logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Domingo 8 de Diciembre de 2019
banner
Laboreo en la huerta Los Álamos
Federico Ortega. 15.04.12 

Con estas lluvias de primeros de abril  y los chubascos de Semana Santa, comienza la temporada de cultivo de la primavera, aunque la precipitaciones han sido escasas y no han regado bien los campos. La primavera es el comienzo de un nuevo ciclo agrícola. El letargo y descanso de los campos durante el invierno dan a la naturaleza el empuje necesario para iniciar un nuevo año que llevará al verano, la madurez de la producción y rematará en otoño con la recogida de la mayoría de los frutos y... a reposar otra vez en invierno. Lo antes dicho es una verdad genérica que vale en mucha zonas, pero dependiendo de las características del clima se dan particularidades  y excepciones; aquí, en Alhaurín de la Torre tenemos un clima mediterráneo, cuasi subtropical, que hace que primavera, verano, otoño e invierno tengan distintas particularidades, aunque hay quien tiene la sensación de que ya solo tenemos dos estaciones: verano e invierno.

Pero hablemos de las labores agrícolas.  Me guataría presentar al público la manera en que trabajo una huerta de la que se recojo regular y asiduamente casi todos los productos que se  dan en nuestra zona. No en plan de sembrar unas matitas de pimientos y tomates en el jardín de la casa, no, sino cultivar la mayoría de la hortalizas, verduras y frutas que consume una familia. Me estoy refiriendo a las labores totales de una huerta de unos 1.000 m2 en adelante. Aunque yo he visto en Alhaurín, huertos de unos 50 metros cuadrados, en el jardín de la casa o en el campo, muy bien cuidados, que producen de todo y se observa la mano experta que los cuida. Se clacula que en España el 25% de la producción agrícola se debe a los huertos familiares donde los productos que se recogen son destinados al autoconsumo. Por eso es necesrio, y más en los tiempos de crisis, que el que tenga ocasión de mantener un huerto, se anime a trabajarlo.

Labores del mes de abril

A últimos de marzo y primeros de abril es el tiempo de la 'siembra de verano´. Es muy necesario preparar bien la tierra. El tiempo perdido en cuidar el terreno donde vamos a sembrar, lo recuperaremos con creces en meses posteriores. En la huerta Los Álamos terminé hace pocos días de arar el terreno donde plantaré lo que por estos pagos se llama, la siembra de verano: cebollas, berenjenas, tomates, pimientos, melones, sandías y pepinos, calabacines y calabazas, habichuelas y poco más. Esas son casi todas las verduras y hortallizas que siembro para su recolección en verano. Hay otras hortalizas que son de invierno y que ahora mismo están en producción o agotándose ya: lechugas, coles, acelgas, escarolas, habas, guisantes y puerros; las cebollas se pueden sembrar en cualquier época. Como he dicho antes, hace poco terminé, de darle tres vueltas de arado al huerto de la huerta Los Álamos. Distinguir la diferencia entre huerto y huerta. Huerta es un término más amplio, suele tener árboles frutales y también un huerto.Dentro de pocos díás, cuando no esté pesada la tierra debido a las escasas lluvias caídas, revisaré y prepararé las gomas del goteo, y ya solo queda hacer la siembra. Es un momento ideal. En una mañana se ponen todas las plantitas, una por cada gotero de las gomas, se riegan abundamentemente aunque haya llovido y ya tenemos plantado el huerto. Ya os contaré cómo va progresando.

En cuanto a los árboles frutales, poco podemos hacerle en esta época. La tala debe haberse llevado a cabo en invierno y reponer algunos nuevos si procedirera. Con las lluvias y la buena temperatura casi todos están en plena eclosión de hojas y flores: los almendros, los perales de agua y los ciruelos  nos brindan las floraciones más tempranas, abundantes y quizás las más hermosas; el membrillo saca sus flores blanco-azuladas, del tamaño de pequeñas rosas silvestres. El mandarino, el naranjo y el limón están en plena manifestación de la flor de azahar; los caquis y los aguacates también empiezan a echar sus brotes y flores nuevas; las nectarinas y muchos melocotones con sus flores de color rosa; los granados echan las hojas, pero la flor del granado viene más tarde, en mayo. Las higueras no echan flores, el higo nace directamente de las ramas. Y los últimos árboles que suelen despertarse en los campos alhaurinos son los chirimoyos y los nogales. Pero los más tempraneros de todos han sido los nísperos de los que ya están amarilleando sus frutas, las nísperas, que las podremos catar dentro de pocos días y a continuación vienen los albaricoques.

Una tarea: El abonado natural de la huerta.

Hay un técnica antigua para abonar toda la huerta de forma absolutamente natural y económica, que por desgracia no veo utilizarla por los agriculotres. La aprendí de mi padre en mi pueblo natal, Juviles, de la Alpujarra granadina, cuando era pequeño. Consiste en sembrar con las primeras lluvias de otoño, en todo el terreno de la huerrta que tengamos libre, incluso entre los árboles, alguna especie de legumbre: lenteja, yeros, arbejas o habas, que irán creciendo poco a poco durante todo el invierno y con el mes de marzo-abril llegarán a florecer. En ese momento, cuando la parcela parece un prado, se les pasa el rotavatos de la mulilla mecánica, se ara, se destroza toda la hierba y se entierra. El mejor abono. Yo siembro todos los años habas marraneras (que dan un fruto más pequeño que el normal y se usan como pienso para los animales) y ya dije que hace pocos días, acabé de darle tres vueltas de arado a mi huerta, a las habas. La razón de ser tan bueno este abono natural está en que las legumbres fijan el nitrógeno en sus raíces para que pueda alimentarse el fruto cuando esté engordando. Como se entierra cuando están en flor, todo el nitrógeno fijado en las raices permanece en la tierra como abono. Esto de la fijación del N en las raíces, los antiguos no lo sabían científicamente, pero lo hacían por tradición y experiencia, generación tras generación. Hay una palabra agrícola que se está perdiendo y que define esta labor: cuando era niño, en primavera mi padre convocaba a toda la familia para "enterrar el ricial ", porque entonces no había mulas mecánicas ni tractores y había que entrerrar el ricial a mano y con una yunta de mulos. Llevo 18 años cultivando la Huerta los Álamos y no le he echado ni un solo gramo de abono mineral ni tampoco estiercol. Con el ricial la tierra tiene más que suficiente  para criar buenas cosechas.

Mi intención es publicar periódicamente, quizás cada mes o cada trimestre, un escrito con las labores del campo de esa época del año, creo que servirá a algunos amantes de este hobby. Por otro lado estoy tambien dispuesto a publicar cualquier comentario o artículo sobre una labor tan hermosa como es cuidar un huerto. Dice un refrán chino: 'Si quieres ser feliz un año, cásate; si quieres ser feliz toda la vida, planta un huerto'.

Atentamente

Federico Ortega
federico@alhaurin.com

Esta noticia ha recibido 5790 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia

Noticias relacionadas
¿Qué es una dehesa? ¿Para qué sirve? Ver imágenes
Sobre huertos urbanos
Cultivos en El Romeral



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998