Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Telf. de interés Su opinión Clientes Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•39 usuarios en línea • Jueves 23 de Octubre de 2014
banner

Me caso

Lydia Tapiero Eljarrat. 14.02.10 

Oriana lo vio aparecer con sus maletas, vestido con su traje azul, su melena morena peinada hacia atrás, como siempre. Sintió su impaciencia recorriendo las caras en busca de la suya, notó su confusión al ver allí a Alex. Oriana se escondió y salió llorando, sus dudas habían desaparecido. Hacía solo dos semanas, que en ese mismo aeropuerto se había despedido de él amargamente. Manuel había insistido en ir a Argentina para pedirles formalmente la mano a sus padres. A Oriana el trabajo la retuvo en tierra, lejos de él. Las noches pasaron lentamente, su presencia no bastaba para llenar la casa, cada rincón era un rincón vació. La primera semana pasó y la temida noche llegó más viva que nunca, el brillo de la luna llena despertó cada hormona de su cuerpo. Se puso el camisón rosa, el que tanto provocaba a Manuel. Se sentó en el sillón y empezó a pasar los canales de televisión, mientras su mirada se escapaba hacia el teléfono silencioso.


  Sonó el timbre, se sobresaltó, se acercó sin hacer ruido y se asomó al agujero de la puerta. Se entusiasmo al ver a Alex, su cuerpo esculpido por el gimnasio siempre le había provocado un cosquilleo al verlo, le abrió enseguida. No le dio tiempo a preguntarle que hacía ahí tan tarde, cuando él la abrazó y la besó. Ella se apartó empujándole hacia atrás, y sus pelos dorados se soltaron cayendo sobre unos hombros provocadores.
 –¿Qué haces?
 –Te deseo. –Dijo mientras volvió a apretarla contra su cuerpo, ella no se resistió.  Y  fue en el mismo sillón, donde el ruido de la tele y el timbre del teléfono se apagaron con el gemido de sus voces.
 
 Desde ese momento el tiempo pasó rápido, imperturbable. Y hoy, haber visto a Manuel en el aeropuerto supuso un golpe muy duro, no se veía capaz de enfrentarlo. Oriana llegó a la casa antes que él, cogió sus maletas y abrió la puerta, pero no pudo avanzar.
 –Cariño ¿Qué significa esto? –Dijo Manuel confundido al ver las maletas.
 Alex se puso junto a ella, dándole la mano mientras su rival les clavaba la mirada.
 Oriana agachó la cabeza e intentó llegar a la puerta. Manuel la agarró y la abrazó, ella forcejeó y se volvió a apartar.
 –¡Manuel, déjala! –Ordenó Alex colocándose entre ellos.
 Manuel contrajo los músculos de la cara mientras miraba a Oriana y luego a Alex.
 –¡Hijo de Puta! –Dijo levantando su puño con la fuerza de los celos, pero Alex estaba preparado y se adelantó con otro puñetazo dejándole tirado en el suelo. Oriana se agachó y él desvió su mirada. Alex tiró de ella y salieron por la puerta dejándola abierta.  Mientras Oriana lloraba y se alejaba casi a rastras mirando a Manuel, este levantó la cara, la miró y empezó a reír a carcajadas, al darse cuenta, que los días más felices de su vida habían sido en Argentina, sin ella.

"Lydia Tapiero Eljarrat"   lydia_tapiero@yahoo.es

Esta noticia ha recibido 1860 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998