logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •3 usuarios en línea • Martes 26 de Mayo de 2020
banner
El mundo al revés
Rafa Calasanz. 23.02.12 

No se podrá decir que el actual Gobierno en estos dos meses que lleva en el poder haya estado con los brazos cruzados, gusten más o menos las decisiones que han adoptado. La actual reforma laboral es una de las medidas más conservadoras que se han tomado en España en los últimos 30 años, que conllevará un retroceso en los derechos de los ciudadanos. Pero en paralelo a ello, otras adoptadas podrían englobarse en medidas realizadas por un gobierno más cercano a la social democracia. Y lo digo esto porque, antes que me crucifiquen, el anterior gobierno, de izquierdas, no tuvo la valentía de llevarlas adelante siendo su obligación por su ideario político, lo cual sorprende bastante y me explico.

No se entiende que un gobierno conservador suba los impuestos de forma progresiva, repito, guste más o menos esa progresividad o la dura medida impositiva en sí,  y el anterior, de izquierdas, no lo hiciera, cuando hubiera sido lo más lógico y progresista. Sin embargo sí modificó al alza uno que repercute a todos, principalmente a los que menos tiene, el IVA, poco  progresista y progresiva dicha actuación. En una conversación que tuve con un militante muy de izquierdas, me llego a decir, que la subida del IRPF se cebará sobre las clases medias, a lo que yo le pregunté, qué era para él las clases medias. Su respuesta me demostró su desconocimiento de la realidad salarial española, donde los mileuristas suponen la mayor fuerza laboral, que con esta reforma del IRPF no son precisamente los más castigados.
Tampoco se entiende que un gobierno conservador haya realizado un tipo de reforma financiera, que seguro será mejorable, en la que insta a la banca a que se deshaga de los activos inmobiliarios y además deban prever una capitalización adicional de 50000 millones que deberán buscar, de entre otras maneras, con esa salida al mercado de esos inmuebles que tiene apalancados, lo que conllevará una bajada de precios obligada. Todo ello antes de final de año se supone. El anterior gobierno tampoco tuvo el aplomo de meterle mano a esos poderosos contra los que tanta retórica utilizaron, simplemente hicieron algunas reformas de poco calado, con fondos públicos, más encaminadas a contentar a los mercados que a solucionar la crisis del sector.
Es curioso, también, que tenga que ser un gobierno conservador el que legisle sobre los sueldos de altos cargos en bancos y cajas para limitar los ingresos de éstos, si antes fueron intervenidos o ayudados con dinero público. El anterior anduvo dubitativo, cuando no miedoso, escudándose en el Banco de España, ante la respuesta agresiva que la banca hubiera tenido. Un contrasentido a la campaña electoral que llevaron a cabo  los socialistas, donde fueron el azote de los todopoderosos banqueros y empresarios, en los mítines, claro.
Y por último la noticia que ha aparecido hoy, en la que el gobierno planteará a la banca, no sé si llegará a legislar sobre ello, la dación en pago como forma de evitar que familias de bajos recursos o con todos sus miembros en paro, estén endeudados de por vida y sin casa. No es la panacea pero al menos es un comienzo,  teniendo en cuenta que la exministra Salgado, miembro de un gobierno progresista, se negó en rotundo a plantear tal supuesto alegando un alto riesgo para la delicada situación financiera.
Cuanto menos todo esto resulta sorprendente, porque cabria preguntarse ¿Cuáles fueron los motivos que impidieron que algunas de estas medidas no fueran ejecutas por el gobierno socialista cuando ahora se ha demostrado que se podía hacer y estaban cercanas a su ideología?                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    No sé si serán medidas populistas o la antesala de otras más duras que llegarán en un futuro no muy lejano, pero lo hecho hasta ahora me demuestra que lo de las ideologías parece que sólo están para eslóganes  y mítines, después todo se desinfla.

Rafa Calasanz
Esta noticia ha recibido 1681 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998