logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•8 usuarios en línea • Sábado 21 de Abril de 2018
banner

La Corporación Municipal celebra el XXXI aniversario de la Constitución Española
Nutrida presencia del pueblo de Alhaurín de la Torre en la plaza del Ayuntamiento. El alcalde pronuncia un valiente discurso en el que defiende al Tribunal Constitucional y aplaude el “giro hacia la paz” del Gobierno vasco

Institucional. 06.12.09 

A mediodía de hoy, la Corporación Municipal de Alhaurín de la Torre casi al completo ha celebrado en la plaza del Ayuntamiento, junto con distintas autoridades civiles, fuerzas de seguridad y representantes de la vida social y cultural, un sencillo acto para conmemorar el trigésimo primer aniversario de la Constitución Española. El tradicional encuentro institucional ha comenzado con un valiente discurso, pronunciado por el alcalde, Joaquín Villanova (lo reproducimos íntegramente al final de esta nota de prensa), en el que, tras recordar el papel de Jordi Solé Tura como 'padre de la Carta Magna', dos días después de su triste fallecimiento, ha defendido la vigencia de los valores constitucionales en la sociedad española de hoy, como símbolo de paz, democracia, libertad y concordia.

Ante ello, ha mostrado su comprensión y apoyo a los magistrados del Tribunal Constitucional, ante la futura sentencia del Estatuto de Cataluña, que tanto revuelo ha causado en esa comunidad autónoma, y ha criticado el uso partidista que de este texto y del alto tribunal hacen determinados sectores políticos catalanes, avalados además por la prensa regional. Por contra, ha aplaudido el “giro definitivo hacia la paz y la normalidad democrática” que se respira en el País Vasco, gracias a la determinación del lehendakari, Patxi López (PSE), apoyado por el Partido Popular, por estar al lado de los demócratas, y no de los violentos.
Ha concluido el alcalde con una emotiva frase dedicada al pueblo de Alhaurín de la Torre, “orgulloso de sus tres banderas: la alhaurina, la andaluza y la española, y orgulloso de su Constitución y su democracia”[...] “Doy las gracias a todos los defensores de nuestro texto constitucional y de nuestras leyes, porque quienes lo hacen, aman su país y aman las libertades públicas y los derechos civiles que tanto trabajo costó reunir. Rindamos, pues, el merecido homenaje a la Constitución española, en la que todos cabemos y que a todos protege”.
Posteriormente, se ha procedido al izado de la bandera española y a la interpretación del himno nacional por parte de la Banda Municipal de Música de Alhaurín, que posteriormente, una vez concluido el acto, ha amenizado a los presentes con un pequeño concierto.

TEXTO ÍNTEGRO DEL DISCURSO OFICIAL DEL ALCALDE

Ilustrísimos señores concejales y señoras concejalas del Excmo. Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre; Ilmos. Hijos Adoptivos y Predilectos de Alhaurín de la Torre; Ilmo. Sr. director del Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre; Ilmo. Sr. Juez de Paz; Ilustrísimas autoridades y representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado;  representantes de asociaciones, peñas y colectivos de Alhaurín de la Torre; pueblo de Alhaurín de la Torre; ciudadanos y ciudadanas, señoras y señores:

Como todos los años, nos congregamos aquí, en el corazón de la democracia local, una representación de la vida social, económica y política de Alhaurín de la Torre, para celebrar todos juntos el aniversario de la aprobación, por parte de todos los ciudadanos y ciudadanas, de la Constitución Española de 1978.

Antes de comenzar este discurso, quiero recordar a uno de los padres de nuestra Carta Magna, el veterano político catalán Jordi Solé Tura, del Partido Socialista de Cataluña y ministro de Cultura con Felipe González, que falleció el pasado viernes, a los 79 años, casi en la víspera de esta importante fecha. Descanse en paz y que nunca olvidemos su importantísima aportación a la vida democrática de nuestro país.

31 años después de aquél referéndum, España ha vivido el período de mayor libertad,  prosperidad y reconocimiento de las peculiaridades regionales y municipales de nuestra historia.

Este acto que hoy celebramos, es ya una cita tradicional en la que los ciudadanos y ciudadanas de Alhaurín de la Torre, nos felicitamos por el éxito de nuestra Carta Magna y, hacemos votos para que por muchos años, siga salvaguardando nuestros derechos y defendiendo nuestra libertad.

La Constitución de 1978 fue el resultado de un intenso y emocionante esfuerzo social, político y porque no decirlo, intelectual, que puso en marcha Su Majestad el Rey cuando, en la apertura de aquellas primeras Cortes democráticas después de más de cuarenta años sin democracia, invitó a los representantes del pueblo español a elaborar una Constitución para todos, una Constitución en la que los derechos de todos estuvieran defendidos y en la que todos estuviéramos integrados.

Nuestra Constitución es el resultado del trabajo que, de manera inteligente, eficaz y generosa, llevaron a cabo los parlamentarios para hacer de ella el punto de encuentro de la inmensa mayoría de los españoles, que ansiaban vivir en libertad, en paz y en armonía los unos con los otros.

Es la Constitución del consenso y de la concordia, es la Constitución de todos. Al elaborarse, todos los españoles cedieron algo en sus ideas y en sus proyectos.

Nuestra Constitución es, sin lugar a dudas, la Constitución del éxito. Porque ha conseguido que la mayoría de los españoles podamos vivir juntos  progresar juntos y compartir solidariamente los trabajos y los problemas que la vida en común nos presenta.

Es el éxito de ese día a día en el que desde hace 31 años, los españoles ejercemos nuestra libertad, nos sentimos protegidos en nuestros derechos y progresamos material y culturalmente.

