logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•4 usuarios en línea • Domingo 21 de Octubre de 2018
banner

La Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre, la ciudad de la cultura del pelotazo
La Ciudad del Arma Electoral, La Ciudad Interminable, La Ciudad Prometida

Antonio Barba. 04.04.14 
Una ciudad aeroportuaria basada solo en un proyecto urbanístico en 3D sin más es un proyecto a la deriva, a una ciudad fantasma, a una aberración política corporativa. Un proyecto se presenta con garantías de llevarse a cabo respaldado con inversores preacordados, no solo con dueños de suelo y constructores, sino de los que luego van a desarrollar ese proyecto y se comprometen. La Junta no solo debe de aprobar un planteamiento urbanístico, sino que debe garantizar con la aprobación que éste pueda llevarse a cabo en todas sus consecuencias pretendidas para las que se proyecta dicho plan y sus fines se obtengan y si esto no se puede garantizar y actualmente no se puede, no debe de aprobarlo hasta que se demuestren esas garantías adjuntas para garantizar la aprobación del proyecto urbanístico, así que debería de condicionarlo no solo por las modificaciones medioambientales sino hasta ver asegurada su viabilidad económica futura.
Para certificar esas garantías adjuntas que persigue el proyecto (trabajo, calidad de vida, riqueza, sostenibilidad, etc. ) se tendrían que tener estudios de la tendencia de la economía a medio o largo plazo, cosa que actualmente no la tenemos ni al corto; es un embaucarnos a ver Dios que dirá. Ya hemos aprendido que no es tiempo de proyectos faraónicos, que muchos de estos son los que nos han llevado a esta situación de crisis y empeñarnos en ello pudiese llegar a rayar la obscenidad neoliberal.

Para que esa ciudad aeroportuaria fuese eficaz tendría que cambiar la situación económica de las grandes empresas de líneas aéreas, cuestión que no se plantea a medio plazo ya que actualmente predominan las de low cost, pero no solo las que operan en el aspecto turístico tendrían que cambiar su aspecto económico y además desarrollarse el crecimiento de tráfico aéreo de estas sino que tendríamos que apoyarnos en un servicio de líneas comerciales que hasta ahora apenas ha incidido en nuestro aeropuerto; y eso redundaría en un mayor tráfico de aviones generando mayor contaminación ambiental en CO2 y mayor contaminación acústica, alterando claramente la calidad de vida no solo de dicha ciudad sino de todo el municipio.

Un proyecto que de llevarse a cabo debería ser presentado por fases de desarrollo y cumplimiento, tal como se le requiere a los constructores promotores y no aventurarse de forma global, y aunque así fuese, reniego de este dislate de ciudad que se cargaría todo el entorno natural del cual disfruté en mi infancia y que esperaba que en el futuro fuese recuperado para valor y disfrute de todos como haría cualquier ciudad europea con sentido y costumbre medioambiental y de la que tenemos decenas de ejemplos.

Seamos el Municipio del Aeropuerto pero proyectando una Ciudad del Turismo, una Ciudad Medioambiental en el entorno de Las Canteras, aprobemos la Sierra como Paraje Natural, proyectemos un plan natural para un paseo fluvial por todo el Guadalhorce respetando y recuperando sus riberas naturales y fortificando su cauce donde se deba. Una senda fluvial desde Cártama hasta la desembocadura. Tenemos Sierra, tenemos Rio, tenemos Playa, Tenemos Deporte ¿porqué no le damos valor a eso antes de buscar sueños dorados? No se trata de seguir adelante con este progresismo transgresor de desarrollo urbanístico, que en otro tiempo quizás fuera bueno, pero ahora se trata de valorar lo que tenemos y saber sacarle provecho. Mejor sería pensar en arreglar lo que hicimos mal para poder seguir adelante con la cabeza alta, que no se trata de una huida hacia adelante y que caiga quien caiga. Traigamos inversores y empresas a nuestros polígonos industriales semi-cerrados o reconvirtamos estos para servicios y trabajos aeroportuarios y ya pensaremos en retos arduos más adelante cuando la demanda lo reclame.

Esa huerta del Guadalhorce tiene aún muchos frutos que madurar antes de convertirse en cemento. Puede situarse en el recorrido del paseo fluvial un Museo de La Huerta ecológica que siga hasta el Museo de Torrijos, pueden los propietarios de los huertos vender sus productos a los paseantes, puede evidentemente desarrollarse un plan urbanístico, puede… por poder pueden hacerse tantas cosas y se dejan de hacer para proyectar ciudades de igual forma que se proyectan autopistas basadas en datos inventados del número de tráfico futuro que luego son irreales y nos llevan a la ruina.

Si esta Ciudad no es una necesidad primordial y si en cambio puede afectar de mucha importancia al erario municipal ¿Por qué no se lleva a consulta popular a los ciudadanos de Alhaurin de la Torre? ¿Quién votó al alcalde para que proyectara una Ciudad Aeroportuaria? ¿Cuánto nos está costando este sueño enmaquetado?

Perderemos la huerta, aniquilaremos el río y pasaremos años y años en la incertidumbre de ver finalizar ese proyecto y mientras tanto pensar que eso será sin que surjan problemas, porque si las empresas al instalarse o las constructoras sufriesen problemas económicos y dejasen obras a medio terminar o que se alargasen en el tiempo esto será interminable y seremos el municipio de la cárcel, de las canteras y de la ciudad prometida.
Esta noticia ha recibido 2373 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998