logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Jueves 14 de Noviembre de 2019
banner

Las bicicletas “no son sólo para el verano”

Luis Bravo. 16.01.10 

Fue en el año 1975. Hacía un mes que se había muerto Franco y era mi primera Navidad lejos de mi casa y mi familia, una Nochebuena Blanca, turrón y nieve en un hotel de Arhnem en Holanda a unos 8 o 10 Km de la ciudad en medio de un bosque. Formábamos el equipo seis y nos habían contratado una cadena hotelera holandesa para animar un poco la fría navidad. Así que tocando clavelitos y las cintas de mi capa, los seis hacíamos turismo y veíamos mundo en aquella Europa de los setenta. La mañana del 25 de diciembre, decidimos hacer turismo por la ciudad y en el hotel nos prestaron seis bicis del medio centenar que tenían allí a disposición de los clientes. No había carril bici sino una carretera llana en medio del bosque. A lo lejos vimos una señora de mediana edad subida en su bici pedaleando en nuestra misma dirección. Como si fuera el tour de Francia, en plan celtíbero, aceleramos, nos dimos un sprint de narices la alcanzamos y le dimos una pasada como un Ferrari a un Seat 1500. Ni se inmutó, siguió detrás nuestra a su ritmo, a tren, y nosotros dándole a los pedales como posesos. A los 3 o 4 minutos echábamos la hiel por la boca.

No nos dimos cuenta, pero no sé ni por donde nos adelantó. Cómo una Mercx con faldas, menuda pasada nos dio mientras derrengados sobre el manillar no podíamos seguirla. Joder, seis jóvenes de veintipocos años humillados por una holandesa de cuarenta con faldas y a loco. Se tuvo que reír cantidá viendo que no podíamos seguirla. Llegamos a Arhnem y era una ciudad tranquila, rural, casi ningún coche, poco tráfico y todo lleno de bicis y paseantes en aquella fría mañana invernal a menos 2 o 3 grados centígrados. No había carriles bicis, pero se notaba que todo el mundo andaba en bicicleta porque aparcabicicletas había más que farolas. Así que dejamos las monturas en una de ellas y nos fuimos a hacer turismo. Estaba todo medio cerrado, comimos en un chino y a media tarde de vuelta al hotel dando pedales, eso sí, en plan paseo. Con una humillación deportiva como la de la mañana ya habíamos tenido bastante, porque no veas cómo se las gastan las holandesas sobre el manillar.

En aquella España del 75, hace 34 años, teníamos una renta per cápita de menos de la mitad que Holanda. Aquí andábamos en plena industrialización y pasando de la Bultaco o la Montesa Impala al Seat 127 o el Simca 1000. Todo el mundo quería un coche. Los holandeses que ganaban más del doble, usaban la bicicleta para moverse. Nos llevaban entonces 35 años de concienciación medioambiental y lógica en el transporte y hoy, seguro que siguen con la bici, pero ya con sus carriles bicis dotados hasta de semáforos, legislación protectora del aire, penalización sobre los automóviles contaminantes, un excepcional transporte público y nosotros 50 años detrás, cambiando el Mondeo, por un Toyota Rav 4,  ultracontaminante (como uno que yo conozco, máximo defensor del medio ambiente y anti canteras) pero es que el RAV 4 mola más y hay que ir de profesional  agresivo y triunfador.

A finales de los noventa, había en el pueblo tres o cuatro contenedores de papel azul y un par de los verdes, incluso Manolo “el humarea” se inventó unas “casitas ecológicas de las tres R”  adaptando un contenedor dividido en varias partes que seleccionaba los residuos, en basura, papel, vidrio  y plástico. Yo me acuerdo, que hicimos varias campañas publicitarias desde el ayuntamiento e incluso subvencionamos y contratamos “el invento”. Durante tiempo estuvimos concienciando a la gente de la necesidad de de reciclar, se construyó un Punto limpio y costó trabajo y esfuerzo meterle a la gente en la cabeza que los residuos hay que seleccionarlos y aunque nos fuera incómodo, el papel iba a un sitio, el vidrio a otro y la basura orgánica en la típica bolsa gris. Hoy, todo el pueblo está lleno de contenedores soterrados con diferentes cubas de recogida. El esfuerzo que costó en aquellos años concienciar a la gente de la necesidad del reciclado dio sus frutos. Se hicieron multitud de campañas en colegios y de forma masiva, nos gastamos el dinero en, primero que el pueblo entienda la necesidad de reciclar y después poco a poco ir llenando las calles de contenedores diferenciados, primero aquellos amarillos, verdes y azules y después soterrarlos. Ahora estamos en plena campaña de disminución del uso de las bolsas de plástico, se hacen campañas y se reparten algunos miles, pero no se puede inundar el mercado de bolsas de tela porque salen carísimas y entonces la genta no las reutiliza.

El uso de la bicicleta es igual. Existe la necesidad de disminuir la producción de CO2 a la atmosfera por el efecto invernadero, hay que disminuir el abuso del coche que emite muchos gases contaminantes, hay que ir preparándose para usar la bicicleta como medio alternativo, hay que tomar conciencia de que es incomoda e incluso que cualquier holandesa con veinte años más, te puede dar una pasada como te lo tomes en plan competitivo, hay que potenciar la bici eléctrica para fumadores como yo, hay que peatonalizar los centros históricos y prohibir los aparcamientos, y, por supuesto, hay que ir poniendo carriles bicis en las nuevas avenidas que se construyan, o ir adaptando progresivamente las existentes, pero de eso   a llenar el pueblo de carriles bicis, de aparcamientos de bicicletas publicas controladas por ordenador  como en Barcelona (que por cierto llevan 2 o 3 años y aún es deficitario y no está consolidado)cuando estamos en plena crisis y hay otras cosas más urgentes, me parece disparatado.

Los caballos deben ir siempre delante del carro, nunca detrás. Primero conciencia  a la gente y crea la necesidad, y después le pones los medios, que no somos holandeses, ni suecos, ni noruegos y todavía nos tienen que meter a fuerza de campañas la necesidad de cuidar el medio ambiente y el entorno. En Holanda hace 34 años todo el mundo andaba en bicicleta y no había carriles bicis, por ahí iba mi crítica irónica el otro día a la UPyD, crítica política pura y dura, no es que no esté de acuerdo en el uso de la bici como medio alternativo. De todas formas si esta polémica y este articulo sirve para concienciarnos de que hay que ir pensando en usar más la bicicleta (aunque sea la eléctrica), pues bienvenido sea.

Luis Bravo

Esta noticia ha recibido 2447 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998