estuvo  el mío?
-Mejor  que el  que  te di.
-¿Quieres otro?
-Va.
Y  me  lo dio teniendo yo  un ojo  puesto en  la pantalla y  el otro  no sé  dónde de la felicidad.
—Guau- musité.
-¿Qué  te gusta  más,  la película  o  yo?
-Ambas. Me  la  recomendaron… es  buenísima,  con  Brando  no  hay  cine  malo.
Ahora Vito Corleone deja conocer  su  filosofía  y dice: “El amor es como el viento, no lo veo pero lo siento.”
-Ese guau  significa  que  te  gustó; pero de  uno a diez…  ¿qué  te  gusta  más: la película  o  yo?
-Diez y diez… ambas.
-Tiene  que ser muy  buena.
-Sí… ha  ganado   varios óscares.
…“La familia es como un plato de lentejas... siempre te encuentras alguna negra”, dice  Corleone a… no  me  acuerdo…
-Te cuesta admitir  que te  interesa  más que la película.
-Ambas- repetí- me  gusta  la  cultura  italiana.
-¿La mafia?
-No dije eso, dije la cultura italiana. Me  viene de  raza. El papá de  mi abuelo, es decir,  mi  bisabuelo, era genovés.
-No es verdad.
-Sí lo es. Bueno,  eso  le  gritaba  mi abuela a él, cuando  se disgustaban.
…“Mantén cerca a tus amigos, pero más cerca a tus enemigos”… expresa Vito en  un cuadro donde bebía vino con un investigador.
-Me  estás  llamando  mafioso.
-Todos  lo somos. Hago mafia  con mis  besos… ¿quieres  otro? -dijo ella.
Chasqueó la lengua y  sonrió…al  final  me  lo  das.
…Siguiendo   la  pantalla y  sintiendo  sus  besos, ahora Vito Corleone, dice: “En Sicilia, las mujeres son más peligrosas que las pistolas”
-Si  esa película  ganó  varios  premios, tú  también  te mereces  el  tuyo… por eso te  he  dado  mis  besos.
…Y  entonces me  pregunta:
-¿Me  quieres?
-Sí, cada  vez  más… a pesar  de tu  mamá.
-No  todo es lo  que  parece. Algún día aceptará.
…“Amistad y dinero… agua y aceite.”…  expresa Corleone  con  rabia a uno a uno de sus  subalternos.
-Te   voy a preparar  otro beso- me dice  ella.
-Pero  si tú  no  sabes ni  preparar unos huevos- le respondo.
Inesperadamente soy  yo quien le besa.  En la  penumbra no  lo  noto  pero   creo  que se sonroja. Fue  un beso sin palabras, de esos que  buscan labios y  se encuentran, de esos  que  cuando  uno  da, no sabe  si  sentir  miedo  o  reírse.
…"Tengo debilidad por mis hijos y los malcrío, como puede ver. Hablan cuando deberían escuchar". Don Corleone  en diálogo con Sonny.
El  teatro  huele  a  chicle. Es  la receta  de  los novios.
-Mi  madre  me  va a enseñar  a hacer pasteles  y  tú a enséñame  a besar… ¿por dónde  va  la  película?
-Deja de  hablar… va  por  donde  empezó.
-Grosero. Te daré  un confite.
-Tonta, regrésame el  último beso- le  digo.
Se  encoge  de  hombros, me  abraza y  puso  toda  su  boca en la mía.
-No  estuvo   nada  mal- le comento.
-Claro,  estoy aprendiendo.
… "Cada hombre tiene su propio destino"… Corleone en otra escena…
El  olor  a chicle invade  la  sala  de  cine, se respira  y  parece  que  acariciara. “El  Padrino”  grita  algo,  se  monta en su  carro  y se marcha… Es  bonita  la escena  que  veo: nos  muestra un día  nublado,  hace  viento y  las  hojas  de  los árboles se amontonan en las esquinas de las  calles: Es  otoño. Él l lleva  en su bolsillo  una pistola, se le  nota la  cacha,  y  dice: "Un abogado con su maleta puede robar más que cien hombres armados".
-Ningún comienzo  es fácil. Pensándolo  bien, te gusto cinco y  la película  diez… ¿es verdad?
-No,  ambas.
Al “Padrino” lo  van a matar en el pare de  un semáforo pero él se da cuenta. Sus  hombres  se  bajan a  tres, se vuelan  la  luz  roja  y  se escapan.
-¿Responde: yo  soy  diez  y  la película cinco? Quiero otro beso.
Y la  complazco, este  me supo a chocolate.
-Inventé  una nueva  palabra para ti- me  dice ella.
-¿Cuál?- pregunto.
-“Tequiamo, tequiamo”… y  me  abraza- es un te quiero equivocado  por  los  nervios. Lo  leí  en una novela  de Corín Tellado.
Desde entonces nuestras despedidas fueron con un mutuo  “Tequiamo”;  pero  muchos amores  no dura  para siempre…porque el amor  no  está  en quien lo dice  sino en quien lo siente… la película  va a terminar y “el  Padrino” tiene que morir  como debe  morir un hombre  al  que  nadie  pudo  matar… En un  hermoso  jardín, acompañado  de  uno  de sus nietos, cae  al suelo…se agarra el pecho, un infarto agudo de miocardio lo hizo vulnerable y mirando  al cielo, como en los brazos  de  Dios,  fallece.
Hoy, 45  años después, ya ella no está y, cuando  la  recuerdo, bajo,  gracias  a la magia  de  la  Internet, el  tema  musical  de la película  “El  Padrino”, a  continuación se  lo envío, escúchelo  si  no  le  parece cursi… Ah… y  le  cuento, con ella  me  encontré  el  otro  día, le di  mi  saludo, hablamos de  cualquier cosa y al despedirme le  dije: “Tequiamo”…

NOTA: Este es el enlace musical, André Rieu, The Godfather (https://youtu.be/qSxxQcVd2MU)
Esta noticia ha recibido 1932 visitas y ha sido enviada 63 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998