FEDERACIÓN PROVINCIAL 

 

¿PETRÓLEO EN EL MAR DE ALBORÁN?

 

 

 


 

 

 

 

 

INFORME-DOSSIER PARA PARAR LA EUTANASIA DEL MAR DE ALBORÁN

No offshore oil drilling
 

 

Permiso para buscar petróleo y gas en el mar de Alborán

 

El gobierno español ha concedido permiso a la multinacional norteamericana CONOCO (UK) lmtd. para buscar petróleo y gas en el mar de Alborán. El Gobierno español, otorgó a dicha sociedad (BOE 251 de 19 de octubre de 2001) cuatro permisos de investigación de hidrocarburos, llamados Alboraneo Bryce, Alboraneo Cristóbal, Alboraneo David y Alboraneo Eric. Todos ellos son colindantes y están situados en la parte española del mar de Alborán, frente a la costa de Marbella. Estos permisos tienen una vigencia de seis años y obligan a la empresa estadounidense a realizar una inversión total de 17,5 millones de euros entre estudios sísmicos, geológicos y perforaciones.

 

Hablar de los gravísimos peligros que representa la proximidad de cualquier tipo de población a los campos petroleros o de extracción de gas resulta una obviedad. Pero además, se sabe de forma científica, que cada vez que se perfora el lecho marino en busca de hidrocarburos brotan de la tierra otros materiales altamente peligrosos para la vida de los seres vivos: el venenoso arsénico, cadmio, cancerígeno reconocido, o plomo, que está suficientemente demostrado que provoca graves lesiones en nuestro sistema inmunológico.

 

Pero no hace falta esperar a que existan pozos petrolíferos para tener consecuencias negativas de estos sondeos, ya que se emplean en las prospecciones derivados radiactivos que pueden permanecer, perjudicando, largo tiempo en el medio y se vierten grandes cantidades de aceites.

 

Así las cosas, si las autoridades locales ni autonómicas de la costa afectada no hacen algo para detener esta locura, en pocos días, los barcos de la petrolera comenzarán a agujerear nuestras aguas territoriales, por cortesía de una multinacional británica, asociada con Texanos. Y no pararán hasta que sus inversiones millonarias encuentren un lugar del que extraer algo, con el objeto de amortizar su inversión. Parece que al Estado le da lo mismo si lo hacen a unos metros de Marbella, o si con ello acaban para siempre con el turismo de la costa malagueña. El implacable mundo del dinero suele buscar sus lugares de ocio en función de unos parámetros mundanos. Y si destruyen un área concreta, fabrican otra en alguno de los pocos lugares del mundo que todavía permanecen vírgenes.

 

El recuerdo de las últimas catástrofes ocurridas en torres de petróleo nos impresiona. En marzo de 2001, la mayor plataforma del mundo, la P36, naufragó a 125 kilómetros de las costas de Brasil, derramando a la mar los 1,5 millones de litros de petróleo que tenía almacenados. Unos años antes, otra plataforma segó la vida de 36 personas y derramó 20.000 toneladas de petróleo a la mar. El que nuestro horizonte turístico se pueda ver cegado por actuaciones como esta que se pretende, es algo que todos los que residimos aquí debemos impedir. Da igual que seamos españoles, europeos o extranjeros. No podemos permitir que esta franja litoral, se convierta en un desecho industrial en el que prime la contaminación y el riesgo catastrófico latente. Turismo e industria pesada son prácticamente incompatibles.

 

 

 

 

 

La Bahía de Estepona: el sector más afectado en la costa andaluza.

 

En concreto se dio licencia para prospectar en una cuadrícula minera submarina frente a la costa occidental malagueña. Para ello, les han autorizado a hacer sondeos en una extensión cercana a las 300.000 hectáreas. Pero lo más insólito de este permiso es que los límites de estos trabajos de perforación del fondo marino pueden llegar hasta una milla -1.800 metros- de Estepona.. O a dos kilómetros de las playas de Marbella. También están autorizados a colocar torres de petróleo, si lo estiman oportuno, a cuatro millas de Fuengirola.

