Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •3 usuarios en línea • Sábado 15 de Agosto de 2020
321 días en Míchigan
Málaga in vein
Víctor Frías. 29.03.14 
Uno no siempre tiene la oportunidad de conocer la prehistoria de una película. Su origen, su ADN, su Big Bang. Hasta hoy, Enrique García era para mí el niño con el que jugaba al fútbol en el patio del bloque de nuestros padres. El chico que nos invitaba a ver las películas de la época en su casa; que rodaba con una cámara súper 8 aventuras de superhéroes con los clicks y que rodó la famosa escena de E.T. volando en bici frente a la luna, pegando una pegatina en el cristal de una ventana y deslizándola para recrear la famosa escena. Todos estos recuerdos se han transformado en algo más, se han convertido en el símbolo de la perseverancia, de la constancia; en el éxito de haber sabido siempre lo que se quería y haberlo conseguido a pesar de todo. Seguro que no ha sido fácil, pero algo me dice que Enrique jamás tiró la toalla.
Y ahora yo me beneficio de poder decir a boca llena... "el director de esta peli era vecino mío"... y a continuación contar las anécdotas que ya conocéis. Todas esas emociones corren por mis venas mientras espero el inicio de la película, y no debo ser el único ya que en cuanto empieza la proyección una ovación invade la sala en un grito más propio de un partido de fútbol.

Y ahora yo me beneficio de poder decir a boca llena... "el director de esta peli era vecino mío"... y a continuación contar las anécdotas que ya conocéis. Todas esas emociones corren por mis venas mientras espero el inicio de la película, y no debo ser el único ya que en cuanto empieza la proyección una ovación invade la sala en un grito más propio de un partido de fútbol.

Todo en la película es reconocible, desde la primera escena en la T3 del aeropuerto de Málaga, donde el protagonista simula marcharse a cursar un máster en Michigan para a continuación coger el coche derechito para Alhaurín y entrar en prisión a cumplir condena por un delito fiscal. Lo hace dotado de un sentimiento de superioridad que le hace sentirse por encima del resto de presos, de un nivel social que él considera inferior, adaptándose a convivir con ellos porque no le queda otra pero dejándose ver en ocasiones ese sentimiento de superioridad que siente de forma natural. No es un hombre malo, solo tiene sus luces y sus sombras, como todos...

Desde mi butaca veo y escucho Málaga; en los gestos, en las expresiones, las localizaciones y en la banda sonora. En el atrezzo de las celdas, en el vestuario de los personajes y por supuesto en el reparto de actores secundarios. Málaga por los cuatro costados, Málaga en vena. Lo que para un auténtico malaguita como yo supone un verdadero valor añadido.

La risa se alterna con el drama, con diferentes maneras de entender la lealtad, le elegida y la obligada y como aunque a veces sean contradictorias siempre  se encuentra el modo de hacerlas valer. Al final, las luces vencen a las sombras, con matices de grises por supuesto; como siempre pasa. Y al acabar la película, Enrique, que está en la sala; puede escuchar el aplauso cerrado de un público que en parte es incondicional. Yo, que no soy de aplaudir en el cine, me sumo a la ovación y salgo de la sala admirando a Enrique, tal como lo hacía cuando era niño y a mí me gustaba jugar a ser dibujante y él ya lo era; solo que ahora le admiro por conseguir lo que siempre quiso mientras yo sigo jugando a serlo. Tal vez sea el momento de dejar de jugar y ponerme a ello... pero en serio...
 
http://webs.ono.com/mundominusculo/festivaldemalaga/17edicion/321michigan.htm
Esta noticia ha recibido 3354 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998