logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •9 usuarios en línea • Miércoles 8 de Abril de 2020
banner
15M Marbella | Manifiesto sobre las Elecciones Andaluzas
15M Marbella. 20.03.15 
No nos engañemos: el sistema ha creado un mecanismo para perpetuarse en el poder: la ilusión de la democracia.
Los que detentan realmente el control en la sombra, banqueros, grandes empresarios, terratenientes, oligarquía, “casta”, nos quieren hacer creer que “democracia” es echar un papelito en una urna cada cuatro años y darle un cheque en blanco a un puñado de burócratas para que gestionen el sistema al mejor postor.
Para el 15M Marbella-STOP Desahucios, la auténtica democracia es la capacidad de decisión del pueblo en todo momento a través de mecanismos que garanticen la igualdad, la horizontalidad, la libertad y la justicia social. Es así de sencillo (o así de complejo).
Nuestra Asamblea es apartidista, es decir, no está vinculada a ningún partido político. Pero no somos sectarios: no todos los políticos son iguales, ni todas las organizaciones están vendidas a banqueros y grandes empresarios.
Este manifiesto va dirigido a aquellas personas y organizaciones que luchan por los derechos del pueblo trabajador y de la pequeña y mediana empresa. Los ricos ya tienen sus organizaciones y medios de comunicación, que todos conocemos demasiado bien. Nosotros nos dirigimos a aquellas organizaciones y personas que no están vendidas al capital ni al neoliberalismo.

En última instancia, las leyes son palabras que se escriben en papel mojado y se aprueban en unas instituciones que siempre favorecen a los que nos oprimen. En nuestra asamblea no hay juristas que puedan redactar propuestas de leyes para trasladarlas a nuestros posibles representantes electos. Somos trabajadores y trabajadoras, en activo en desempleados, y pequeños comerciantes de barrio que sobreviven a duras penas. Pero una cosa sí tenemos clara: sabemos lo que queremos y sabemos lo que no queremos.

Queremos que se respeten los derechos básicos de la ciudadanía: el derecho a la sanidad, a la educación, a la vivienda, al trabajo y a la jubilación dignas. Esos derechos deben ser garantizados por los poderes públicos y en ningún caso pueden ser mercantilizados ni privatizados. El dinero de nuestros impuestos debe ser empleado para garantizar nuestros derechos fundamentales, y no para que acaben en los bolsillos de banqueros (con los famosos “rescates”) ni de los grandes empresarios (con la privatización de los servicios públicos).

Queremos la máxima libertad individual en un marco social solidario e igualitario, donde se respeten los derechos de tod@s sin ocasionar desigualdades sociales. No queremos que los poderes públicos promuevan el machismo, el racismo, la xenofobia, la homofobia o cualquier tipo de discriminación por sexo, raza, nacionalidad o condición sexual.

Queremos que las instituciones se amolden a la ciudadanía y no al contrario. Queremos que se desarrollen los mecanismos organizativos necesarios para que el pueblo pueda decidir su propio destino económico, político, social e identitario en todo momento.

Queremos que la economía esté al servicio del pueblo y no al contrario, como viene siendo habitual. Por eso queremos acabar con el control absoluto de grandes empresarios y banqueros, que nos quitan diariamente todos nuestros derechos para obtener sus obscenos beneficios.

No nos hacemos muchas ilusiones, ya que el sistema está organizado para que siempre ganen los mismos. Por eso pedimos a las personas y a las fuerzas políticas que sinceramente quieren un cambio que luchen por destruir los cimientos que permiten que banqueros y grandes empresarios nos roben cotidianamente.

No queremos la excusa recurrente de la falta de competencias: queremos personas y organizaciones que sean capaces de todo por el bien del pueblo, incluso de ejercer la desobediencia civil y la acción directa para defender los derechos de la ciudadanía.

El 15M Marbella-STOP Desahucios no pide el voto para ninguna organización en concreto. Tampoco queremos ser moneda de cambio en el circo electoral para rebañar votos.

Queremos que cada persona decida libremente qué quiere hacer: participar en los comicios electorales o abstenerse.

Nosotr@s lo tenemos claro: la verdadera lucha, la verdadera forma de hacer política es luchando en la calle, con la acción directa, la desobediencia civil, la manifestación, la ocupación y la huelga.

Por eso el 15M Marbella-STOP Desahucios ha participado en la difusión y agitación de las Marchas de la Dignidad, y el 21 de marzo, miembros de la asamblea estaremos en Madrid para reivindicar pan, trabajo, techo y dignidad.

Será una inmejorable jornada de reflexión para el pueblo andaluz.
Esta noticia ha recibido 2699 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998