logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•15 usuarios en línea • Jueves 22 de Febrero de 2018
banner

La guitarra flamenca

Perfiles Flamencos. 30.01.10 

Capítulo LIV. No hay motivo para pensar que la guitarra no haya sido, durante mucho tiempo, el sólo acompañamiento para el cante y baile flamencos. La diversidad de instrumentos de cuerda, percusión o aire de que hoy se rodean cantaores y bailaores es de reciente factura, y aún no han sido aceptados totalmente por aquellos puristas que siguen considerando que la guitarra es el solo instrumento que debe ser permitido, por lo menos, en el cante. Sin embargo, gira en torno a la guitarra la teoría de que este instrumento se incorporó al cante después de cierto tiempo, ya que antes los cantaores lo hacían sin acompañamiento alguno. Es perfectamente plausible que eso fuera así; pero como sucede con toda idea o teoría que no puede ser perfectamente demostrada, esta es aceptada sin ningún tipo de reserva por unos, y cuestionada enérgicamente por otros.

    La duda pues, flota aquí como tantas cosas relativas al flamenco de principios del siglo XIX; una de tantas lagunas que impiden un profundo conocimiento del mismo pese a los continuos trabajos de historiadores y flamencólogos por esclarecerlas. Sin embargo, el testimonio de Fernando de Triana, memorialista además de cantaor y guitarrista, y que tantas veces se cita en la historia del flamenco, parece arrojar una luz sobre este tema digna de tenerse en cuenta: “No crean que los cantaores antiguos cantaban a palo seco (sin guitarra). Lo que ocurría, según me contó mi abuelo, que fue discípulo de Silverio y popularísimo en toda Andalucía con el nombre de Fernando Gómez “El Cachinero”, era que escaseaban mucho los guitarristas, y en el primer tercio del siglo pasado, los pocos que había eran muy cortos tocando y ni siquiera se conocía la cejilla en la guitarra, por lo cual todos los cantaores tenían que cantar por arriba, (mi), o por medio, (la), únicos tonos que conocían los guitarristas por flamenco de aquella época”
     La segunda mitad del siglo XX propicia, quizá incentivado por la proliferación de los cafés cantantes, un débil comienzo de la guitarra flamenca, ya que en estos locales empezó el gran desarrollo del cante flamenco tal como lo conocemos en nuestros días, y en los que ganaron prestigio los primeros guitarristas a los que se les podía llamar “del flamenco”. Al primero considerado como tal, José Patiño González, “el Maestro Patiño”, le siguieron Francisco Díaz Fernández, “Paco de Lucena”, y “Paco el Águila”, junto a otros tales como Paco el Barbero, Antonio Pérez, Juan Gandulla “Habichuela” o Manuel Pérez “El Pollo”.
     Desde aquellas primeras figuras el toque ha evolucionado enormemente, sobre todo en lo que a técnica se refiere. Hoy existe una verdadera cantera de jóvenes guitarristas que tienen mucho que decir y lo dicen con excelentes maneras y unos grandes conocimientos que llevará a muchos de ellos a ocupar un puesto relevante en la historia de este instrumento.
     Pero sería con Ramón Montoya, Niño Ricardo, Melchor de Marchena, Sabicas, etc., tocaores todos que tanto aportaron al flamenco con los que se iniciaría la verdadera revolución de la guitarra flamenca, que luego han seguido de manera imparable guitarristas más recientes como son Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Vicente Amigo o Tomatito, entre otros, que han llevado la guitarra flamenca a la máxima categoría entre los instrumentos musicales de cuerda.

LA GUITARRA
PASIÓN DE AMANTE

Mágico ser, sensible y palpitante,
capaz de tal pasión y tal dulzura,
que te puede llevar a la locura
al punto que la elijas por amante.

O puede ser tan fría y tan distante
como la más compleja criatura:
hace falta una larga singladura
para llegar a ser su gobernante.

Pero es tan personal, tan expresiva,
que apenas conociéndola, cautiva
al hombre que a su voluntad se amarra.

Una vez que su cuerpo has abrazado,
te dejan para siempre esclavizado
los trenos de dolor de la guitarra.

Paco Acosta Roldán

Esta noticia ha recibido 2573 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998