Visite nuestro patrocinador


ALOCUCIÓN DE LAS APAS, ANTE EL PLENO MUNICIPAL DEL 3 DE ABRIL

Hace ahora más s de dos años (febrero de 1998), las APAS escribimos al Delegado Provincial de Educación de la Junta de Andalucía lo siguiente:

1) Nuestra preocupación, incertidumbre y malestar por que hasta la fecha de hoy aun no se hayan comenzado las obras de construcción del nuevo Instituto de Enseñanza Secundaria, ni se dispongan aun de los visados, informes y placet de la Junta de Andalucía para que se inicien los tr·mites de adjudicación.

2) Nuestra indignación por sentirnos engañados al no haberse cumplido ni uno solo de los plazos, ni se hayan dado los pasos que ha de recorrer el proyecto, que verbalmente o por noticias de prensa han manifestado las autoridades educativas.

3) Nuestro malestar por no tener una oferta educativa mínima diversificada acorde con la población y necesidades de Alhaurin de la Torre, a saber:

-Un Instituto de Secundaria con ciclos formativos.

-Programas de Garantía Social que acojan a los alumnos de fracaso escolar reiterado o con problemas de adaptación curricular.

- Instituto de Bachillerato con nuevos Bachilleratos (Tecnológico, Artístico).

-Introducción de los jardines de infancia y escolarización de niños/as de 3-4 años.

-Mejora sustancial de infraestructuras y disminución de la altísima ratio alumnos/profesor de los colegios de Alhaurin de la Torre, reubicando bibliotecas Salas de actos múltiples, Talleres, etc. donde ahora solo hay tabiques y aulas de enjaulamiento de niños/as.

Veintiseis meses después, decenas de reuniones después, centenares de horas dando vueltas a lo mismo, haciendo manifestaciones o concentraciones ciudadanas, decenas de escritos, informes, estudios, la situación a día de hoy es la que sigue:

En Alhaurin de la Torre no se escolarizan los niños de tres años, en los Institutos no se van a impartir el curso próximo ningún ciclo formativo, nuestros hijos tendrán que ir a Málaga, o Alhaurín el Grande, o Arroyo de la Miel a estudiar formación profesional, o a estudiar el Bachillerato Tecnológico o el de Artes, nuestros adultos no pueden estudiar la Secundaria, las aulas de los institutos est·n saturadas hasta las enseñanzas de un Programa de garantía social se hacen casi clandestinas en locales municipales, sin que las asuman los Institutos.

La capacidad idónea de los dos centros de secundaria va a ser rebasada como mínimo en un 40 %. De esta forma, el IES n_ 2 albergará 22 grupos de secundaria, cuando está diseñado para 16 unidades.

El IES Gerald Brenan tendrá 32 grupos que usarán, (como en el caso anterior) aulas dedicadas a talleres o a salones de actos, y eso que aun no alberga, por falta de espacio, a 11 grupos de secundaria que se imparten en los centros de primaria.

Además, no se puede dar Formación Profesional por lo mismo que hace dos años, que el año pasado y que el año que viene, falta un tercer instituto, la Delegación no hace ning·n estudio serio, no atiende a los municipios en crecimiento, incumple promesas arrancadas a base de lucha de padres y madres. A la Delegación nuestra repulsa por su incompetencia, desde los técnicos a los Inspectores, pero sobre todo a su responsable máximo, D. Juan Alcaraz.

En muchas de nuestras reivindicaciones hemos contado con el apoyo del Ayuntamiento, de todos los concejales y grupos políticos sin excepción, de esta Corporación y de las anteriores en mayor o menor medida. Del Alcalde y del actual concejal de Cultura y Educación, tenemos que agradecer su colaboración, su comprensión y su apoyo, y aunque pensamos que con ello cumplen su obligación, justo es reconocerlo y manifestarlo.

Pero los padres y madres de Alhaurín de la Torre también queremos manifestar nuestro desamparo en muchos momentos. Las APAS están haciendo un papel que nos desborda y que nos está quemando. Nosotros no podemos, ni es nuestra misión, hacer sesudos informes y estudios sobre las previsiones de crecimiento del pueblo, explorar las necesidades educativas y la oferta provincial de enseñanzas, perseguir a directivos, inspectores, y técnicos para completar los déficits legales, estudiar las disposiciones de BOES, BOJAS, y demás maraña legal. Peregrinar a centros de documentación, investigar solares donde ubicar un colegio o un Instituto, y un largo etcétera de gestiones que nos producen hartazgo y sensación de desamparo. Creemos que es misión de la Corporación municipal y de la Consejería de Educación muchas de estas actuaciones. Nos prestamos a colaborar, pero no nos pidan ser el motor de la movilización institucional ni la social.

En este sentido, reprochamos la pasividad de los grupos municipales en tomar conciencia de lo que se avecina si no se ponen en marcha, movilizan a los ciudadanos y crean los oportunos órganos que canalicen actuaciones administrativas, legales, técnicas y de toda índole para un mejor Alhaurín educativo. Han de tener conciencia que si nuestros jóvenes no pueden acceder a enseñanzas de formación profesional y se termina su ciclo educativo en la Secundaria Obligatoria, van a estar en la calle, aprendiendo dios sabe qué y engrosando posteriormente el paro. Hace falta urgentemente:

Acometer de inmediato las obras del tercer Instituto, y se han de poner todos los medios para ello. Queremos una actuación contundente de esta Corporación

Se ha de crear un nuevo colegio de Primaria, para el año que viene, y queremos que se agilice y se exija con premura.

Demandamos la creación de un Gabinete educativo que, por una parte, planifique y coordine todas las actuaciones con la Administración educativa en el municipio y con las Instituciones provinciales y autonómicas, asì como realizar previsiones de la situación educativa municipal., y por otra, preste asistencia social para los alumnos con fracaso escolar, o con problemas de conducta, de inasistencia reiterada a clases, que atienda y forme a padres despreocupados de sus hijos, que ayude a los alumnos con problemas familiares, etc.

Exigir la implantación de la Enseñanza Secundaria de Adultos, a impartir en los Institutos y dependiente de ellos.

Escolarizar a los niños y niñas desde los 3 años, habilitando las reformas necesarias en los centros de primaria.

El Alcalde o el Concejal de Educación, deberían acudir a Sevilla de inmediato y exigir al Director General de Construcciones Escolares la puesta en marcha sin dilación de las obras del IES n_3, y al de Planificación Escolar la oferta de un Ciclo Formativo y un nuevo programa de garantía social en nuestro pueblo para el próximo curso. Para ubicar estos, se podrían ofrecer dos aulas en locales municipales y el taller de carpintería de la Escuela Taller, de forma excepcional, hasta que se construya el nuevo Instituto.

Hemos de tener conciencia, entre todos, ciudadanos de a pie y políticos que la inversión educativa es la m·s rentable para la convivencia, y que ésta es la base del bienestar social y el más bello adorno del que un pueblo puede presumir.

Sebastián Bruque