 

El periódico La Opinión de Málaga publicó un artículo referente al asunto ese mismo mes de octubre de  2001. La Junta de Andalucía no ha dicho absolutamente nada, los ayuntamientos de la comarca tampoco. El desconocimiento del asunto en las poblaciones de la Costa Occidental Malagueña y del Campo de Gibraltar es casi total, aunque Ecologistas en Acción ya ha empezado a informar a la gente, aunque muy tímidamente aún.. En principio, las prospecciones empezaban en mayo de 2003, o sea, dentro de un mes. Pero por lo visto tienen pensado iniciar en 5 ó 6 años. Nada les impide hacerlo antes, no obstante.

 

La zona se sitúa justamente en frente del núcleo urbano, de la playa de la Rada, que acula banderas azules y la más frecuentadas de Estepona, sobre parte del LIC submarino de los Fondos Marinos de Estepona. Un pico de esa cuadrícula llega a introducirse tierra adentro en el valle de Arroyo Vaquero –Estepona-, según las coordenadas que figuran en la orden ministerial)El tema salió en prensa en La Opinión de Málaga, en el otoño de 2001 y poco después una ligera reseña en la prensa local. Si se llegase a encontrar petróleo y a ponerlo en explotación, toda la industria turística se iría a paseo y los valores naturales también, entre ellos el único Lugar de Interés Comunitario estrictamente submarino de Andalucía: el LIC de los Fondos Marinos de Estepona.

 

Este espacio está poblado de fanerógamas submarinas (Posidonia oceanica, Zostera spp.), campos de algas pardas (Laminaria ochroleuca, Saccorhiza polyschides, Fucus spiralis –endémica de este tramo de litoral-...) y muchas otras, además de una rica biodiversidad faunística, especialmente de invertebrados y una notable zona pesquera de bajura. La Bahía de Estepona presenta una zona de afloramientos (upwelling) que, junto con la gran cantidad de aportes minerales realizados por los arroyos que bajan de Sierra Bermeja, hace que Estepona esté dotado de un banco magnífico de peces, hecho que la hizo ser un centro de producción pesquera y salazones durante miles de años en la antigüedad y que ha hecho que se cree una zona “tipo A” de protección para la explotación de moluscos en el sector de Guadalmanasa.

 

El fenómeno ha comenzado ya en otros puntos de Andalucía. Han hecho sondeos frente a la costa de Huelva (Repsol), y van a hacerlas en la costa Portuguesa y lo hacen sin contar con nadie. Ecologistas en Acción ha hecho declaraciones en contra, como lo han hecho también las cofradías de pescadores, criticando el modelo energético, los riesgos que se corren (Prestige), etc. Cerca de Doñana, frente a Mazagón, hay una plataforma de extracción de gas en funcionamiento desde hace cinco años. Este proyecto, Sondeos Calypso 2002, aún carece de Evaluación de Impacto Ambiental al que será sometido por Resolución de 13 de febrero de 2003 del Ministerio de Medio Ambiente.

 

 

Prospecciones en el Norte de Marruecos

 

En el mismo mar de Alborán, frente a las costas marroquíes, también se ha concedido permiso de sondeo, con lo que el asunto adquiere connotaciones ibero-norteafricanas, asunto que podría conllevar si se llegan a encontrar hidrocarburos un grave conflicto hispano-marroquí (Moré, 2002). En marzo de 2000 la petrolera estadounidense Conoco obtuvo de las autoridades marroquíes la "licencia de reconocimiento" petrolero de sus aguas territoriales en el Mediterráneo. Según un mapa de la zona que ofrece la marroquí Office National de Recherches et d'Exploitations Pétrolières (Onarep, www.onarep.com) esta zona, llamada "W", incluye las aguas que circundan Ceuta, Melilla, el Peñón de Alhucemas e incluso la isla de Alborán, situada a 29 millas al Norte de Melilla y 65 al Sur de Almería y, por tanto, con indiscutible derecho a doce millas de aguas territoriales. El 23 de Marzo de 2001, Conoco obtuvo la ampliación de este permiso por un año, que le obliga a adquirir datos sísmicos de la zona en dos dimensiones y realizar estudios geológicos para determinar el potencial petrolero así como los lugares más favorables para la perforación (1)1.

 

 

Fuente: Moré, I. El mapa carece de precisión cartográfica y se ha elaborado sobre una carta electrónica del Instituto Hidrográfico de la Marina  (http://www.armada.mde.es/ihm/cat/IHM_C_FrameENC.htm).

