Visite nuestro patrocinador

BUENOS PROPÓSITOS
 

Alhaurín de la Torre 29.12.03  José Fernández  

Estos cansinos y ya habituales vocablos, lo veremos repetido, escrito o hablado en multitud  de lugares  y medios en los últimos días, de un año que irremediablemente  fenece.

Todos, incluidos los “malos”, nos parafrasean con frases hechas y buenísimas intenciones o algún propósito de enmienda que jamás cumplirán. Otros –la mayoría silenciosa-  están cansados de las palabras vacías de irredentos fariseos. Cansados de ver ciudadanos timoratos, ignorantes y caudillistas que no les gusta salir en la foto y bajan sus persianas. Xenófobos ardientes cuando alardean de su lugar de nacimiento. Representantes del pueblo con “arrestos domiciliarios” los días de manifestación. Cansados de políticos que refugiados detrás de unos colores o siglas se apresuran para enriquecerse antes que acabe la legislatura. Cansados de tránsfugas, traidores, chaqueteros y corruptos con seis nóminas en un país de parados eternos. Están muchos ciudadanos hartos de niñatos descaradamente escorados a estribor, muy a estribor, que no votaron la Carta Magna y ahora dicen ser sus padres, sus defensores, sus dueños. Hasta los pelos de los intolerantes de un país monárquico que  todavía señalan con el dedo a los republicanos Cansaditos están los ciudadanos de Santiaguitos Matamoros poniendo orden allende sus fronteras y en nombre de la libertad, arrebatársela al "sarraceno" o lo que es peor quitarles la vida a los resistentes de un pueblo que los mentores    del “ freedoom” y sus  títeres amigos  llaman terroristas. Hartos de la tolerancia “cero” que ejercen a un lado y otro del Atlántico. Hastiados que los que más armas de destrucción masiva tienen y producen, nieguen a otros lo que no se niega a Israel. Cansados de escuchar que plumillas sin escrúpulos llamen terrorista a un niño con una piedra en la mano defendiéndose de un tanque que destruye su casa y que acabará matándole, porque ese  pueblo  tiene derecho a “defenderse”. Náuseas de todos los terroristas con o sin uniforme que siegan la vida de inocentes. Hartos de los cómplices del poder y del abuso que deletrean sentencias en las televisiones públicas, para no reconocer sus errores. Muy fatigados de oposiciones que se alinean con lo políticamente correcto por temor a perder votos. Cansado de las más de 30 guerras que asolan el mundo pero que no acaban porque en esas tierras manchada de sangre no hay petróleo. Cansados de las mentiras de palabras embadurnadas en chapapote a las que tardarán muchos años en darles lustre. Hasta el gorro del “pensamiento único” al que nos quieren derivar. De todo esto y  algo más están muchos ciudadanos hartos, sin embargo algunos no perdemos la esperanza y por eso estamos ahí. Seguimos en la brecha, en el tajo. Si somos cuatro o cinco, si estamos majaras, si siempre estamos  a la contra, sí... sí. Ocurre que con todo su poder se les escapa que todavía queden algunos que no controlan o controlan poco.  Que se jodan. Ya sé que no es educado, pero al menos algunos no robamos ni matamos, y eso teniendo en cuenta como está el patio, no me negarán ustedes que ya son méritos y por eso no necesitamos BUENOS PROPÓSITOS al final del año. Física pura. El movimiento se demuestra andando.... todo el año.