logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Martes 12 de Noviembre de 2019
banner

El III maratón alpino de Jarapalos bate records de participación
Un recorrido durísimo obliga a los corredores a un esfuerzo sobrehumano. Ganó Iván Ortiz, segundo clasificado en la edición anterior
Ver imágenes

Luis Bravo. 15.11.09 

La VIII edición de la carrera de Jarapalos constituyó como de costumbre un éxito de participación y de organización, pero al mismo tiempo, también estuvo acompañado de un tiempo agradable para la práctica del deporte de correr en la alta montaña con un día luminoso y muy buena temperatura. Una jornada más de primavera que de las fechas del año en que nos encontramos. Esta circunstancia del calor, y sobre todo la dureza del recorrido, que fue muy superior al de otras ediciones, hizo que el itinerario se convirtiese en un martirio para muchos de los corredores que no estaban lo suficientemente preparados, por lo cual, se dieron cuantiosos abandonos. Indicar como detalle de esta durísima prueba, que el ganador de esta edición, Iván Ortiz, invirtió en la prueba 3 horas y 32 minutos y en la edición anterior, este mismo corredor que llegó en segundo lugar, realizó un tiempo de 3 horas justas.

Con puntualidad suiza dio comienzo la carrera a las 8.00 horas de la mañana, tras el reparto de dorsales y un energético desayuno, salieron más de 350 corredores a recorrer los 41 kilómetros estimados de recorrido. Se inició este con un ligero descenso hacia el sur de ida y vuelta que sirvió para el calentamiento previo antes de llegar al primero de los obstáculos importantes, el sendero de los pesebres, una accidentada verada en continua subida de unos 2 Km de longitud, salvando un desnivel de 300 metros que sirvió para aclarar y seleccionar el pelotón, ya que por ese tramo era imposible correr, más bien pura escalada, a veces a cuatro manos.

Al final del tormento, se subió por una pista forestal hasta el primer avituallamiento de la fuente de la mezquita, y desde allí, nueva subida hasta el puerto de la Graja. Girando al oeste a la cima del Puerto Málaga a mil metros de altitud. En este lugar la selección ya estaba hecha y el camino era un rosario de corredores, cada uno a su tren intentando completar la prueba.

Desde este lugar se descendía por la cara Sur de la Sierra en dirección a la costa en el termino de Mijas, lo cual dio tiempo a los corredores para recuperar el resuello, al mismo tiempo -que quién podía-, disfrutaba del maravilloso paisaje del mar y la costa africana que se vislumbra desde ese lugar.

Tras correr serpenteando, nueva ascensión hasta el pico más alto del recorrido, la llamada “la Bola” el observatorio meteorológico a 1150 metros de altura, en este punto, mitad de la carrera, km 20, las fuerzas ya estaban muy tocadas y aún quedaba lo peor pero también lo más hermoso del itinerario. Un fuerte descenso por el puerto de la Encina hasta la fuente del Acebuche y desde allí, de nuevo ascenso por el llamado Tajo de los caballos, un sendero durísimo en continuo ascenso que machacó literalmente a los participantes hasta volver al puerto de la Encina km. 30 y desde este lugar bajada continua pero suave por senderos estrechos hasta la  fuente de la Mezquita y de allí a meta tras pasar los Llanos de la plata.

El primer corredor que cruzó la línea fue Iván Ortiz Carrión del club Alpino Benalmádena, que invirtió un tiempo total de 03:32:10, como se ha indicado, media hora más que en la edición anterior, lo que prueba la dureza de este nuevo recorrido Iván con una sonrisa y sin mostrar apenas cansancio, alzó los brazos al cruzar la cinta. Casi nueve minutos más tardó el segundo clasificado, Aurelio Olivar Roldán, del club Salomón Santiveri que invirtió 03.41.01 y casi siete minutos más, el tercero, Antonio García González del club atletismo y senderismo las Gabias con 03:47:45 de tiempo en meta.

Quince minutos de diferencia entre los tres primeros clasificados, certifican que fue un auténtico tormento y hubo una gran selección. El cuarto clasificado fue un viejo conocido de esta carrera Miguel Mudarra, ganador de la VI edición del 2007, con 03:49:38, seguido de su hermano Antonio que realizó un tiempo de 03.52:08; ambos del club Hockey Alcalá.

A partir de ese momento, ya fue continua la llegada de corredores y destacar que el primer alhaurino del club triatlón Alhaurín de la Torre-Conscorve fue Antonio García Moreno con 03:59:53, en séptima posición. A partir de ahí, todos los que finalizaron la carrera superaron las cuatro horas. 

