Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •5 usuarios en línea • Jueves 13 de Agosto de 2020

XVII Festival de Cine de Málaga
KAMIKAZE

Víctor Frías. 26.03.14 
La alegre historia de la humanidad de un terrorista
Entro en el cine casi por la puerta de atrás, como quien dice. Cruzo la puerta que me conduce al palco del cine, el lugar al que me ha conducido la organización del festival. Dejo a mi derecha las butacas que ocupan otros espectadores, mientras yo me siento en una butaca aislada a la izquierda; como un extraño voyeur que observa sin ser visto. Desde mi privilegiado lugar observo al público que llena la sala a mis pies, y frente a mí, sin necesidad de levantar la mirada; la pantalla de cine. Y allá va la película, mostrándome un grupo de terroristas que planean un atentado. Uno de esos salvajes, protagonizado por un kamikaze suicida y lleno de víctimas inocentes. Entre planes descabellados se cuela algún que otro chiste que dota a los terroristas de cierta humanidad terrenal. Slatan (interpretado por Alex García) , el terrorista decidido, se planta en el aeropuerto donde empieza a tomar contacto con los pasajeros del vuelo que debe volar por los aires. Veo desfilar por la pantalla a Eduardo Blanco, Verónica Echegui, Carmen Machi y el maestro Héctor Alterio. Todos ellos se ven obligados a compartir convivencia en un hotel de montaña cuando el vuelo no despega por causas meterológicas.

Desde mi posición elevada oigo reír al público de la sala como si fueran una única carcajada sonora, lo hacen con los diálogos de Eduardo Blanco, ese crack argentino de la interpretación. También con Carmen Machi y con las escenas que uno y otro protagonizan junto con el resto de personajes que pulula por el hotel. Y su humor se despliega junto con su propia humanidad y por supuesto con sus tristezas.

También veo la humanidad de Slatan, el terrorista, y como se justifica su decisión de ser un kamikaze. Una vida sesgada en todos los sentidos, incluso antes de morir, llena de heridas sin cura aparente. Le veo y entiendo que no es el malo de la película, pero en ese momento me pregunto si todas esas justificaciones son suficientes. Mientras veo la película me digo que ninguna justificación es suficiente para convertirse en un terrorista suicida, asesino de personas inocentes. En ese instante hecho en falta un mensaje de la película que diga que esa opción no es una alternativa.

Sigo viendo la película desde mi nueva perspectiva, oyendo no solo la risa de la sala, también impregnándome de la emotividad de algunos momentos; esos con los que las películas me ganan. Escucho la reacción de sorpresa de la sala que llega hasta mis oídos haciéndome partícipe de ella y para entonces ya no soy un observador externo, he dejado de ser un voyeur curioso y soy un espectador más de la sala.

La película termina y el mensaje que yo necesitaba llega hasta mis oídos. También lo hacen los aplausos de la sala y yo decido acompañarlos, puede ser que haya visto algún ganador del festival. Tal vez un mejor actor, puede que una mejor película... ya se verá.

Esta noticia ha recibido 2851 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998