Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•7 usuarios en línea • Sábado 18 de Noviembre de 2017
banner

ESTILOS DE CANTE: La Petenera
Audio Petenera:  Al pie de tu sepultura. Fosforito

Perfiles Flamencos. 27.09.09 

Capítulo XXXVII. El flamenco, cuyos orígenes y procedencia se pierde en los anales de dos siglos, a originado grandes incógnitas y provocado diversas controversias que conocidos y solventes flamencólogos han tratado de descifrar y aclarar, sin que hasta el momento se hayan puesto de acuerdo en algunas de sus teorías, diferentes entre sí, que no hacen sino enturbiar las aguas donde se acercan a beber los aficionados de a pie.
Mucho se ha especulado, por ejemplo, sobre el origen del cante de la petenera, estilo flamenco cuyas letras constan de ocho versos octosílabos que se transforman con frecuencia en seis por la repetición que hace el cantaor de uno de los versos y el añadido de otro diferente.


  Muchas mujeres merecen      Arrastraba una cadena
  el nombre de Petenera            por culpa de sus amores
  pero por tu mala suerte            y se murió con la pena
  eres tú la que lo llevas             que llamándose Dolores
  escrito sobre la frente.             siempre fue la Petenera

Este cante, según una de las versiones esgrimidas por algunos de estos flamencólogos, y quizás la más generalizada, parece proceder del pueblo gaditano de Paterna de la Rivera, lugar donde hay quien afirma que vivió la cantaora que dio pie a este nombre. En efecto, de este pueblo parece ser que era originaria una mujer de vida cuando menos turbulenta llamada Dolores, a la que por atribuírsele unos amores supuestamente desgraciados para los hombres que se atrevían a cortejarla, vinieron en llamarla “Petenera, la perdición de los hombres”. Puede ser que a este ¿mito o hecho real?-, se deba que este cante sea considerado de mal fario, sobre todo por los gitanos, y que algunos cantaores de esta raza, supersticiosa por naturaleza, eviten y hasta se nieguen a cantarlo. Lo que no impide por otra parte que hayan sido gitanos muchos de sus más famosos intérpretes. Otros autores defienden el origen judío de este cante; según Hipólito Rossy, “los judíos sefarditas residentes en los Balcanes cantan la petenera entre su repertorio de “viellas” canciones de España, incluso con la popular copla que se refiere al nombre de la Petenera, a la que se atribuye ser la perdición de los hombres” Si esto es así, para conservar esta canción entre sus tradiciones musicales, los judíos ya tenían que tener conocimiento de ella antes de que fueran expulsados de España en 1492.  

     De cualquier forma, la petenera ya era mencionada por Estébanes Calderón, autor de la “Escenas Andaluzas”, hacia 1847, como “coplillas a la que los aficionados llamaban peteneras"” Esto da idea de la antigüedad de este cante, del que conocemos dos formas básicas, la petenera “corta” y la “larga”, difíciles de encuadrar en algunos de los grupos de cantes más o menos afines entre ellos, comúnmente denominados “familias”.

     La petenera es un cante difícil de hacer y con el que no todos los cantaores se atreven. Excelentes intérpretes han sido a lo largo de los tiempos, entre otros, Escacena, Paco el Sanluqueño, Pepe Marchena, Pepe el de la Matrona, Rafael Romero, Naranjito de Triana, José Meneses, Fosforito y, sobre todo, Medina el Viejo y la Niña de los Peines, verdaderos artífices de las formas definitivas con que hoy se interpreta la petenera flamenca que todos conocemos.

LA PETENERA
LLANTO SIN CONSUELO

Si a tu dolor nadie le da consuelo
por mor de tu maldito sobrenombre,
cuando te hagan llorar, que no te asombre
que a tu llanto le nieguen el pañuelo.

Fueron tantas la veces que en el suelo
pisaron cada letra de tu nombre,
que ni esperas perdón de ningún hombre
ni te importa la absolución del cielo.

Aquellos que tú amaste te juzgaron,
y sin apelación te condenaron
a redimir tus culpas en la hoguera.

Pero jamás redimirá la llama
un estigma sangrante que es el drama
que arrastra en su dolor La Petenera

Paco Acosta Roldán

Esta noticia ha recibido 3921 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998