Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas•19 usuarios en línea • Sábado 18 de Noviembre de 2017
banner

MIGUEL DE LOS REYES. CANCIONERO
Miguel Quesada Falcón  Málaga, 1929 - 1999
Pasodoble: Capote Torero

Perfiles Flamencos. 03.05.09 

Si la canción española perdió a uno de sus mejores intérpretes, Málaga lloró la pérdida de uno de sus hijos más queridos y admirados entre los muchos artistas que ha dado la tierra malagueña. Había nacido en el popular barrio de la Victoria, y allá donde iba llevaba el nombre de Málaga con el cariño y orgullo que sentía por ella, una tierra que quizá nunca le reconoció el lugar que le correspondía por derecho propio. Único en la forma de interpretar la copla, Miguel de los Reyes, cancionero por excelencia, paseó su arte por los mejores teatros de España e Hispanoamérica con notable éxito, sobre todo en Argentina, donde rodó la película “El mucamo de la niña”, (El criado de la niña). El rodaje de otras dos películas, “La guitarra de Gardel” y “El amor brujo”, teniendo como pareja a Carmen Sevilla y Ana Esmeralda respectivamente, no le reportaron gran cosa en su carrera artística.

     Como casi todos los grandes artistas, de chaval ya canturreaba por las ventas malagueñas donde, más que ganar dinero, aprendía de otros artistas ya consagrados. En esas ventas lo vio Isabel Rubio Argüelles, marquesa de Berlanga, que lo asesoró  convenientemente y le puso un pianista con el que Miguel cuajó las ya bastante desarrolladas aptitudes artísticas que llevaba dentro. Luego vendría El Pastor Poeta, autor de tantas canciones populares tan del gusto de la gente, que lo haría debutar en el Teatro Fuencarral de la capital de España junto a Pepe Marchena, Ramón Montoya y otras grandes figuras de aquellos entonces. Era el año 1941 y el joven Miguel de los Reyes comenzó una carrera de éxitos que habría de durar muchos años.
     Hasta montar sus propios espectáculos, Miguel de los Reyes trabajó con muchos y grandes artistas: Concha Piquer, Estrellita Castro, Tomás de Antequera, etc. A la vuelta de uno de sus viajes a Hispanoamérica, Miguel montó su obra antológica: el Ballet de Arte Español compuesto de cantaores, bailaoras, palmeros y guitarristas hasta una veintena de artistas que formaban un cuadro insuperable dirigidos por él mismo con el refinamiento, exigencia y perfeccionismo con que siempre montó todos sus espectáculos, que fueron muchos y todos importantes, entre los que cabe destacar “Suspiros de España”, que en tres versiones diferentes dieron la vuelta al país en rondas de éxitos continuos.
     Miguel de los Reyes grabó hasta 32 discos con un repertorio compuesto de canciones aflamencadas, rumbas y romances que se hicieron todas muy famosas, entre ellas “Noches bonitas de España”, que era su canción fetiche y quizá la más popular, y un “Romance a La Paula”, bailaora gitana nacida en la calle de Los Negros de la capital malagueña. “Que me perdone Dios” y “Antonio Romance”, dos canciones grabadas también por Marifé de Triana fueron otros tantos éxitos, al igual que “Lola Montes” o “La Zarzamora”, todas ellas en magníficas versiones con el arte y la gracia que Miguel ponía en cada copla.
     Al final de su vida, en el también popular barrio del Perchel, y subvencionada por el Ayuntamiento malagueño, Miguel dirigió una academia de baile de la que salieron muchos y buenos alumnos ya que Miguel, además de un excelente cancionero, era un consumado bailaor. Con la dirección de aquella academia pudo mejorar su maltrecha economía y, sobre todo, le permitió seguir haciendo lo que era su razón de vivir: cantar y bailar además de enseñar todo lo que sabía, que era mucho.
      La calle de la Cruz Verde, que lo animó a dar sus primeros pasos y compartió con él sus primeras ilusiones, llorará siempre la muerte de éste malagueño que nunca quiso vivir fuera del barrio que lo vio nacer y por el que sentía, lo mismo que por toda Málaga, un inmenso y telúrico cariño.

MIGUEL DE LOS REYES    
FARAÓN GITANO

Un medallón de emperador romano
fundido en el crisol de La Cruz Verde;
su porte hará que siempre nos recuerde
la majestad de un Faraón gitano.

Ilustre soñador del Altozano,
arrastra una nostalgia que le muerde,
y un arte puro y vivo que se pierde
en las fuentes ignotas de lo arcano.

Tiene su voz tibieza de mañana
con un poder de bronce de campana
que hace temblar la cal de la espadaña.
      
Su voz, que cuando canta se le llena
de sol, de sal, de vientos y de arena,
y del calor de sus Noches de España.

Paco Acosta Roldán

Esta noticia ha recibido 6066 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998