logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •12 usuarios en línea • Martes 25 de Febrero de 2020
banner
El Valorador
Capítulo VI
El Valorador. 03.06.17 
Mario había borrado de su conciencia el más mínimo rastro de culpa después de haber atropellado a aquella mujer con la facilidad que había construido su día a día, auto erigiéndose en una especie de justiciero de los falsos damnificados en siniestros de tráfico: para él, todos trataban de aprovecharse de las compañías aseguradoras. Todos los ¨bichos¨, como le gustaba llamar a los accidentados a los que debía valorar sus lesiones corporales, mentían por defecto. Sobre esta premisa había construido una vida de un mediocre médico transformado por la casualidad en valorador de daño corporal, haciendo de su profesión un negocio; uno, increíblemente lucrativo.
Mario también había borrado cualquier rastro del impacto del cuerpo de Silvia contra su flamante deportivo. Únicamente tuvo que dar unas cuantas vueltas en la rotonda con más siniestros de la ciudad a la hora adecuada, esperando que algún conductor despistado o apresurado eliminase la pequeña abolladura producida por un pequeño cuerpo que había dado su vida en un intento de proteger la que había llevado en su interior durante siete meses. Un golpe borraba a otro como las manchas rojas del vino tinto son borradas por el blanco. Lo que no sabía Mario es que esa sangre roja de miserable culpa nunca terminaría de secar. Al fin y al cabo, tal vez el atropello de Silvia hubiese sido un accidente fortuito en la oscuridad de la noche, pero el tiempo que su hija tuvo que sufrir una agonía en medio de un monte, privada del oxígeno de los pulmones de su madre, había sido el asesinato más cruel que nadie hubiese podido cometer.
    -Señoría la vista debe ser aplazada: la mujer de mi cliente ha desaparecido, dijo el abogado de Anxo, el marido de Silvia.
    -Si el país se tuviese que parar por cada mujer que encuentra a otro hombre con el que olvidarse del suyo, estaríamos sumidos en un caos inaceptable, respondió el juez, más preocupado por su cercana jubilación que por su trabajo.
    - Me temo que no es el caso, Señoría. La mujer de mi cliente esté embarazada de siete meses y había salido a pasear como todos los días. La Guardia Civil está rastreando las zonas cercanas al Campo de Golf de la Ría.
    A Mario se le heló la sangre cuando pudo escuchar esas palabras desde el banco de acusados donde le acompañaba el abogado de la compañía que debía indemnizar a Anxo. No sabía que Silvia estaba embarazada: la oscuridad, el peto azul, las prisas por huir del lugar del siniestro le habían ocultado el avanzado estado de gestación de una futura madre.

Anotinio Sánchez Valera
 
Esta noticia ha recibido 1425 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998