logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•12 usuarios en línea • Jueves 18 de Octubre de 2018
banner
Elogio a mis zapatos
Cuentos y relatos globales. 12.11.17 
Escribe Walter E. Pimienta Jiménez.- Mis  zapatos  y  mis  pies o, mejor, mis pies y mis zapatos, son  algo  vivo: caminan, escalan;  abren  caminos al camino, recuerdan sendas; escriben  historias. Tienen  el  deber  de  tropezar  con piedras y liberarse  de ellas con  la  caída…pero, con  todo, estoy  seguro, me llevan  de  regreso  a mi  casa aunque  sea  por  otra senda.
Mis zapatos y  mis  pies o, mejor, mis pies y mis zapatos,  me  murmuran  en  silencio  y  me piden  su  paseo  diario porque  caminar  es  ejercicio  de  pies y  de  zapatos, de zapatos  y  pies… y  porque  al  mundo  lo aperturó un  hombre  caminante, un  nómada feliz hasta  la  última gota  de  su  existencia perdido y  sin  culpa.
Meto mis  pies  en  mis  zapatos o  en ocasiones   son mis  zapatos  los  que  se  meten en mis  pies y murmurando  adioses,  salen a la calle,  requieren  salir  llenos  de  vida plena… Pero a veces, a veces  hay  zapatos  y  pies, pies  y zapatos  que  no  vuelven nunca más habiendo  emprendido  una caminata interminable disfrutando de un tiempo  sin tiempo, sometidos a la  urgencia  de  llegar temprano  a alguna  ninguna  parte,  prevaleciendo en  suelas  rotas, viviendo  unidos  a un cuerpo cansado  de  bosques,  de espinas, de guijarros… indiferentes a la  ruta eximida  de  la  responsabilidad cada vez  mayor  de  hincarnos para  que  agucemos los sentidos y  renovemos alientos dando  sentido  a un mundo  donde todo son  caminos, caminos  compartidos  con otros  que  en sentido  contrario, con nosotros,  también  van a la misma meta a la  que  aún no  ha  llegado ningún   humano que a pie, emprendió su victoria de  haber  sido previamente  el  primer  bípedo en  caminar con zapatos o en la victoria de unos zapatos que  caminaron con unos pies dentro…no  sé,  o algo  así…

Al  margen de nuestro  desarrollo cerebral,  la especie terrenal,  creo, comenzó en los pies y en  la  arrogancia de aquel  humanoide  que, dejando su simiesco origen, bajando  del  árbol, se  pusiera los primeros  zapatos y  soñara con conducir un automóvil como una manera inteligente de  caminar de  un lado a otro sobre  ruedas…
Yo, en  cambio, ando a pie, con mis  pies  y  mis zapatos; con mis zapatos y  mis  pies…creo  que  todavía  es así… (camino, ando, camino, ando, camino, ando)…es condición humana; no es de extrañar  entonces  que  mis pies  sean mis  zapatos  y  mis zapatos  mis pies que cuando  viajo descalzo  guardo  en una maleta…(ahora no se  si  lo  que  guardo  en la  maleta  son los  zapatos  o los pies o los  pies  o  los zapatos…)  Los zapatos  son los  reyes de nuestra  vida diaria… ¿o serán nuestros pies? Mis  pies que  cobran  vida  dentro  de ellos, o  ellos  dentro de  mis  pies pidiendo la sana  costumbre  de  caminar, pidiendo trayectos, pidiendo  marcha y  libertad  de senderistas,  en un   mundo  donde  toda marcha es una huida silenciosa sin  mapa  en  la  mano…Zapatos  de  la  urgencia, pies de  la urgencia;  rito  habitual de toda  andanza; deambular  de  calles  y  callejones…encuentros, conversaciones, saludos y caminos  polvorientos…y nuevamente de pies en mis   pies o en mis  zapatos, caminos  por  continuar buscando  el  disfrute  de  un mundo herido  en  la fuga de los  que no  caminan; corren sin dejar  historia… Yo,  camino. Tú,  caminas. El,  camina…en el albergue  de  unos  zapatos o  de  unos pies   que no se  cansan y salen  en  la compañía de  la  mujer  que  quiero y  de  nuevos encuentros, conversaciones,  saludos y  caminos  polvorientos… En pocas  palabras, el  sabor  del   mundo parece estar en los pies metidos  dentro  de  unos  zapatos… o de  unos  zapatos  metidos dentro  de  mis  pies  como  la  más  prehistórica  forma de  encontrarnos  siempre yéndonos…

 Walter E. Pimienta Jiménez
Esta noticia ha recibido 1869 visitas y ha sido enviada 31 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998