logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Miércoles 11 de Diciembre de 2019
banner

En río revuelto la ganancia es para...

Juan Manuel Cestino Juarez. 29.10.06 

Deseo expresar mi más sincera gratitud por sus aclaraciones que al tema canteras aporta nuestro antiguo convecino don Francisco José Pérez Brinkman. Estoy, casi en todo, de acuerdo con él, excepto en algunos matices que calla, y me refiero concretamente a las concesiones derivadas de la clase C. En este punto el señor Pérez Brinkman, no es todo lo explícito que es en los restantes temas. A pesar de todo muy agradecido por la excelente clase teórico-práctica de Legislación Minera.

 

Yo quisiera preguntarle, señor, si es usted el mismo don Francisco José Pérez Brinkman, domiciliado, en febrero de 1986, en la calle Escritor Andrey Brinco. Si es usted la misma persona que escribe tan erudito tema, me permito recordarle lo siguiente.

Usted junto a su hermano don Rafael Pérez Brinkman y don Diego Cantero González, firmaron el  27 de febrero de 1986. Ante el notario del Ilustre Colegio de Granada, DON FERNANDO SALMERÓN ESCOBAR, la escritura de constitución de la sociedad BADOMAR SL. A la que usted aporta, el Permiso de Investigación Minera de conformidad a lo preceptuado en el artículo 126 del Reglamento General para el Régimen de la Minería de 25 de agosto de 1978 “Jarapalos”. Siendo usted elegido por unanimidad Administrador único de dicha sociedad.

Es usted, por tanto, el que en calidad de Administrador único, inicia la actividad de su recién creada sociedad, en el negocio de la minería a cielo abierto (Canteras). Solicitando al Sr. Consejero de Fomento y Turismo de la Junta de Andalucía un permiso de investigación de la sección “C”, en los términos municipales de Alhaurín de la Torre, Benalmádena y Málaga según consta en escrito registro el 22 de diciembre de 1986 en dicha Consejería. El 19 de febrero de 1987, se publica en el boletín oficial de la provincia, la concesión definitiva del permiso de investigación solicitado por usted, en representación de Badomar adjudicándole el nombre y numero JARAPALOS 6.408. Este nombre y este número quedará ya indisolublemente unido a la explotación irracional de la Sierra de Mijas.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, el día cinco de mayo certifica que, tras la oportuna exposición pública, no se han producido reclamaciones. No obstante la compañía ARICOSA, el 13 de mayo, manifiesta por escrito a minas su oposición al mencionado otorgamiento, dado que dentro del perímetro del nuevo Permiso de Investigación se encuentran trabajando las empresas: Cantera Teralpe y Cantera Panchelas, siendo concesionaria y explotadores Áridos Costa del Sol. El día 28 de julio de 1987, Aripisa solicita a la sección de minas que  sean tenidas en cuenta y descontadas del P.I. “Jarapalos 6.408” el terreno propiedad de Aripisa.

También es usted D. Francisco José, el mismo que como administrador único de la Sociedad Badomar SL. arrienda por un tiempo igual a la vida de la concesión a don Francisco José Pérez Brinkman y le otorga la opción de explotación de recursos de la clase “C”. O sea que usted como administrador único se autoarrienda la sociedad. Esto lo presenta sin acuerdo de junta, en la Delegación de Fomento de la Consejería de Fomento y Turismo de Málaga el 24 de agosto con número de registro 150077.

Si es usted el mismo don Francisco José Pérez Brinkman, también recordará que el día 26 de septiembre de 1989 presentó la Concesión de Explotación Derivada “Jarapalos 6.408” para que nos entendamos, usted en esta fecha solicitó una cantera de 78 cuadrículas mineras, por un periodo de 30 años prorrogable por otros dos periodos iguales. Es decir usted pidió en el año 1989, 78 cuadrículas mineras para explotarlas por un periodo ininterrumpido de 90 años. ¿Es correcto?

Sr. Pérez  Brinkman, a partir de este momento no prospera su petición para la explotación de una cantera, además se rebaja la superficie a explotar de 78 cuadrículas mineras a 6. Se pasa a la situación insostenible que le obliga a ceder usted el cargo de Administrador Único de la empresa Badomar a su hija, doña Susana Pérez Pérez, a denuncias reiteradas contra Sánchez Domínguez (Grupo Sando) y otras empresas, por irregularidades en las explotaciones de áridos clase “A” denunciando a la propia Administración por inacción, etc.

Todo esto acaba bruscamente un buen día, exactamente el 24 julio de 1997 once años después de fundación de Badomar SL. cuando en el Registro Auxiliar de Industria, se presenta un escrito firmado por los señores don Adolfo Fernández Sánchez, en representación de Áridos Alhaurín de la Torre, y don José Luis Sánchez Domínguez en nombre de la mercantil Cantera Sánchez Domínguez, anunciando la titularidad del Permiso de Investigación “Jarapalos 6.408)”. ¿Cómo es posible? ¿Qué ha pasado? El 25 de julio de 1997 la Consejería  de Gobernación se dirige a la Consejería de Trabajo e Industria, trasladando peticiones de la administradora única de Badomar, titular del permiso de Investigación Jarapalos 6.408. Y por otro lado los representantes de Áridos Alhaurín de la Torre y Canteras Sánchez Domínguez un día antes, proclamen la titularidad del mismo permiso de investigación “Jarapalos 6.408”.

