logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •7 usuarios en línea • Lunes 1 de Junio de 2020
banner

La otra mirada
Democracia vs. Plebiscitocracia
 ELECTORES es, en estos momentos, el germen silencioso de un movimiento que, con el tiempo, acabará revolucionando el tejido de la comunidad.

José Sarria. 17.05.11 

Leo en el blog de Javier Marías un magnífico artículo bajo el título de “Un sondeo personal”, del que extraigo el siguiente fragmento: “Pero parece que, en lo referente a los ayuntamientos y comunidades autónomas, el tradicional caciquismo español ha vuelto con toda su potencia, si es que alguna vez se fue, y aun ha salido reforzado. Las tramas de intereses, las corruptelas, el clientelismo de cada población poseen ya tal vigor que resulta muy difícil desalojar del poder a quienes llevan años controlándolos, colocando a gente, haciendo y recibiendo favores. En algunos lugares da la impresión de que un mero cambio de alcalde haría que se desmoronara todo el entramado económico y laboral de ese lugar.” No hay que olvidar que fue en este mismo país, durante el reinado de Fernando VII, cuando la gente gritaba por las calles aquello de: “Vivan las cadenas”.

       Y ésta es la cuestión, el nudo gordiano: que utilizando la democracia como excusa, muchos de los actuales políticos han aprovechado los resultados electorales para establecer un sistema de taifas, mediante el que gobiernan como pequeños sátrapas a la vez que se ocupan en desamortizar el patrimonio popular para trasvasarlo al particular, ya sea suyo o de la corporación de amigos colindantes que le ayudaron a auparse hasta los linderos del trono. Las urnas los elevan a los altares del dogmatismo, han sido tocados por el dedo de Dios y creyéndose iluminados, elegidos y profetas del Altísimo, actúan como si fuesen héroes mitológicos o ayatollahs de cualquier régimen talibán. Establecen un sistema de funcionamiento basado en la dependencia y la sumisión, en donde los manuales del absolutismo son desempolvados. El Rey Sol vuelve a pasearse por miles de pueblecitos y ciudades de esta cosa todavía llamada España, con su cohorte de pelotas, meapilas, palmeros, barrigasagradecidas y beneficiados por el Régimen. La democracia ha sido decapitada por una plebiscitocracia que nada tiene que ver con aquello de que la titularidad del poder reside en el pueblo. Ahora el poder reside en las organizaciones políticas y en las tramas que se generan alrededor de las mismas para afianzar al líder, al Gran Hermano, mediante un sistema de votación amparado en la desproporcionada Ley Electoral.

          La tentación de todo político es sublimarse hasta la cima del poder absoluto. Para ello cualquier aspirante a sátrapa no duda en poner en marcha los mecanismos necesarios sobre los que afianzar su personalísima figura pública: financiación (o sea, el parné), creación de una casta de aupados por el régimen que conforman la trama y el desarrollo de una nueva clase social: los siempreagradecidos. La democracia es la excusa, por lo que la plebiscitocracia no es garantía de nada ni justifica a los vencedores del sistema. No hay que olvidar que Hitler ganó en las urnas, que ETA obtuvo un gran éxito “democrático” en muchos municipios vascos, que Jesús Gil triunfó gracias a las papeletas de Marbella o que Hugo Chávez también salió victorioso por el voto popular.

          Cuando los mecanismos de la política convencional son incapaces de dar respuestas satisfactorias a las demandas de la ciudadanía, es la propia ciudadanía la que debe de tomar la decisión de emprender su propia marcha. En Alhaurín de la Torre, como en  otros municipios españoles, ha surgido la semilla de lo que puede ser una marcha cívica, un movimiento de ciudadanos que reclaman un cambio drástico y definitivo del actual sistema de partidos que sustentan su autoridad en base a la plebiscitocracia, habiendo usurpado el poder al propio pueblo.

         Hoy Alhaurín de la Torre vive, al igual que la mayoría de las ciudades y pueblos del país, un proceso de decadencia democrática. ELECTORES es, en estos momentos, el germen silencioso de un movimiento que, con el tiempo, acabará revolucionando el tejido de la comunidad. Aquellos alhaurin@s que sientan el desapego de la actual situación social pueden unirse a este otro grupo de ELECTORES, sencillos paisanos que no se someten a voluntades ni a dictámenes, que apuestan por un cambio necesario, por una regeneración democrática, aún a sabiendas de que posiblemente desaparezcan del ruedo electoral, aplastados por esa impresionante maquinaria política que ostenta el poder establecido; pero será una muerte con honor, con el honor de los que no se entregan ni se doblegan, manteniendo viva la voz de la resistencia.

Esta noticia ha recibido 1566 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998