Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Telf. de interés Su opinión Clientes Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•4 usuarios en línea • Domingo 26 de Marzo de 2017
banner

Canal Torrevisión

José María Arjona. 06.06.13 

En la víspera del Día Mundial de Internet, el Foro de Opinión de alhaurín de la Torre trató de  Torrevisión, canal local de los municipios de Alhaurín de la Torre y Torremolinos. Aunque no puede asistir a la reunión del Foro convocada para el día 16 de mayo de 2013, quiero exponer mis reflexiones que quedaron por exponer por mi ausencia forzada.
La televisión fue el medio de comunicación masivo del siglo XX, con mayor penetración en la población general, por la relatividad facilidad de obtener una televisión por el pueblo y gratuidad en el uso. Pero la televisión es pasado con la irrupción de internet en la población en general, que penetra en los distintos estratos sociales al aumentar la posibilidad de llegar a él y obligada a ella por las Administraciones Publicas y la enseñanza.

Con la irrupción de la red llega la posibilidad del espectador de los contenidos que desea visualizar y no está sujeto al flujo informativo unidireccional de los receptores televisivos, estamos en entorno 2.0 de interactuación del receptor y emisor, con capacidad los espectadores de convertirse en creadores de contenidos si ellos lo desean.
Según las fuentes disponibles y no oficiales, el coste de funcionamiento de la televisión local es de 400.000 euros anuales (11 euros/ciudadanos y año).
Según el estudio de audiencia realizado por Infortécnica en Mayo 2012 para la TV local, los alhaurinos veían su canal televisivo local durante 5,7 minutos diarios y un share de pantalla de 3% (1000 espectadores diarios). Los resultados del estudio se obtienen de la realización de 389 entrevistas en ambas zonas de emisión televisiva (Torremolinos y Alhaurín de la Torre), lo que equivale al 0,37% de la población. Hay quedan los expertos para demostrar la validez de los resultados obtenidos.
Con independencia del uso parcial o no que haga el partido en el gobierno de la corporación local, habrá que demostrar que el servicio de televisión municipal ofrece utilidad para el ciudadano como medio de comunicación social y su eficiencia para adoptar las medidas necesarias para su supresión, reducción a la finalidad pública, reforma o mantenimiento.
El Canal Torrevisión es una empresa, cuyo consejo de administración está constituido por diecinueve miembros (11+8). Los miembros de este consejo de administración son los representantes políticos en la corporación municipal. En el caso de Alhaurín de Torre, 5 de Partido Popular, 2 de Partido Socialista y 1 de Izquierda Unida. El capital social de esta empresa es de 300.000 euros y su sede se encuentra en el Congreso de Ferias de Torremolinos.
Consultada la Ley de Régimen Local, los municipios no tiene ninguna competencia propia en tener que disponer de medios de comunicación social salvo las complementarias del fomento de los valores de  la educación, la cultura, la promoción de la mujer, la vivienda, la sanidad, y la protección del medio ambiente a través del mass media televisiva, como cualquier otro medio.
Para valorar si la televisión es un medio eficiente y real de promocionar los valores en estos sectores a la población general a que conocer si sus contenidos tiene esa finalidad.
Independiente a las televisiones públicas, la Ley permite la existencia de televisiones privadas (concesiones del espacio radioeléctrico y servicio público obtenido por concurso o similar) en los ámbitos territoriales correspondiente.
En las televisiones privadas, el empresario arriesga su capital a fin de obtener beneficios por publicidad por la emisión televisiva. En Málaga existen varios canales televisivos privados locales convenciales que sobreviven a duras penas. La existencia de televisiones públicas locales, pagadas de los presupuestos públicos, es una competencia desleal.
El modelo actual de televisión local es un modelo a extinguir ya la capacidad de influir en la opinión pública se ve notablemente con las diferentes ofertas de entretenimiento que difícilmente puede competir con verdaderos gigantes media, que también lo están pasando mal. Por tanto, la opción al mantenimiento de gestión directa pública no es viable. En la actualidad, para realizar la operativa técnica debe de requerir la intervención de empresas privadas, que disponen la tecnología y los recursos humanos necesarios a coste relativo corto.
La supresión total de los servicios televisivos municipales tampoco es una opción viable, ya reconducimos estos recursos económicos hacia otros fines prioritarios pero dejamos de cumplir la competencia del fomento de valores positivos en la sociedad dejando a los intereses económicos en los medios de comunicación.
La reforma de los servicios televisivos municipales consiste en orientar a la producción de contenidos con valores positivos y su venta a coste reducido a los medios de comunicación social privado y no tanto a la difusión de los contenidos por la señal propia. Es la conversión de las televisiones municipales en productoras de contenidos, gracia a los recursos humanos y tecnológicos disponible. Se rentabilizaría las instalaciones televisivas existentes y se reduciría y eliminará las cargas de capital del desempeño de los servicios televisivos locales con la venta de los contenidos producidos. El mass media  es un ser que necesita minutos de televisión para emitir. Es el modelo de Canadá.
La competencia complementaria de fomento de valores positivos debe ser realizada por los municipios. El no realizarlos supone una dejación de funciones en materia de enseñanza, cultura local, mujer. Los municipios deberían de ejecutar estas políticas a través de los canales televisivos locales privados. Es decir, los recursos públicos al servicio de las televisiones públicas locales destinarlos a modificar los contenidos de las televisiones privadas mediante espacio de tiempos propios adquiridos o obligados por ley para el fomento de los valores de cultura, enseñanza, etc. Al operador privado estaría obligado a fomentar valores positivos en la sociedad a fin de mantener al cliente público satisfecho. Uno de los espacios que debería de ser fomentar  por el sector público sería los espacios informativos imparciales. Es un modelo del prensa escrita en España.
El incumplimiento de las obligaciones del operador privado podría recaer en la no contratación de publicidad o espacios de tiempo, la no venta de productos televisivos a coste reducido o al término de la concesión administrativa de uso de la señal de difusión, de propiedad de la administración pública municipal.


Alhaurín de la Torre, 16 de Mayo de 2013

Esta noticia ha recibido 2219 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998