La explicación es fácil el día 22 de julio de 1997 la administradora única de la sociedad Badomar había solicitado la transmisión de derechos a favor de las citadas empresas y a pesar de las fechas estivales y la parsimonia de la administración andaluza en el mismo caso, pero en ocasiones anteriores el 14 de agosto de 1997 se da desde la Junta de Andalucía en Sevilla, el visto bueno a dicha transmisión, que  se concreta el 4 de septiembre de 1997 por resolución del Director General de Industria.

Todo esto se hace sin la fundamental y preceptiva Escritura de Compra Venta, que no se realiza ante el notario don Antonio Martín García hasta el día 28 de noviembre, tres meses después de la resolución de aceptación del cambio de titularidad y naturalmente después de que Badomar retirase de la sala de lo Contencioso Administrativo todas las demandas interpuestas contra las empresas y Administración Autonómica.

Increíble pero cierto ¿verdad señor Brinkman?

Le agradezco en nombre de los no iniciados en el laberíntico juego de intereses, que es el tema canteras en Alhaurín de la Torre, toda la información que da respecto a la legislación Minera, no en vano, es usted Ingeniero Técnico de Minas y funcionario publico en excedencia del Ministerio de Obras Públicas.

Pero no creo que sea usted la persona adecuada a dar lecciones de moral en Alhaurín de la Torre, éticamente no está capacitado, no cuando especuló y peleó por abrir una cantera de la clase “C” en la sierra de nuestro pueblo, no cuando vendió los derechos de investigación para que otros tramposos siguieran explotando, no cuando tratoó de vender unos derechos que ya no le pertenecían al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.

Y tampoco no, cuando mediante abogado y procurador trata de anular su venta, y rehabilitar el permiso de Investigación “Jarapalos 6.408”.

Si me lo permite, señor Brinkman, pasaré a relatarles a mis convecinos las diferencias entre las secciones:

Clase A:- Pertenecen a la misma los recursos de escaso valor económico y comercialización geográficamente restringida, así como aquellos cuyo aprovechamiento único sea el de obtener fragmentos de tamaño y forma apropiados para su utilización directa en obras de infraestructura, construcción y otros usos que no exijan más operaciones que las de arranque, quebrantado y calibrado.

Clase B.- Incluye, con arreglo a las definiciones que establece el capítulo primero del título IV las aguas minerales, las termales, las estructuras subterráneas y los yacimientos formados como consecuencia de operaciones reguladas por esta Ley.

Clase  “C”.- Comprende esta sección cuantos yacimientos minerales y recursos geológicos no estén incluidos en las anteriores y sean objeto de aprovechamiento conforme a esta Ley.

El Tratamiento que el Reglamento General para el Régimen de la Minería da a las tres clases frente a terceros es:

Clase “A”.-  El titular de una autorización de aprovechamiento de recurso de esta sección no tendrá derecho a la ocupación temporal o expropiación forzosa de los terrenos necesarios para la ubicación de los trabajos, instalaciones y servicios.

Clase “B”.- El titular de una autorización de aprovechamiento de los recursos de esta clase tendrá derecho a la ocupación temporal o expropiación forzosa de los terrenos necesarios para la ubicación de los trabajos, instalaciones y servicios.

Clase “C”.- El titular de una autorización de la clase C tendrá derecho a la ocupación o expropiación forzosa de los terrenos para la ubicación de los trabajos, instalaciones y servicios.

En los casos de las secciones B y C las autorizaciones llevarán implícita la declaración de “UTILIDAD PÚBLICA” así como su inclusión en la Ley de Expropiación Forzosa.

Comprendan ahora porque los agentes erótico-legales se han guardado para sí la denominación de la Clase “C”. Los documentos que cito, están en mi poder y tendrán acceso las personas que estén interesadas.

No esta en mi intención ofender a nadie, sólo tengo la intención de hacer uso de la documentación que obra en mi poder, para que todas las personas tengan cuantas más versiones de los hechos sean posibles.

Desde luego trato de ajustarme a la lectura de los documentos sellados y compulsados por la Jefatura de Minas que tengo a mi disposición, y que también debe de disponer la PDS, puesto que en el invierno de 1998 los entregué al Sr. abogado Galán Palmero, a fin de que hiciera una copia de casi todos para la mencionada PDS.

Ruego al Sr. Pérez Brinkman que si es una persona distinta a la citada por mí en este artículo, me lo haga saber y de antemano le pido disculpas. A él lo que es de él y los demás lo suyo. 

Esta noticia ha recibido 4076 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998