logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•4 usuarios en línea • Martes 17 de Julio de 2018
banner
Los amos
Jose Maria Barrionuevo Gil. 30.09.17 
Vamos a ver, vamos a ver si nos aclaramos con tanto movimiento político que nos tiene extenuados. Vamos a ver si podemos salir de este sinvivir que nos deja para el arrastre moral. Es otoño y nos salen amos como setas por todos lados. El tema de los amos no es nada nuevo, pero ahora padecemos una “amitis” aguda que se nos revela como un ciclón incontrolable, con unas ventoleras que nos dejan sin almas, y con una inundaciones de noticias que hasta nos ahogan. Y todo por mor de que nadie sabe nada de lo que nos está pasando.
Es triste el papel del amo, que se encuentra solo en su torre de marfil, esperando que amainen los vientos y que las ventoleras pasen sin hacer muchos daños y luego vender los pocos destrozos como obra del hacer político.
El problema lo tenemos cuando los amos se convierten en ventoleras, ya sean rusos, alemanes, españoles o americanos. El vendaval toma carta de naturaleza y arremete también contra la naturaleza incluida la humana. Los amos del mundo están que se salen, pero no del mundo. Se quedan para hacerse sitio entre ellos y  optar a una corte de eméritos que se resisten a dejar enfriar los sillones, a no ser que sea por imperativo legal, pero acudiendo a otros más que legales, leales.
Hay muchas clases de amos, pero incluso el amo mayor del planeta no es más que un subalterno del gran Hermano global, que manda más que todos y que lo tiene de ordenanzas. Hay y ha habido amos que se han crecido por estar a la sombra de otros amos, como les ha pasado a más de un amo de esta bendita tierra. Los amos tienen patente de corso y son intocables, aunque dejen a sus pobres países bastante tocados.
    La historia se repite y si un presidente nuestro fue mendigando adhesiones para la Guerra de Irak, porque así se lo había mandado su amo, y no obtuvo los apoyos necesarios, ahora va otro y mendiga al amo americano, lugarteniente mayor del amo supremo, para que le apoye en su cuestión interna, que es la polémica catalana, que le ha saltado a la cara, por haber sido cortoplacista y muy cortoplacista y haber estado en su tiempo maquinando contra otro gobierno y su parlamento con sus insidias anticatalanas. Pero es más, y todos sabemos por dónde salen los listos y muy listos, los empollones de siempre que confunden la inteligencia con la memoria, como si no hubiera más inteligencias que la memorística. Y todavía tenemos que advertir además que les falla hasta la memoria, porque está claro que no aprenden. Y por eso son fieles a sus amos, como pueden ser la Troika, la Merkel y demás “familia”. Son amos que también tienen amos, pero que son demasiado obedientes y aprendieron a repetir lo que les decían y a llevar a cabo lo que les mandaban, aunque fueran errores, y a obedecer por obediencia demasiado debida, en lugar de ponerse a pensar si los imperativos foráneos nos eran convenientes y nos serían favorables.
    De esta guisa, a nuestro presidente le ha faltado tiempo, por simple seguidismo, para desterrar al embajador de Corea del Norte, que de camino sabemos que es una nación que no ha invadido ningún país y que con sus juegos bélicos no ha matado ni a una mosca, no como otros, entre los que nos podemos contar nosotros por habernos incluido en la OTAN. No nos gusta tampoco el régimen de Corea, porque, con el amo al que obedecen,  tiene sus problemas internos de hambres, de pobrezas, de desahucios y de fuerzas del orden, por preferir no renunciar a gastos militares; pero no somos nosotros, precisamente, los que estamos para tirar cohetes (de feria).
    Hay demasiados amos en el mundo y el escalafón es casi infinito; sin embargo la inteligencia nos hace descubrir qué amo sirve a otro considerado superior, porque se le han concedido demasiadas prerrogativas. Ni Bush movió un dedo para ayudarnos contra el terrorismo ni Trump se va a molestar en agradecer la significativa expulsión del embajador coreano con Cataluña.
    Es hora de saber distinguir entre amos y amanuenses, sobre todo cuando algunos amanuenses, que escriben al dictado, no entienden ni su propia letra.
    Ya nos lo decía un hombre mayor del campo, que sabía de la dureza del terruño y de la dureza de los amos: “Del amo y del mulo, mientras más lejos más seguros”. A los que quieren cambiar de amo, quizá, no les ha llegado todavía la sabiduría del saber popular.

josemª               
Esta noticia ha recibido 468 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998