logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •10 usuarios en línea • Lunes 24 de Febrero de 2020
banner

La hora de las rebajas

Francisco Javier García Mata. 03.06.09 

¿Vives en Alhaurín de la Torre? ¿Pones tu piso en venta por 200.000 euros? ¿O tu casa por 300.000? Pues tengo una mala noticia. No lo vas a vender en tu vida a ese precio. La burbuja inmobiliaria ha explotado, y aunque haya gente que gustosa pagaría esos precios, los bancos no dan créditos para esas cifras, y los tasadores están tirando la valoración del ladrillo. Como casi nadie tiene ahorrado cifras similares, no hay demanda solvente para el precio que pides, y ha llegado la hora de bajar el precio.
Vendedor 1: Compraste tu piso hace unos años a 95.000 euros. El año pasado te jactabas de que se vendía 210.000. Ahora lo quieres vender. Me parece muy bien, pero este año se valora sólo en 170.000 así que date por contento con ese precio pues aun así le sigues ganando un pastón. Y más vale que le metas una rebaja adicional si lo quieres vender ya. Total, los precios siguen bajando y cuanto más tardes en vender, por menos precio será.

Vendedor 2: Usted, señor, ya jubilado, que compró su parcelita en la urbanización por 500.000 pesetas en su época y después construyó su casa. Ahora lo vende todo por 420.000 euros. Vamos, calderilla. Según usted, lo vale. Según el banco, no hay financiación posible con los sueldos de los ilusos que llegan al banco pidiendo hipotecas para su propiedad . Tiene usted un anuncio en la inmobiliaria y en internet desde hace más de un año pero ni una visita, ni una llamada, nada. El de la inmobiliaria le dice que baje el precio. Pero usted sigue en sus trece, su parcela con su casita vale ese dinero. “Porque yo lo valgo”.

Vendedor 3: Tú, que compraste una nave industrial por 270.000 euros, pensando en que se revalorizaría una barbaridad. Tuviste un inquilino al que cobrabas 2.500 euros al mes, y cuando te pidió que le bajaras el alquiler le dijiste que no, que todo lo contrario, que se lo subías a 3.000 porque sí y porque tenías que pagar tu hipoteca. Pues bien, tu inquilino tuvo que cerrar su negocio, y ahora no eres capaz de alquilar ni vender la nave. La hipoteca de la nave la estás pagando con tus ahorrillos y con el salario tuyo y de tu mujer. Las estás pasando canutas.

Vendedor 4: Viejo amigo, que tuviste la suerte de ser del pueblo y tener una casa en una zona céntrica comercial. Tenías alquilado los bajos de tu casa como local, y hasta hace 2 años veías como podías pedirle cada año más y más a tu inquilino, hasta el punto que era como un segundo sueldo que entraba en tu casa. Sin embargo de un tiempo a esta parte tu arrendatario ha cambiado, le cuesta pagar, viene con excusas de que las ventas van mal y que se quiere cambiar a otro sitio más pequeño. Por supuesto contestas que tu local es muy céntrico y que le tienes que subir un 10% este año, que si no, le estás perdiendo dinero al local, ¿verdad?.

A todos vosotros, id asumiendo la situación. El precio de lo inmobiliario se está desplomando. Tocan rebajas, por no llamarle saldos. Y tened por seguro que no es una cuestión cíclica. Los precios de los últimos años no volverán.  

¿Y a que vengo yo en plan mosca cojonera a tocar los cataplines al personal? Pues muy fácil. Cuanto antes se produzca el inevitable desplome de precios, antes saldremos de la crisis. No es sostenible que, per secula seculorum, las parejas jóvenes mileuristas dediquen la mayor parte de sus ingresos a pagar intereses al banco por culpa de las hipotecas que pagan por unos inmuebles inflados de precio y sobrevalorados, en vez de estar gastándose ese dinero en consumir de verdad en la calle. Tampoco es admisible que la mayor barrera de entrada para montar un negocio no sea ni la competencia china, ni los costes financieros intrínsecos de dicha actividad, sino el pastón que cuesta un local, una oficina o una nave, ya sea en venta o en alquiler. Está todo asumido, el desplome es una cuestión de tiempo, y cuanto menos, mejor.

Lo que da de comer a una sociedad son los negocios, no las rentas de las propiedades inmobiliarias (ni siquiera aquí, en una zona turística 100%), así que a partir de ahora, muchos que pretendíais vivir de poner el cazo a primero de mes vais a tener que poneros a trabajar. ¡¡Vaya drama!!

Básicamente, lo que yo quiero son dos cosas. Primero, salir de la crisis, para lo cual el primer paso indispensable es el desplome del precio de lo inmobiliario. Segundo, justicia social, que los jóvenes no sean esclavos de una hipoteca, del banco, del sistema impuesto en los últimos años al fin y al cabo. La otra opción es quedarnos como estamos, con unos propietarios muy felices por el gran valor teórico de sus pisitos, pero con una sociedad pasando hambre, propietarios incluidos.

Moraleja: LOS LADRILLOS NO SE COMEN

Esta noticia ha recibido 2705 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia

Noticias relacionadas
La hora de las rebajas



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998