logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Sábado 7 de Diciembre de 2019
banner

Aparece el gerente de la Fundación de las Canteras
Ver imágenes de la ruta Torrijos

Torrijos 1831. 23.03.10 

Después de los daños que Luis Bravo ha intentado hacer con sus opiniones (particulares según él), a la Asociación Torrijos 1831 en las últimas semanas, sin haber tenido en cuenta que el colectivo nunca había escrito sobre sus actuaciones en el pueblo; nosotros, que ni callamos ni otorgamos y que nada le debemos,  decimos que “apague el fuego” el que comenzó a “incendiar el bosque” el día 8 de marzo, no con  esas feas y autoritarias maneras de “punto pelota” que no nos puede imponer, sino con cortesía, educación y respeto. Ahora, cuando van quedando atrás (de momento), sus “opiniones particulares”; se nos aparece de repente como gerente de la Fundación Canteras (todo, según como convenga), dedicándole varios párrafos a la “Ruta de Torrijos”, en la que anda “ocupado”. Como se dirige de nuevo a la Asociación Torrijos 1831 y estamos en  desacuerdo tanto con lo que escribe como en la forma de lo hace, volvemos a responderle para decirle, entre otras cosas, que la modalidad senderista por la sierra de la “Ruta de Torrijos” arranca desde 2003 insertada en las actividades de nuestras II Jornadas. No son sus ideas ni las de su Fundación, ni siquiera la iniciativa del jalonamiento y la señalización de la ruta, reiterados en varias ocasiones, desde aquel año, por nuestro colectivo al Ayuntamiento. 

Aprovechar las circunstancias para anular la labor de años de la Asociación Torrijos 1831 en cuanto a la Ruta.

Las Fundación de las Canteras es, a nuestro parecer, la entidad que acumula más poder en Alhaurín de la Torre, y por citar un ejemplo está la asignación en toda su tramitación de las subvenciones a los colectivos, cosa implícitamente relacionada en cualquier localidad con los órganos de gestión municipal que son las concejalías. Esta prerrogativa, decisiva, está incidiendo ya directamente en la vida y caminar de todos los colectivos del pueblo, primero, porque la homogenización en materia de subvención ya no existe en Alhaurín de la Torre (cosa que desde la propia Fundación no se le quiere dar importancia, pero que la tiene), y porque en el historial de cada uno de los colectivos, en su libertad de así hacerlo, ya ha quedado marcado por los que aceptan esta vía de subvención y los que desean que la concesión se verifique a través de las concejalías. Es una fractura cuyas consecuencias, a medio y largo plazo, están todavía por ver, pero que al día de hoy presenta ya una clara división y una desafortunada realidad: colectivos que con sus asignaciones anuales continúan su rumbo, incluso con la posibilidad de recibir mucho más dineros en sus proyectos; y otros que por mantener por encima de otros conceptos el significado de su propia trayectoria en la sociedad en la que viven, no solamente ya no reciben nada, sino que para castigar su disentir son víctimas de un desprestigio encauzado a expandir sobre ellos servidumbre política. Por citar tres, por el orden en el que las han padecido, ahí están lo casos de la AA.VV,s de Santa Ana, Cáritas y a la propia Asociación Torrijos 1831. En todas ellas se produce un hecho extraordinariamente significativo: que Luis Bravo asume directamente el ataque a los tres colectivos en los medios de comunicación. En nuestro caso particular, ni siquiera  habíamos hecho referencia a su persona, ni como gerente de la Fundación, ni a su cargo en el PP ni a su anterior trabajo en el propio Ayuntamiento. Esta actitud beligerante, una vez que la han derrotado frontalmente los propios colectivos disidentes, la convierte Bravo, a posteriori, en la falacia “respeto para ellos”; falacia porque los daños continúan apareciendo de diversas formas: desprestigio contra la Junta Directiva de Santa Ana; resta de protagonismo a la obra social de Cáritas, y en el caso de la Asociación Torrijos 1831, particularmente, abordar objetivos que lleva revindicando el colectivo durante nueve años para escatimarle el logro de su actividad y, por tanto, el reconocimiento a su inquietud. Ahí está como ejemplo el proyecto de la “Ruta de Torrijos” tantas veces solicitado por nuestro colectivo al Ayuntamiento; y como testimonio que define el asunto, los dos últimos artículos de Bravo, en los que no concede ni una sola palabra de reconocimiento al colectivo a su labor durante nueve años por la recuperación de ese sendero histórico y su difusión en toda la provincia de Málaga, practicándolo y dándolo a conocer con marchas senderistas para personas de todas las edades en las fechas históricas, e incluso con dos modalidades más: bicicletas y vestidos a la usanza de la época. Ahora Bravo exhibe maneras parecidas a promotor de la Ruta, ocupándose él de la misma. Lo que cambian las cosas, parece que fue ayer, en las I y II Jornadas, cuando iba de aquí para allá micrófono en ristre queriendo saber más, a través de componentes de nuestro colectivo, sobre la relación de Torrijos con Alhaurín de la Torre.