La primera fémina que apareció por meta fue Mónica Aguilera, más de media hora después con 04.32.16 y también del club Salomón Santiveri. La segunda clasificada Fue Nerea Martínez Urruzola, independiente, no federada, que llegó en malísimas condiciones, prácticamente andando y tuvo que recuperar un largo rato en meta y la tercera, Blanca Serrano, con 04:36:25.

La llegada de corredores era continua y tras reponerse en un stand preparado con agua, bebidas energéticas y frutos, entregar el chip de control y el dorsal, pasaban a la sala de masajes donde como viene siendo habitual los fisioterapeutas desentumecían músculos con un masaje reconfortante.

Como viene siendo habitual en esta carrera, también se celebraron otras dos pruebas, la III Travesía Jarapalos de unos 28 km de recorrido por lugares idénticos a los de la maratón, destinada a senderistas que quieren mantener su forma física y en la cual participaron unos cien corredores y una marcha de iniciación infantil para niños que acompañados de mayores que también realizaron una ruta por el monte disfrutando de la belleza del paisaje en una mañana soleada.

Curiosidades y anécdotas:

El corredor más veterano fue Paco Contreras de 72 años. Un cartameño original, ya que como él dice, “me he pasado la vida corriendo, de joven por el pan y ahora porque me gusta”. Compite originalmente con una camisa de algodón y unos pantalones largos también de tela, “se me pega menos el sudor y voy más fresco y cómodo” nos dijo, su gorrilla desgastada con miles de Km, botas y un par de cañas para apoyarse en las zonas más difíciles. Invirtió 6 horas y 39 minutos, toda una hazaña para alguien de su edad en este durísimo trayecto. Al final recibió un premio al participante más longevo.

Otra anécdota, fue la participación de un corredor ciego, totalmente invidente, que hizo el recorrido acompañado de dos guías y que desgraciadamente no pudo finalizar, pero dejo constancia de que una carrera de estas características no está vedada a discapacitados. Relataba al finalizar: “he disfrutado mucho, porque aunque no veía el terreno ni el paisaje, solamente con el olor del campo, las flores y el día tan maravilloso merecía la pena venir”. También recibió un recuerdo por su participación.

Hubo varios desfallecimientos en meta e incluso corredores que llegaron con mareos y tuvieron que ser socorridos por los voluntarios de Protección Civil y los servicios médicos en la ambulancia hasta que se recuperaron.

La comida como de costumbre fue abundante y rica en hidratos, mismo menú para todos. Pasta y chacinas, así como también fruta, frutos secos y abundantes bebidas energéticas. La tardanza en el comienzo de la entrega de trofeos que dio comienzo sobre las cinco de la tarde, mientras llegaban los rezagados, dio lugar a una estampa muy  bucólica tras el almuerzo, relax y descanso campestre al sol de los participantes, acompañantes y público en general y también más de una siesta.

Seis concejales del equipo de gobierno estuvieron en la prueba desde que comenzó a las 8 de la mañana. El alcalde Joaquín Villanova, que siempre viene y se da un paseo, no pudo estar ya que se encontraba de viaje en Barcelona. Para que los concejales no se aburrieran mientras llegaban los corredores y porque también es necesario para los políticos el esfuerzo físico, los organizadores les montaron un recorrido de unos diez Km de longitud, muy duro, incluía el famoso sendero de los pesebres. Llegaron muy, muy cansados.

Sólo una crítica a la jornada que fue extraordinaria. La entrega de trofeos aparte de ser muy tarde, lo cual es algo comprensible, porque no se cerró la meta hasta las cuatro de la tarde, estuvo muy desorganizada. Se entregaron muchos trofeos a todas las categorías, no sólo de la carrera en sí, sino también al ser el maratón alpino Jarapalos la última prueba de las cuatro que componen el circuito andaluz, también se entregaron trofeos en esta competición, lo cual dio lugar a un acto muy largo y algo confuso.

Sólo queda esperar la próxima edición y felicitar a los integrantes del Club alpino Jarapalos por la organización del evento, así como a las más de doscientas personas que participaron para que todo pudiera transcurrir con total normalidad, voluntarios de Protección civil, Guardia civil y Seprona, Policía Local, trabajadores municipales y voluntarios. Así como a las empresas y entidades patrocinadoras que han conseguido que esta edición de la Carrera de Jarapalos se consolide como una de las carreras más importantes del cross de montaña español que hace que vengan a competirla corredores de todas las autonomías e incluso este año una nutrida representación de portugueses.

Esta noticia ha recibido 2983 visitas       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998