Visite nuestro patrocinador

MAS LIBRE DE LO QUE SE IMAGINA:

 Manuel Porcel. 02-02-04 Sr. Galán, no quiero atacarle e incluso ni enfadarme, merece la pena estar unidos para caminar juntos hacia donde dictamine la razón.

Voy a explicarle lo de retirar el artículo y de lo de poner el otro sobre “la presión a los concejales”:

El artículo, que obligué a quitar a Federico de Internet, fue un error por parte de él al ponerlo en la página por iniciativa propia y por su propia confusión. Fue un correo que envié a mis conocidos y amigos para que, precisamente, se solidarizaran con la PDSS y el tema de las canteras (¡fíjese que curioso!), que por eso pedía el voto de “no a al acuerdo de canteras”, vosotros tenéis copia de él porque os la hice llegar. Discutí con Federico, se disculpó conmigo, pero aún así le dije que se tenía que manifestar el error públicamente porque se trataba de un “correo privado”, y precisamente, por mi presunción de persona libre le dije que lo quitase simplemente, y por mi parte asumía lo de “ a lo hecho, pecho”. Y punto. Nadie me llamó del Ayuntamiento para quitar ese artículo. Soy muy cabezón y si hubiese sido así, les hubiese gratificado con uno nuevo cada día. El Ayuntamiento sabe quién son las personas presionables. Yo no estoy entre ellas.

En el trascurso de la mañana leí lo del “apocalipsis concejalesco” y me quedé asombrado, por lo que repliqué, pero si lee detenidamente el artículo no abogo por la permanencia de las canteras ni nada en ese sentido, simplemente realzo la imagen de lo que es un concejal y ya que lo hemos puesto ahí, debemos apoyarlos, o al menos no intentar acojonarlos, porque si en el 2001, Sando, y según su escrito, manifiesta en tono italianesco:

 ¨¿Sabe usted que Sando presentó un escrito en el Ayuntamiento en el año 2001, diciendo que si algún Concejal se atrevía a votar que se cerrase su cantera, les iba a demandar y pedir daños y perjuicios contra su patrimonio?”, ahora la PDSS les advierte que si hacen lo contrario se le avecinan las misma penurias y desgracias, pues decid vosotros: ¿Qué deben hacer nuestros concejales?. Pues simplemente, lo que les dé la gana, ya que tanto por un lado como por otro van a caer en desgracia (según las citadas advertencias).

 

Sr. Galán, no me tache de veleta. Sabe, por mi trayectoria, que siempre he defendido lo justo (desde mi criterio), y me ha dado lo mismo el signo y la procedencia, por ejemplo, he atacado y he defendido al Sr. Roque, yo soy afín al PP y creo que el Sr. Roque es del PSOE, ¿a eso le llama veleta?, he discutido con Joaquín, y además públicamente, sobre mi postura en contra de las canteras, ¿y qué?, él lo entiende pero estamos en dos escenarios distintos y cada uno representa su papel, eso es tan solo ser justo, dar a cada uno lo que se merece en el momento adecuado. Caminé y hablé con Roque durante la manifestación de las canteras, durante mucho tiempo, no me escondí en ningún momento. Sabía que a Joaquín le informarían de todo, ¿y qué?, para mí era lo correcto en ese momento y por tanto, adelante. ¿Es de veleta estar un jueves en la sede del PP conversando y colaborando y el domingo estar en la manifestación junto a la oposición total?. Tal vez esté loco, pero las cosas son así, una cosa no quita a la otra.

 

Mi postura la adopto yo solito, con todas sus consecuencias, uso de mi maltrecha y entredicha libertad para opinar de todo y sobre lo que quiera sin ofender a nadie, aunque peco de “meterme en todos los charcos”, como diría mi mujer, que por cierto, es la única persona a la que le permito que coarte mi libertad (en estos temas solamente) porque para presumir de libre hay que entender donde termina la libertad de ella, porque hoy por hoy constituimos una familia y tengo que dar explicaciones. Explicaciones a ella y justificaciones a mis hijos.

Mi grado de libertad lo podría reflejar con una típica frase granaina, soy granaino, pero eso es mejor decirlo en una tasca. Nadie me dicta ninguna norma o actuación (dentro de éste contexto, no soy anarquista), aunque sería muy pretencioso pensar que nada ni nadie me influye, evidentemente sí, e incluso a veces tengo que echar mano de los “parientes” para que colaboren aunque al final reciba como gratificación una traición, pero tengo todavía la inocencia de que me lo creo todo. Resumiendo, libre sí, pero gilipollas no.

Por cierto, fíjese en un detalle: El artículo lo titulé: “CREO QUE NOS ESTAMOS PASANDO”, cuando “la veleta” indicaba: “CREO QUE OS ESTAIS PASANDO”, piénsalo, simplemente.

Y termino por donde empecé, no nos peleemos Sr. Galán, que esta vida es muy larga y nunca sabremos donde nos podremos encontrar y necesitar, algo podré ayudar.

Un cordial saludo.