Cerrar la vía institucional a la Asociación Torrijos 1831 y aplicarle un supuesto criterio de la millonaria Fundación de las Canteras.

Durante varios días y con sus tergiversadas opiniones en los medios de comunicación, Bravo ha intentado mediatizar a toda costa la relación de la Asociación Torrijos 1831 con el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, acelerando en cuanto estaba en sus manos “enfriamientos” y “divorcios”. Lo ha hecho, porque entiende que es la única puerta que le queda al colectivo para gestionar sus actividades y propuestas en el pueblo, y piensa que si lo asfixia por ahí, Torrijos 1831 tendrá que retirarse de Alhaurín de la Torre, ya escribió aquello con sus maneras despreciativas de: “que se vayan con los bártulos a otra parte”. Por eso también sesga a su antojo el comunicado firmado por la Asociación Torrijos 1831: “no es compatible con el ejercicio de conciencia, opinión, sentimientos y trayectoria de los colectivos y asociaciones abajo firmantes…”, en vez de ponerla en la totalidad de su contexto: “La implantación en Alhaurín de la Torre en el año 2009 de una entidad que sustituye a la gestión de la administración pública en las diferentes concejalías del Ayuntamiento tanto en la vía de solicitud, el trámite, la decisión, la proporción de las asignaciones, así como el propio otorgamiento de las subvenciones de los diferentes colectivos legalizados y con sede en el pueblo; no es compatible con el ejercicio de conciencia, opinión, sentimientos y trayectoria de los colectivos y asociaciones abajo firmantes…”. A través de ella y en su caso particular, la Asociación Torrijos 1831 muestra su desacuerdo a la sustitución de la tramitación de subvenciones, pero no cita la palabra “ilegitimidad” que Bravo nos ha querido imputar en el segundo escrito. Y es esa palabra otra de las claves en la estrategia de Bravo, para poder intentar operar a gusto contra la Asociación Torrijos 1831, pero esta vez con una novedad importante: desde su puesto de gerente de la millonaria Fundación Canteras y con esta filosofía: me niegas, te niego. Pero olvida algo que desde las responsabilidades de su cargo no debería ignorar: que un modesto colectivo como el nuestro tiene unas características muy limitadas en su acción, contando entre sus mínimas capacidades la de su propia opinión; pero la Fundación de las Canteras es algo muy diferente en su génesis, formación y conjunto, destacando que al recibir desde el Ayuntamiento las partidas presupuestaria de subvenciones asignadas a los colectivos con sede de Alhaurín de la Torre (incluida en 2009 la de la Asociación Torrijos 1831, de la que nunca habla Bravo), debe mantener una ética (el propio nombre de Fundación así lo requiere) y la condición de no ejercer arbitrariedades, discriminaciones y exclusiones contra la actividad de un modesto colectivo, legalizado en el pueblo hace nueve años, para ser exactos, ocho antes que fuera legalizada la entidad Fundación de las Canteras. La actitud del gerente ya la conocemos, pero: ¿Están de acuerdo el Presidente y la Vicepresidenta de la citada Fundación con lo que esta haciendo Bravo con la Asociación Torrijos 1831, desde el cargo de una entidad donde se administra también el dinero público, y más cuando el Presidente y la Vicepresidenta tienen responsabilidades directas en la política y equipo de gobierno de Alhaurín de la Torre? 
  
