logo

Tu diario. Libertad de expresion

Visite nuestro patrocinador                     Visite nuestro patrocinador

Tel. Alhaurin.com 678 813 376 Telf. de interés Su opinión Clientes Colaboraciones Normas de Alh.com Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca Todas las carpetas •0 usuarios en línea • Lunes 11 de Noviembre de 2019
banner

La Granja y el granjeo

Cuentos y relatos globales. 26.04.09 

Julio Torres Empecinado. Nota preliminar.
Lo relatado a continuación es un compendio de entrevistas con algunos/as de los clientes observadores del ambiente-dominó y de lo observado directamente en mis escasas visitas a este establecimiento, recojo textualmente expresiones de los propios contendientes de las partidas de dominó, así como de los Granjeros, una pareja joven pero avezada en la tarea ardua, para cuyo desempeño necesitan nervios de acero inoxidable.

El local de marras

Un bar. singular, con el nombre de granja, situado en el Paseig Onze de Setembre (parte baja) congrega en el cuadriculo pequeño, a la izquierda de la entrada, (lo de la izquierda es sin connotaciones políticas) a la fauna mas diversa del barrio, "todo el animalario imaginable en este tipo de granjas, acepto el afectado por la gripe aviar, aunque de cuando en cuando se asoma algún buitre a la ventana correspondiente, y al comprobar el vacío de aves (de rapiña) y del resto de otros plumajes se abstiene de entrar." lo entrecomillado mas arriba y mas debajo de este texto, pertenece al granero. Una mesa rectangular frente a la ventana mencionada, es ocupada diariamente por los que, desde las 11 de la mañana se disponen por riguroso orden de llegada a hacer "como que juegan" a una cosa que llaman Domino (aunque a veces hay algunos, casi siempre los mismos que se sientan, todo y llegando los últimos) "provocando, rebuznos, gruñidos, bramidos, etc según de quienes salgan, si bien hay rugidos imperceptibles en medio del alboroto, provenientes del bestiario menos bramante."

La "Una única" caja del dichoso juego con 28 artefactos blanquinegros a veces esta escondida en el lugar mas insospechado, "obra de la granjera" para que los timbantes padezcan un rato antes de empezar a aporrear la mesa, con lo que la escondedora disfruta tanto como se cabrean los contendientes, otras veces le falta alguna ficha, que por lo general la ha birlado el padre o suegro -según desde que Ángulo se mire - de la pareja que regenta y abastece (La Granja) "con el avituallamiento pertinente para el establo". Dependiendo de que el "bestiario" algunos días este mas disperso de lo habitual, (O no) el "simulacro" de juego suele durar desde las 11 hasta que "Casi" echan la Tranca al local, siendo a partir de las 17h minuto mas o menos cuando comienza a aumentar el numero de aspirantes al susodicho, llegando a rodear puestos en pie mas de 10 Pipas que por lo visto así se les llama en el argot al uso, pero alguno, cuan arbitro de tenis se sienta en un taburete junto a la maquina tragaperras y mirando por encima de las cabezas de los timbantes, cuando el que esta mas próximo a el pone una de las fichas que no le parece La Buena le suele gritar con voz de cazalla de garrafa. JALIPOLLA.

"Aquí se reúnen mas Emilios por M2 que en todo el Distrito, tres habituales con sus correspondientes gorras, mas "ocasionalmente" el actual titular de la antigua granja, unas cuantas casas mas abajo". Esto cada día de la semana, salvo los lunes que cierra el "animalario", y las timbas se trasladan a la antigua granja- que había sido propiedad de esta misma pareja. Con los correspondientes Emilios dentro, atendidos por el 4t° Emilio que además de preguntarles que van a tomar, incluso antes si hay quórum les dice "ya tenéis partida" mientras coloca aquella caja de fichas, papel y bolígrafo sobre el mostrador. Por este carácter excepcional Apertura del lunes las partidas aquí tienen como un tono alternativo, "No es lo mismo dicen los contendientes".

