logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Viernes 13 de Diciembre de 2019
banner
De la "testiculina" a la "bilirrubina"
Ramon Guanter. 27.01.15 
Como es habitual, el Sr. Bravo Sanz, ha vuelto a contar su realidad de la vida, y la de los demás. Mirado desde ese objetivo tan particularmente sectario, partidario y descontrolado con el que nos tiene acostumbrados, ya no solo en sus apariciones como columnista del periódico digital del régimen, sino también, en cualquiera de sus aportaciones “catedráticas” en los foros de debate que se encuentran en la red social de Facebook.
Como todos los lectores y participantes de los debates en la red social a esta altura de la película conocen, el Sr. Bravo Sanz, tiene esa particular forma de tocar las partes bajas de cualquier ser humano, y digo lo de humano, pues a él, se le podría calificar de cualquier forma menos de eso. En las últimas fechas, le ha dado por ir “a todo trapo” contra mi persona, sacando a la luz su curiosa visión de la vida de los demás, montando cualquier tipo de espectáculo, como buen artista de circo que está resultando ser. Supongo que su afán, trae causa en desviar la atención de los ciudadanos, e intentar hacernos partícipes de sus desvaríos, su búsqueda de “las verdades de su barquero particular”, del mismo modo que a su vez, distraernos. Distraernos por un lado, de que los ciudadanos vean la gestión antisocial entre otras cosas, que desarrolla su partido político, el cual nos gobierna, y a su vez, literalmente distraernos, en su plena capacidad “circense”. 
Ciertamente, y como conocen los lectores, me he tenido que ver obligado a demandar a este señor, pues cuando los límites de las discrepancias políticas, se sobrepasan, llegando a transgredir lo personal, como es lo que hace siempre, pues uno se ve obligado a demandar el amparo a la justicia. Independientemente de todo ello, y como bien narra en este nuevo capítulo de su cuento de “salvador de alhaurín”, le ofrecí, con anterioridad a entrar a la vista del juicio, la oportunidad de que si me pedía perdón, retiraría la denuncia, como acto de buena voluntad, a lo que en aras de hacer valer su “fasto apellido”, declinó.

Como ustedes conocen, este señor, es Licenciado en Económicas, y cuando utiliza términos del que me llevó a denunciarlo, es decir, QUEBRAR un negocio, todos sabemos que lo hizo conociendo el término jurídico, a la vez que la intención y el ánimo de difamar, una vez más. Cuando se da cuenta o alguien se lo hace ver, automáticamente rectificó, utilizando otro término, mucho más relajado y sin posible repercusión penal. El problema, es que la misma “testiculina” que uno pone en los foros o artículos que redacta, se convierten después, donde hay que defender, lo dicho, en mera “bilirrubina”, decayendo el “fasto apellido”, y literalmente uno se “raja”. “Yo me referí a....” “yo no tenía intención de...” Lo que les aseguro, que el resultado del juicio me es literalmente indiferente, pues oir sus justificaciones ante el juez, diciendo que no quiso decir lo que dijo y que no tenía intención de... no tiene precio. De hecho, no he solicitado que sea condenado al pago de las costas del procedimiento ni le he pedido indemnización alguna por daño moral, salvo la consecuente multa que la infracción de la falta lleva consigo y la publicación de la rectificación para el caso de que fuere condenado, y es que nada quiero de este señor, simplemente que se dedique a sus quehaceres, si los tiene, y deje a mi familia y a mí mismo en paz, tan simple como eso.

Con respecto a lo que menciona sobre los negocios, no se puede ser tan plano, como para no ver que, cuando se discuten cuestiones jurídicas, se discuten con argumentos jurídicos y pruebas válidas en términos jurídicos. No he sido propietario del negocio al que él se aferra en decir que había quebrado jurídicamente hablando. Tan sencillo como eso. Así pues, el titular que me dedica y su contenido, tienen el mismo valor, que su intención de difamarme, una vez más y ya van cientos.

Es de muchos conocido, que le he tenido que bloquear en facebook, pues por lo menos así dejo de ver las “lindeces” que me dedica. Es más, no voy a contestar absolutamente nada proveniente de este señor, le resulte bien o mal, pues nada le debo a una persona que lo único que hace es difamarme a mí y a mi familia. Mientras tanto, seguiremos guardando todas sus dedicatorias, para llegado el momento, utilizarlas allí donde la “testiculina” se le convierte a algunos en bilirrubina.
Ramón Guanter
Esta noticia ha recibido 2078 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998