Demagogia para sustituir un proyecto solicitado por la  Asociación Torrijos 1831 al Ayuntamiento, por otro de la Fundación de las Canteras.

Sean ideas del gerente de la Fundación o  no, nada tenemos que decir respecto a los otros tres senderos en los que trabaja la Fundación. Pero por más vueltas y exposiciones que haga Bravo y tire de demagogia, todos sabemos que el jalonamiento y las señalizaciones el sendero de la “Ruta de Torrijos” ha sido un proyecto presentado por la Asociación Torrijos 1831, y ahí están las reivindicaciones realizadas durante años a los concejales del Ayuntamiento, que siempre lo han entendido como una buena propuesta. Ya lo dijimos en el anterior escrito “No son sus ideas señor Bravo, sino las nuestras”, y esto lo mantendremos hasta el final, le pese cuanto le pese. Todo comenzó en  2003, cuando la Asociación Torrijos 1831 expuso en varias ocasiones a los concejales Julián Sesmero e Isabel Fraile la conveniencia de que en el territorio municipal de Alhaurín de la Torre, se señalizara con puntos de referencia y con ese nombre la “Ruta de Torrijos”, como ocurre con otros casos similares en nuestra provincia. Y de nuevo Bravo saca a relucir sus cualidades, sesgando para tergiversar. Por un lado nos habla de sendero deportivo medioambiental, para senderistas deportivos, pero recoge el nombre de “Ruta de Torrijos” y su relevancia histórica, nombre y fin pedido por nuestro colectivo, desde 2003, al Ayuntamiento, siete años antes de que existiera la Fundación de las Canteras. Que no utilice la demagogia intentando marcar diferencias, pues una vez señalizada y en todo su derecho, la harán corriendo deportista de élite, personas mayores andando, o grupos de recreación histórica.. Por tanto, es tan burdo ahora querer camuflar todo esto, que quién se cree a estas alturas, que una vez que esté jalonado el itinerario por la Fundación, el Ayuntamiento va a cumplir lo solicitado por la Asociación Torrijos 1831, pues dirá la “Ruta de Torrijos” ya la tienen ustedes señalizada en la sierra por la Fundación de las Canteras, que en definitiva es lo que se desea conseguir. Para entonces, nuestras peticiones ya habrán sido sustituidas por la propia promoción de la Fundación de las Canteras que se va a hacer a costa del personaje Torrijos, quitando del medio el trabajo reivindicativo de un modesto colectivo durante varios años. Si Bravo ya “ningunea” la labor del proyecto en la sierra de la Asociación Torrijos 1831 antes de que se haga, es fácil predecir el resultado final. Esa será su hazaña, pero ya avisamos a nuestros lectores, que cosas similares vendrán en un futuro.

Las desconsideraciones de Bravo hacia la actividad cultural de la Asociación Torrijos 1831, en la Ruta.

