Visite nuestro patrocinador

INICIO - VALLE DEL GUADALHORCE   -  NUESTRA EMPRESA  -  CUENTOS GLOBALES  -   NUESTROS CLIENTES  -  LIBRO DE VISITAS 
 
ANUNCIOS BREVES  -    SU OPINIÓN    -   HEMEROTECA   -    ALHAURÍN DE LA TORRE  domingo, 02 de enero de 2005 

PATROCINADORES

ADICAT

Boletín Municipal

Asesoría Mancebo

Asociación Cultural
SOLERA

Centro de Gestión Guadalhorce

Chikid
electrónica

Colegio El Pinar

Comercial Mancebo

Construcciones Sánchez Montero

Don Piso

High Frequency
Design Andalucía

Inmobiliaria
Conforthouse

Inmobiliaria Domínguez

Inmobiliaria
 Pazos

Jamones de Juviles

Joyería-Relojería
LOGON

Lauromotor

Malaka Viajes

Manitas Alhaurin

Motos Garrido

Muebles de TeKa

Peña Flamenca
Torre del Cante

Porcel y Vergara
Instal. eléctricas

Residencia
 Canina Paraíso

Telepizza
Alhaurin de la Torre


AÑO NUEVO, PROBLEMAS VIEJOS

Manuel Porcel. 02-01-2005. Los asiduos lectores a este medio de comunicación local pensarán que siempre tengo mis propias guerras, y así es, pero son pequeñas grandes guerras comunes a todo ciudadano y la muestra de las muchas que cada uno tendrá y que de momento no las manifiestan y que las ven reflejadas en mis notas, cuestión que confirmo por las muestras de adhesión y comprensión que recibo ante manifestaciones mías, aparentemente polémicas.

La base de todo esto está en que me siento muy respetuoso con mis obligaciones de ciudadano y con un mínimo de pensamiento y compostura cívica, y aún muy alejado de la perfección creo que las cumplo bastante bien, por lo que tengo bastante fuerza moral para reclamar mis derechos con el ahínco que me produce esa respetabilidad hacia las normas y las personas.

Hace años escribí algo sobre “mi vado permanente”, cuestión que molestó a unos e hicieron suya todos los que también lo tienen y que sufren las mismas incidencias que yo. Tengo por testigos a la Policía Local cuya presencia es ya habitual en este vado.

Hasta mediados del año pasado tenía la delicadeza o el “atrevimiento” de buscar a los “caraduras que aparcan en el vado” por las tiendas cercanas y en el gimnasio próximo, pero aunque me dirigía a los individuos con cortesía y educación, evidentemente sin sonreírles, un par de “musculitos” me plantaron cara y vi cierta manifestación de fuerza física y agresividad, el vado se estaba convirtiendo en zona de guerra, zona de alto riesgo, por lo que al final opté por no buscar a nadie y llamar directamente a la Policía Local.

La Policía Local se ha comportado siempre correctamente, incluso ante la impotencia que les provoca el poder tan solo multar y no poder llamar a una grúa, no se dan por vencidos, noto que tampoco confían en la efectividad de las multas, ya que una vez entregadas en el Ayuntamiento no saben qué pasa con ellas.

Han acudido a todas mis llamadas, han sancionado al vehículo pero ya no han podido hacer más. Esto ha servido de algo: Este pasado año he tenido menos incidencias, calculo que sobre unas treinta, que ya es un éxito.

Me gustó la idea de llamar a la policía, aparte de salvaguardar mi integridad física, porque un día escuché una frase procedente del gimnasio que decía algo así:

- “Ya está ahí el del Audi, hay un coche aparcado, seguro que ya ha llamado a la policía”. Acto seguido apareció un “musculitos” corriendo y quitó el coche rápidamente.

Ayer, primero de año, fui a salir, no era de madrugada, eran las 12.30 horas del día. Había un coche aparcado, esperé sobre hora y media que apareciera el propietario. Apareció, nos conocíamos pero no cruzamos palabra, era mi santo y Navidad, no quería problemas. Lo que sí me llamó la atención fue que un familiar del “ocupavados” me dijo:

- “Hombre, haber pitado”.

-  He pitado –le dije-, pero no es cuestión de molestar al vecindario porque tu hijo haya aparcado donde no debía”.

- ¿Es que no conoces el coche de mi hijo? –se justificaba.

- No, no conozco el coche de tu hijo, ¿tu hijo conoce lo que es un vado, y tú, es que no sabes los problemas que tengo con el vado? –le recriminaba.

- Lo que siento es el tiempo que has estado esperando, porque la multa no me preocupa, ya me encargo yo de que la retiren – añadió.