Según los entendidos, con quienes este cronista ha podido departir largamente sobre la calidad del juego y las cualidades de los jugadores, salvo en escasísimos casos, ambos conceptos son ajenos a lo que se practica. La mitad masculina de la pareja que dirige el "negocio" pretendió hacer unan clasificación su generis en un corcho - que no tablón- de anuncios con el titulo de Champinvoaires escribiendo con el mote de cada uno de los "asiduos" algunas de las Jugadas mas estrambóticas cometidas, y bautizándolas con su particular manera, por ejemplo "camarada repite" "otra del gay" entre muchas otras, pero es tal el cúmulo de este tipo de hazañas que ha tenido que desistir por temor a que le faltara corcho e incluso pared donde engancharlas. Y es que este granjero, detrás de la barra -cuando esta
algo despejada, padece inextremix comiéndose las uñas, incluso las yemas de los dedos de ambas manos, y se ve necesitado de ponerle mas acero a sus "nervios. Como consecuencia de ello al día siguiente, se levanta tarde y ojeroso, de lo que se queja su consorte -granjera por tener que hacer el primerturno mas largo de lo que le corresponde.

No me atrevo a reproducir aquí, por lo prolijo y variopinto, los comportamientos habituales, tanto de los jugadores sentados, como de los que de pies intervienen directamente en cada jugada de ese momento diciéndole al sentado mas próximo, la ficha que ha de poner o la que no, y si el afectado no le hace caso, ya puede contar con la reprimenda, y ello aunque este pipa tenga menos luces que el reprimido. De tal forma que la partida no es solo ni principalmente de los 4 que manipulan las fichas, pues en ocasiones son los que menos deciden, sobre todo si se trata del correspondiente Alejandro suele actuar como comodín, a falta de quórum para completar la mesa.

Uno de los mas asiduos suele decirle a la mayoría de los pipas incisivos "lárgate de aquí Patascagas" y otras lindezas por el estilo. Otro los tilda de "espalibaos, que hablan como si tuvieran conocimiento".

Lo que opina los observadores silenciosos A uno dé mis confidentes entendidos, le leí un párrafo del "ABC del domino" con el cual me había pertrechado mínimamente, para conducir al mejor puerto posible este relato, dice así:

"Cada jugador, desde el inicio de la partida y durante su desarrollo, ha de procurar conocer, valorar, y utilizar en su beneficio, las cualidades y defectos de los otros participantes, ya sea su compañero o sus contrarios, teniendo en cuenta que no hace el mismo uso de las fichas que tiene ante si el simple que el astuto, o el generoso que el avaro, el extravertido que el introvertido, el confiado que el generoso, el decidido que el tímido, el equilibrado que el nervioso el apacible que el irascible, el prudente que el soberbio.

Cuando acabe de leérselo se quedo mirándome con tanta perplejidad como asombro, durante un interminable minuto, al cabo del cual soltó una carcajada tan sonora que concito con asombro las miradas de la clientela del bar. La cabina, donde nos encontrábamos, después ya algo repuesto me dijo secamente, "Usted cree que la mayoría de esa gente tiene la mas mínima noción del contenido de ese párrafo que me ha leído, ni del significado de palabras como extravertido, introvertido, irascible, etc...no se le pueden pedir peras a los alcornoques.." Después concluyo con la siguiente reflexión: "Para mi que el principal cometido de esa Granja, no son tanto las propias de un bar. como las de un centro terapéutico para la esquizofrenia colectiva que, no se si la produce el microclima de esta parte del barrio, o es algo contagioso que se extiende en el espacio y en el tiempo. Tengo que confesarle que desde que frecuento esa granja he cambiado radicalmente en mi carácter y comportamiento, yo era apacible y socialmente amable, ahora me irrito con una facilidad inusitada, créame, si usted refleja fielmente en lo que escriba sobre el personal del que estamos hablando quizás consiga un premio del departamento de psiquiatría de la Generalitat y por extensión una subvención para los dueños de ese bar. Por su ingente trabajo a favor de la salud mental de la zona. Para lo cual deberían exigir que al efecto se especificara una partida económica en los prosupuestos sanitarios de la Generalitat". Me ha dado una idea que la tendré en cuenta, le dije.

 

Julio Torres Empecinado.   Marzo-2006.La Granja y el granjeo.

Esta noticia ha recibido 3343 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia



<-Volver

Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los alhaurinos a expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor. Envíe su artículo o carta a: redaccion@alhaurin.com
Alhaurin.com Periódico Independiente · Alhaurín de la Torre · Málaga. Dep. Legal: MA-1.023-2000. Andalucía Comunidad Cultural S.L. Servidor de Internet. Director: Alejandro Ortega. Delegado: Federico Ortega. 952 410 658 · 678 813 376
Webs que alojamos:
contador
visitas desde nov. 1998