Las tres modalidades que, desde 2003, realiza la Asociación Torrijos 1831 por la “Ruta de Torrijos, son senderista, histórica y bicicletas. Están recogidas en los programas de las Jornadas de homenaje a Torrijos y la Constitución, en el libro “Réquiem por Torrijos” y en los folletos editados por el propio Ayuntamiento. Las tres modalidades están puestas por el orden del número de veces que se han practicado, dependiendo de la climatología, aniversarios, días disponibles, etc. La senderista se realiza con atuendo deportivo, practicando la carrera continua los que así lo quieren hacer, o bien a ritmo de marcha el grueso con paradas para explicar los puntos históricos de la misma. Es decir, la marcha deportiva-senderista por la “Ruta de Torrijos” histórica, está creada en la sierra desde 2003, una actividad deportiva en la que en ningún año nos hemos encontrado a Luís Bravo por el camino, incluso no tuvo interés alguno para realizarla cuando le invitamos a practicarla en 2006, cuando fue nuestro pregonero. Ahora se explaya en los medios de como se ocupa de ella, el valor histórico que tiene, etc. Parece mentira a lo que obliga un cargo.
La histórica trata de marcar la diferencia de lo ocurrido en Alhaurín de la Torre, con otras localidades: un grupo de liberales de 1831 perseguidos por la sierra por los serviles del poder absoluto, y tratando de llegar a Alhaurín de la Torre. Una recreación que muchas veces ha costado lo suyo, por la dura climatología del mes de diciembre, las vestimentas (civiles en su totalidad, de principios del XIX), y calzado no apropiado para ese recorrido. Pero nada nos ha echado para atrás por dotar a Alhaurín de la Torre de esa página viva de su historia. Todo este esfuerzo y dedicación altruista, una persona como Bravo que tantos años ha trabajado en el Ayuntamiento lo reduce a “vestir uniforme militar, coger armas (incluso las simuladas)…,”. ¿A quién pretende engañar Bravo esta vez con ese “incluso”? Las armas no son tales, sino réplicas para la iconografía. Tampoco vestimos uniformes militares de aquella época en la ruta. Defina bien nuestro trabajo cultural en la prensa, si sabe, y no emborrone más; pues todo esto nos lleva a preguntarnos de nuevo: ¿Con esta forma de proceder y escribir en los medios, es esta persona una de las que decide en la Fundación de las Canteras los otorgamientos de subvenciones? ¿Es esta persona que no sabe valorar ni definir el trabajo cultural no remunerado de un colectivo asentado en el pueblo desde hace nueve años, la que tiene un puesto tan clave en la Fundación de las Canteras? ¿Con estas evidentes faltas de cualidades, cómo es que continúa hoy en ese cargo, y a quién o quienes les interesa sostenerlo? ¿Qué tienen que decir sobre este comportamiento los empresarios de las canteras?

Solicitud de reunión con la Concejala de Medio Ambiente.

 Es bien conocido en Alhaurín de la Torre, que los males que le están sucediendo en los últimos meses a la Asociación Torrijos 1831, ha sido por su postura  en cuanto a que su relación cultural la desea mantener a través de las concejalías (debemos ser uno de los pocos colectivos en nuestro país que por estimar de esta manera el valor de la institución, está siendo castigado de esta manera). Desde septiembre de 2009 no nos hemos movido de esta decisión y, por tanto, no lo haremos ahora. El cargo municipal que sabe lo que se va a hacer con la “Ruta de Torrijos” y tiene ya información suficiente de lo que se está disponiendo en la zona, es la Concejala de Medio Ambiente. En el día de hoy hemos tramitado la solicitud de una reunión de nuestra Junta Directiva con la citada concejala, a fin de conocer a través de su exposición, todas las circunstancias que rodean al proyecto de la “Ruta de Torrijos” promovido por Fundación de las Canteras. Nueve años del colectivo poniendo con su actividad en valor la citada ruta, las reiteradas solicitudes de la señalización a los concejales, por parte de Torrijos 1831, y el conocimiento de la misma, es aval más que suficiente para obtener la información por vía municipal y dar nuestra opinión, dejando patente que, con arreglo a lo recogido en nuestro estatutos “salvaguarda de los lugares vinculados con Torrijos”, mostraremos nuestro desacuerdo con cualquier intento que exista de manipulación de la ruta, con el nombre de Torrijos por medio, en cuanto a utilización de propaganda, anuncios e intereses, que no sean el estrictamente los carácter histórico, presididos los puntos por el emblema del escudo municipal de Alhaurín de la Torre, institución a la que siempre hemos solicitado el jalonamiento de la ruta.


Contacto:
Jesús Rivera Ruiz, Presidente.
Telf.-686715582
contacto@torrijos1831.es

 

Esta noticia ha recibido 4480 visitas       Enviar esta noticia

Noticias relacionadas
Torrijos 1831 ¿vale ya?



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998