logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Jueves 12 de Diciembre de 2019
banner
Cultivos en El Romeral
Juan Antonio Sánchez Rueda. 17.04.12 
Por circunstancia familiares y personales yo no tuve la oportunidad de estudiar, me tocó aprender a trabajar y sobrevivir antes que a leer. Hijo de una familia muy humilde de la barriada del Romeral. Mi padre trabajaba de guarda jurado (conocísteis los de la correa cruzada en el pecho con la placa dorada), en el Arroyo del Pinar, también partía piedras con un porro y un juego de cinceles buscando las betas de la piedra, (entonces no existían las maquinas que hay en las canteras). Mis padres tenian seis hijos a los que nos “educaban” en el trabajo y el esfuerzo. En el Romeral no había agua corriente ni luz eléctrica en las casas y por aquel entonces el obispo de Málaga Herrera Oria, promocionó la construcción de la capilla- escuela de la barriada y algunos niños podíamos ir a estudiar por la noche, ahí se inició mi etapa de "estudiante" con el libro “Álvarez” que contenía todas las materias a estudiar. En la escuela capilla, recuerdo que había dos fotos colgadas, una del general Franco y otra de Pío XII, antes de iniciar la clase los niños cantábamos el cara al sol con el brazo en alto, yo no tenia ni idea de lo que significaba, solo que era la manera de iniciar la clase, también era obligatorio ir a misa los domingos y festivos.


       Mi padre no tenía tierras propias pero sembraba en el cortijo de Mestanza a medias con los dueños del terreno, los hermanos Santos, ellos obtenían la mitad de la cosecha a cambio de ceder los terrenos. Era una extensión muy grandes a labrar, con la ayuda de un mulo y una burra que teníamos y nuestras manos, cultivábamos: Patatas, cebollas, sandias, melones, alcachofas, maíz, puerros, tomates, cañas de azúcar, coles, lechugas etc. En el número uno (Santa Amalia) también trabajé en el tabaco y el algodón.

     Cuento todo esto por que he leído el escrito en Alhaurin.com referente a tu huerto  y los cultivos de las distintas temporadas ¿Federico, has conocido el cultivo del tabaco y el algodón por esta zona? Desapareció hace muchos años, (bueno yo nací en 1953 y trabajaba desde muy niño en ello: sembrando, despalillando, despuntándolo etc.), pero en el numero uno y en la maquina tenían secaderos de tabaco hasta hace poco (ahora no lo sé), también lo colgábamos a secar en los árboles con  cuerdas (iscales) de esparto.

       A los catorce años me fui huyendo del campo a Torremolinos a trabajar de camarero, en 1968. Desde hace ocho años vivo nuevamente en el Romeral y también cultivo un pequeño huerto, ahora tengo sembrado: berenjenas, habas, pimientos, cebollas, lechugas, calabazas etc.

El Romeral en los sesenta

    La barriada del Romeral que yo recuerdo desde hace unos cincuenta y cinco años (tengo 59) era lo que hoy llamamos “el tercer mundo”. Éramos un grupo de familias diseminadas que vivíamos de la agricultura  y de los animales domésticos que se criabamos. En mi niñez existía “el trueque”, por ejemplo: el panadero dejaba el pan y mis padres les pagaban cuando podían con un par de cerdos o parte de lo que cosechaba, también recuerdo cuando venia “Joseito el pescaero” (en una Guzzi) y las mujeres les pagaban con huevos o gallinas. También recuerdo a un hombre que sacaba pita, esto lo hacia con un hierro cuadrado y una tabla que apoyaba en su abdomen para quitar la pulpa de la pita y obtener el hilo, que era muy apreciado para hacer cordeles muy resistentes, en el Romeral había muchas pitas. También venia un hombre que reparaba los lebrillos de barro con unas lañas de alambres, así como las ollas y cazos con estaño.  Pero al que yo más le temía era al barbero, lo conocíamos como “el tropa” era el terror de los niños. Tenía una maquinilla que funcionaba abriendo y cerrando la mano y al retirarla daba unos tironazos que dejaban calvas en la cabeza, cuando se podía pagar íbamos a casa de “Manolin” en C/ El Tejar, eso era como “Llongueras” hasta calentaba el agua para recortar con dos clavos conectados a dos hilos de corriente a forma de resistencia que metía en un vaso de agua. En la barriada había un comercio: La tienda de ELVIRA, que también vendían bebidas a los hombres en el mismo mostrador y por las noches ponían un televisor que funcionaba con batería de coches y nos cobraban tres pesetas por la entrada. 

    Cuando me fui a trabajar a Torremolinos solo podía venir a la casa  un día por semana, el día de descanso, el resto dormía en casa de una familia del Romeral que me alquiló una habitación que compartía con otro chaval. En aquel tiempo el único transporte público era un autobús –como los que se ven en las películas sudamericanas antiguas- que hacia dos veces el trayecto de Doña Ana a la Atarazana y viceversa. Eso duró cuatro años hasta que cumplí la mayoría de edad y me saqué el carnet y me compre una VESPA de segunda mano.

Juan Antonio Sánchez Rueda

Esta noticia ha recibido 3377 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia

Noticias relacionadas
Laboreo en la huerta Los Álamos



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998