Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•20 usuarios en línea • Sábado 18 de Noviembre de 2017
banner

CONCHITA PIQUER. CANTANTE
Concepción Piquer López. Valencia, 1908, Madrid, 1990
Audio:   Ojos verdes

Perfiles Flamencos. 04.10.09 

Capítulo XXXVIII.  “ Hoy han escuchado ustedes cantar por última vez a Conchita Piquer “ Con estas palabras, dichas a los componentes de su compañía al término de la función, decía adiós a la canción española una mujer que era el alma misma de la copla. Ocurría en Isla Cristina, (Huelva) el 13 de enero de 1958, y  doña Concha Piquer ponía fin, sin posible vuelta atrás, a una brillante carrera artística que había durado cerca de 40 años de brillantes y clamorosos éxitos. Concha había comenzado joven, como la mayoría de los artistas de la época, a la temprana edad de once años en su Valencia natal. Pero al contrario de las demás artistas, que primero tenían que triunfar en España para luego “hacer las Américas”, por una serie de circunstancias Concha debutó, niña todavía, en el Park Theatre de Nueva York.

El maestro Penella la había oído cantar en el Kursaal y decidió llevarla con él en su viaje a México, donde estrenaba “El gato montés”, ópera con la que estaba en tratos para estrenarla, también en inglés, en Nueva York. La necesidad de solventar algunos asuntos referentes a la obra le hizo detenerse en la ciudad de los rascacielos. La casualidad hizo que el director del teatro escuchara a Conchita canturrear por los pasillos, y exigió al maestro Penella la inclusión de la chiquilla en el espectáculo. Y el 13 de septiembre de 1922, con apenas catorce años, Concha debutó en un escenario del mismísimo Broadway, sueño dorado de muchos artistas ya consagrados. Su permanencia en Estados Unidos duró cuatro años, durante los cuales recorrió las principales capitales de América actuando junto a Ald Jolson y Eddie Cantor entre otros. Mediada la década de los veinte, Conchita cobraba la astronómica cantidad de 2.500 dólares por semana. A últimos de 1926 Conchita vuelve a España donde era prácticamente desconocida, y donde tiene que aprender nuestro idioma, ya que solamente sabía hablar en valenciano y en inglés, aprendido a la perfección durante su estancia en América. Curioso dato en una artista cuya dicción en castellano era perfecta. Años más tarde, quizá como recuerdo de la añoranza sentida por Conchita al estar lejos de España, el maestro Penella le compuso una de las más bellas canciones que se han dado en el cancionero español y uno de los mayores éxitos del compositor y de la propia artista: En tierra extraña.

     En 1937 conoce al poeta Rafael de León, y se produce un enamoramiento artístico como ha habido pocos en la historia de la copla. Rafael, junto a Quintero y el maestro Quiroga, que formaban el trío de compositores de moda, compondrían para ella canciones bellísimas, que Concha convertiría en piezas antológicas. Junto a los tres citados, Ochaíta, Valerio, Solano, Penella, Valverde..., todos los mejores compositores y letristas de la época crearon para ella un repertorio de más de mil canciones que ella paseó por todos los escenarios españoles, de Europa y América, en los numerosos espectáculos que estrenó entre las aclamaciones de un público que siempre la adoró; en ellos cantaba sus canciones más famosas e inolvidables: Ojos verdes, Cárcel de oro, Romance de la otra, Amante de abril y mayo, Mañana sale, Cinco farolas o Romance de valentía entre otros muchos títulos.
     El día 11 de diciembre de 1990 nos abandonaba para siempre una irrepetible cantante que fue el eje sobre el que giró la transición de las varietés y el cuplé afrancesado a la canción española, la cual tuvo su más clara exponente y su más fiel abanderada en la voz inolvidable de una de las más geniales canzonetista: Doña Concha Piquer.

CONCHITA PIQUER
COPLAS DE AZAHAR

Lloraba el Miguelete. Su campana,
tañíala, con rota voz, el viento;
el Turia, desbordado en un lamento,
ahogaba de dolor la paz huertana.

España, con la tierra valenciana,
fundíase en total recogimiento;
y la Copla enterró con sentimiento
a la que fue su dueña y soberana.

Como prueba de su inmortal talento,
en el cielo se eleva un monumento
donde Concha, de pie junto al piano,

parece, por su gesto, que dialoga
con Quintero, León y con Quiroga,
Ochaíta, Valerio y Juan Solano.

Paco Acosta Roldán

Esta noticia ha recibido 4552 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998