Visite nuestro patrocinador

El Torreón

                EL RELOJ

Hoy me abordan las dudas, si seguir
amándote amor mío, o ya pasar
la página y así poder cerrar,
el libro con su historia y su sufrir.

Intentaré mi amor el prescindir
de tus labios, que me hacen delirar,
de tu boca que no pude besar,
de tus ojos que alteran mi vivir.

Ya llegó ese momento, de parar
el reloj y su pequeño corazón
deteniendo su rítmico girar,

deteniendo por siempre su girar
y entrar en la cordura, en la razón
despertando de soñarte ... de soñar.

30 de enero del 2000

Encarni Jiménez Montes

Tenerte que olvidar... me será eterno, como eterno es

el sol y el mismo viento, como es la sonrisa y el aliento

el amor, el desamor ... el sufrimiento,...

 

 

                      EXTRAÑOS

Después de desearte, de querer
que anidaras amor entre mis brazos,
que te ataras a mí con dulces lazos,
formando con los dos un solo SER.

Esta vida con todo su saber
y con sus alegrías o zarpazos,
nos dio lo último, haciéndonos pedazos
lo poco que quedaba por romper.

No supimos amarnos, locamente
vivimos de ilusiones, mintiéndonos.
Del sueño, despertamos bruscamente,

hallándonos extraños frente a frente,
casi sin comprender y sintiéndonos,
juguetes del destino solamente.

31 de enero del 2000

Tú sabes bien como te amé, y como te soñé

hasta desesperarme, y siempre en un remolino

de dudas .... y de zozobras

Encarni Jiménez Montes.

 

MI SUEÑO

Madre,
cuando me veas dormir,
no interrumpas mi sueño,
estaré soñando con ella,

acariciando su pelo,
contemplando sus mejillas
mientras le doy mis besos.

No quiero que me despiertes
y que se acabe mi sueño,
durante el sueño es mía
y si despierto la pierdo.

Fue mía desde que era niño
solo en mi pensamiento,
pero un día la perdí
y sólo la encuentro en mi sueño.

Por eso,
no quiero que me despiertes
y que interrumpas mis besos,
a ti te beso a diario,

a ella, sólo en mi sueño.
La veo bella y radiante
como en un mundo de ensueño,
lo que guarda mi corazón
sólo se lo digo en sueño.

Por eso,
no quiero que me despiertes
cuando en sueño la veo,
dormido estoy con ella
y si despierto la pierdo.

F.Rodriguez

 

          AMOR A MI PUEBLO

¡Amado pueblo, donde yo nací!
tus recuerdos me hacen sollozar,
más, no vivo solo en soledad
tus recuerdos acompañan mi vivir.

En ti pasé mi vida de zagal
la que en tus entrañas enterré,
el destino me hace renacer
y a tus entrañas vengo en mi final.

En tu seno yace mi pasado,
mis seres queridos sin igual,
junto a ellos me siento al recordar
los tiempos vividos a tu lado.

Junto a ti viví para soñar
sueños que no se realizaron,
la cruda realidad fue el desamparo
de mi precaria y triste mocedad.

Si fuiste mi amargo padecer
los tiempos han borrado mi pesar
y como sueño que abriga realidad,
a tu lado me vuelvo a sorprender.

Pero en mi niñez fuiste, mi admirado
y emocionado, me paro a contemplar,
a mis queridas calles del "Luga"
que fueron la ilusión de mi pasado.

Igual que contemplo adormecido
tus casitas en la falda de la sierra,
como flores que surgen de la tierra,
en el jardín de tu lecho florecido.

Te quiero como de joven te sentí
sin que fueras enrevesado musulmán,
quiero que seas, ¡andaluz tu mi "Luga"!
que fue como yo te conocí.

Quisiera volverte a bautizar
con tu nombre remoto del pasado
y que fuera de oro cual brocado
el nombre querido del "Luga".

Elevo mi poema, su grandeza
como ofrenda a mi amor por el "Luga",
el fue de mi estirpe, realidad
y rama de su tronco mi nobleza.

Santiago Rueda.

 

flechainicio.gif (981 bytes)Volver a página índice