Y ese éxito está fundamentado en algo tan simple y tan evidente como que la Constitución es de todos. Y es de todos porque es la Constitución de la Nación Española, y la Nación Española no es otra cosa que el conjunto de todos los españoles iguales y libres.

En 1.978 triunfó el deseo de olvidar las querellas, los enfrentamientos, las heridas que habían enfrentado a los españoles durante siglos. Hoy, como entonces, también queremos que el pasado no pese más que el empeño por hacer mejor nuestro presente.

Aquel año, triunfó la ilusión por compartir un futuro de libertad y prosperidad para todos los españoles. Hoy, como entonces, también queremos construir juntos ese futuro.

Un futuro en libertad, un futuro con solidaridad, un futuro en el que no haya Comunidades Autónomas ricas y pobres, pueblos ricos y pobres. Un futuro que recupere el espíritu de concordia que algunos Estatutos de Autonomía, podrían poner en riesgo, al no mirar al resto de los españoles con responsabilidad.

Con el máximo respeto, pero con la mayor firmeza, quiero decir alto y claro que hoy, día de la Constitución, también tenemos que estar del lado de los magistrados del Tribunal Constitucional. No es justo ni lógico que por unos intereses partidistas y territoriales, desde Cataluña quieran poner en entredicho el papel de los garantes jurídicos de la Carta Magna. No es justo que los que se arrogan la representación de la sociedad catalana, quieran imponer desde su exiguo 33% de apoyo al Estatuto de Cataluña la constitucionalidad por encima de todo. Y tampoco es justo que, citando a la libertad de expresión, se pueda justificar el que la mayoría de medios de comunicación catalanes realizaran el mismo editorial hace unos días por la supuesta dignidad de Cataluña. Eso es más propio de regímenes totalitarios, como hacía por ejemplo la Prensa del Movimiento.

No es justo, para terminar, que desde Cataluña quieran tener los mecanismos para decidir la articulación de toda España. La dignidad de Cataluña la tiene la sociedad civil, la tienen los empresarios, los sindicatos, los vecinos, las instituciones que trabajan por la concordia, el respeto a la ley y el entendimiento. Y no porque el Constitucional se pronuncie en contra de su Estatuto se ataca a la dignidad de nadie. La dignidad como pueblo, como territorio, o como nación, si es que sus políticos quieren llamarla así, nace, crece y se gana día a día, no por formulaciones ni discursos. Y digo esto desde el máximo respeto a Cataluña, a los catalanes y a sus instituciones, que quede claro. No apruebo las declaraciones incendiarias de algunos políticos de esa bella tierra, que lo que hacen precisamente es ensuciar su buen nombre y su dignidad. Por lo demás, la Constitución está por encima de todas las leyes, al ser la norma máxima del Estado español. Y en todas partes tenemos que celebrarlo.

Antes hablaba de un futuro en libertad. Pero sin paz no hay libertad. Y a día de hoy, en el País Vasco se está propiciando el cambio definitivo, el giro definitivo hacia la paz y la normalidad democrática. El terror y el silencio comienzan a dar paso a la paz y a la concordia. Y al respeto desde las instituciones. El nuevo gobierno vasco, fruto de un acuerdo entre PSOE y PP que debería hacernos reflexionar a todos sobre la importancia de la unidad política en distintos temas de calado social, permite que vengan aires de cambio. Esa unión de las dos fuerzas mayoritarias y esa apuesta por un País Vasco que respeta a las víctimas del terrorismo, que lucha contra esa lacra desde la base, que va disminuyendo la presencia de los violentos en las instituciones, que persigue a los cachorros de la kale borroka y hace cumplir la ley, en suma, es la que permite esos nuevos aires.

El País Vasco empieza a ganar la partida, ahora de verdad y desde dentro, a los que chantajean a los demócratas con su acción destructiva y asesina y a quienes los jalean y apoyan con su silencio. Y hoy, Día de la Constitución, tenemos que dar el mayor de nuestros aplausos a la sociedad vasca y a sus representantes políticos, al menos, a los que apuestan por este camino, y no a los que quieren el rencor. Comienza, por tanto, a ser una paz conseguida por el triunfo del estado de derecho, el triunfo de la justicia, el triunfo en definitiva, de la democracia y de la Constitución.

En 1978, los españoles supimos mirar a los demás para sacrificar parte de las aspiraciones propias y conseguir que lo mucho que nos une, estuviera por encima de lo poco que nos separa. Ahora, 28 años después, queremos seguir buscando todo lo que tenemos en común, que es, en primer lugar, el deseo de un futuro en libertad.

Y es por ello que hoy, desde nuestra tierra, desde Alhaurín de la Torre, queremos reiterar nuestra fidelidad al espíritu de concordia, de consenso y de generosidad que está detrás del texto de nuestra Constitución. Porque Alhaurín de la Torre, y lo ha demostrado, es un pueblo orgulloso de sus tres banderas: la alhaurina, la andaluza y la española. Y un pueblo orgulloso de su Constitución y su democracia.

Por eso, quiero terminar mi discurso dando las gracias a todos los defensores de nuestro texto constitucional y de nuestras leyes, porque quienes lo hacen, aman su país y aman las libertades públicas y los derechos  civiles que tanto trabajo costó reunir. Rindamos, pues, el merecido homenaje a la Constitución española, en la que todos cabemos y que a todos protege.

Muchas gracias y feliz Día de la Constitución.
¡Viva España!
¡Viva Andalucía!
¡Viva Alhaurín de la Torre!
¡Viva la Constitución de 1978!

Esta noticia ha recibido 2327 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia

Noticias relacionadas
Los alumnos-as de 5º y 6 del Colegio San Juan visitan el...
El Blasón del Biberón en los actos de la Constitución



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998