Le miré con incredulidad y asombro, pensé: “¿Será posible?, ¡otro que se acojona por la intervención de la autoridad!”.

Me molestó tanto esa afirmación que, junto con otras no menos recientes como:

- “¡Mira como tiemblo!”, mostrándome su mano un musculitos cuando le dije que había llamado a la Policía Local.

U otra, de otro musculitos que me decía mientras retiraba su coche:

- “Aparcaré aquí siempre que me dé la gana y no encuentre aparcamiento en la calle”.

Han procurado que esta sea mi primera guerra del año, ya que tengo una veintena de fotos de coches aparcados y multados en el vado y tengo ya curiosidad en saber si la multa ha llegado a buen fin o algún presuntuoso tiene mano para anularlas en el Ayuntamiento.

Una señora se asomaba a su ventana cada cinco minutos y me decía: “¡Hay que ver la cara que tiene la gente!. ¡ Hay que ver el rato que lleva Ud. esperando!. ¡Hay que ver que está Ud. así todo el año!, y así muchos “hay que ver, hay que ver”. Educadamente le dije a la señora: “Le agradezco su comprensión y solidaridad conmigo, pero no me diga nada más que ya tengo los ánimos bastante calentitos y me está animando a que haga alguna barbaridad”. Se metió para dentro, cerró su ventana pero periódicamente me observaba desde detrás de la cortina. Cuando pude salir con el coche, miré hacia la ventana, le sonreí y le dije: “Feliz Año Nuevo”.

Reitero desde aquí el agradecimiento y compostura de la Policía Local de Alhaurín de la Torre que han estado siempre a la altura de las circunstancias y abogo por ellos “pidiendo” a sus superiores, políticos o no, que les ayuden a hacer su labor más fácil y con más medios, que impidan que sientan el ridículo, personal mas que corporativo, cuando manifiestan ante la incrédula mirada de un ciudadano: “Y hasta aquí podemos llegar, no podemos hacer otra cosa”. Necesitan respaldo y apoyo de los niveles superiores, el del ciudadano de a pié ya lo tienen.


Sol Andalusí

Viviendas Saludables

PDSS
Plataforma en Defensa de la Salud y la Sierra

Izquierda Unida
La Hoja Roja

Partido Popular
Alhaurin de la Torre

Casas rurales:

Huerta Los Álamos

Aire Nuestro

Casa
Zamorilla

Cuentos
globales.com

El Anunciador

Al-Andalus.com.es
Apuntes de
Andalucía

Guadalhorce.net

Málaga.org.es

Turismo Rural Andaluz

Las Canteras
Alhaurín de la Torre

Semana Santa
 Alhaurina
2001 2002 2003 2004

Feria San Juan
2001 2002 2003 2004


Pregones

Entrevistas y personajes alhaurinos
 

 

Columnistas
asiduos

J.M. de Molina

 Antonio Barba

 Luís Bravo
 Julián Sesmero
 Eladio Cobo
 Juan M. Cestino
 Pepe Fernández
 Manuel Porcel
 Miguel Angel
Gutiérrez

 Manuel López
 Federico Ortega

 
Lucía Trabajo
Mercedes López
Víctor Frías

J.M. Castillo Ramos

ADICAT         Boletín Municipal          SOLERA          Chikid Electrónica          Colegio El Pinar          Sánchez Montero          Don Piso          HFDA          Inmobiiaria Dominguez          Inmobiliaria Conforthouse          Inmobiliaria Pazos          Joyería LOGON            Lauromotor              Malaka Viajes          Manitas Alhaurin         Muebles Teka         Peña Flamenca          PDSS            IU          PP           Paraiso           Telepizza            Vázquez Olmedo          Huerta Los Álamos           Sol Andalusí

Artículos de opinión y colaboraciones:
 
Animamos a los alhaurinos a  expresar sus opiniones en este periódico digital. Alhaurin.com reproduce exactamente su artículo sin más límite que la lógica cortesía y no asume necesariamente las opiniones de dichas colaboraciones. A los artículos con más de 15 líneas se les pondrá el encabezamiento en esta página principal y un enlace. No publicamos colaboraciones sin firma.
 Envíe su artículo o carta a:
cartasaldirector@alhaurin.com



  visitas desde nov. 1998

Depósito Legal: MA - 1.023 - 2.
000 © Copyright Alhaurin.com
Director: Federico Ortega: federico@alhaurin.com  Tf. 95 241 06 58
 Alhaurín de la Torre - Málaga- Andalucía

 

PÁGINAS WEB
Contacte con 
nosotros. Hacemos
 su página web, la alojamos en  nuestro servidor y le proporcionamos
  uno o varios correos electrónicos

ANÚNCIESE
AQUÍ

Premio Solera