 

 

Esto supone que la misma sociedad posee los derechos petroleros a ambos lados de la frontera hispano-marroquí, lo que sugiere que Conoco está tras la pista de un "sistema petrolero" que se extendería a ambos lados de la frontera marina entre los dos países, según Iñigo Moré, presidente de la consultora Mercados Emergentes. La zona, que ocupa la parte Oeste del mar de Alborán, está considerada por la industria petrolera como frontier (poco explorada y sobre la que sólo hay datos anticuados). Históricamente, ha atraído un escaso interés por la profundidad de la zona (más de 2.000 metros), lo que dificultaría la extracción de los hidrocarburos. A esto se añaden condiciones meteorológicas difíciles, donde no son extraños vientos de fuerza 6 e importantes corrientes marinas. Todo ello hace que apenas haya antecedentes para establecer la probabilidad de encontrar un yacimiento.

 

Da la impresión de que Conoco se ha interesado por Alborán Oeste porque era fácil obtener estos territorios. Por un lado, al no haber mucha demanda de otras compañías, Conoco ha afrontado unos bajos costes de acceso; los términos fiscales que ofrecen Marruecos y España son atractivos y, por último, ha obtenido las zonas a cambio de compromisos muy reducidos (el permiso marroquí no obliga a perforar, la parte más cara de la exploración, mientras que el español le cede el terreno por seis años a cambio de realizar solo una perforación). A priori, parece que Conoco ha decidido obtener tanto territorio "barato" como le ha sido posible. En todo caso, la empresa parece optimista sobre las posibilidades de esta zona y la conferencia "Oil and Gas in North Africa", que se celebrará en Túnez el próximo mes de octubre (www.oilgasnafrica.co.uk) recoge en su programa una ponencia a cargo de sus directivos titulada "Sistemas petroleros y potencial de exploración del Oeste del Mar de Alborán".

 

¿Hay petróleo en Alborán?

 

Hasta el momento, Conoco ha realizado diversos trabajos preliminares en Alborán Oeste. Para valorarlos, hay que explicar que en contra de la creencia popular, los yacimientos de hidrocarburos no son "lagos subterráneos". El petróleo está infiltrado en las rocas, más o menos como el zumo está en el interior de una naranja y los yacimientos suelen tener la estructura de esta fruta; una capa de roca estanca que envuelve otra capa de roca donde el petróleo está infiltrado. Los estudios sísmicos permiten conocer dónde existen este tipo de estructuras geológicas, pero nada garantiza que alberguen hidrocarburos. Una vez identificadas, sólo perforando se puede saber lo que hay dentro. Lo más habitual es que no haya nada o que los hidrocarburos que albergue carezcan de valor comercial. Gracias a las modernas tecnologías de investigación, se pueden identificar las formaciones geológicas con tal precisión que se obtiene un éxito de cada cuatro pozos de exploración perforados.

 

Pues bien, hasta hoy, Conoco ha realizado casi todos los estudios previos de la zona. Contrató el estudio sísmico en 2D a la noruega Fulgro Geoteam, además de una campaña batimétrica y un estudio geoquímico encargado a TDI Brooks en octubre de 2000. Este estudio químico buscaba emanaciones de metano (gas natural) que pudieran revelar la existencia de yacimientos. Los resultados obtenidos ahora son objeto de una ampliación computerizada así como su interpretación. Una vez que Conoco los combine en un mapa, podrá identificar las zonas más favorables para albergar hidrocarburos. Aquellas más prometedoras serán objeto de un estudio detallado y, eventualmente, de una perforación para inspeccionar su contenido.

 

¿Por qué este conflicto?

 

Esta situación es demasiado relevante como para no analizar cómo se ha llegado a ella. Da la impresión de que las partes implicadas han considerado que los hipotéticos beneficios compensarán el muy real conflicto previo además del hipotético a posteriori. Algo que no parece muy inteligente. Otros países limítrofes han preferido ahorrarse enfrentamientos creando petroleras mixtas para explorar las fronteras, tal y como han hecho Túnez y Libia.

 

¿Por qué España y Marruecos no han hecho lo mismo? ¿O sí lo han hecho? La concesión del mar de Alborán a Conoco podría ser un ejemplo de este tipo de cooperación a través de un tercero. Hay que recordar que el gobierno marroquí no precisó las razones de esta iniciativa en la nota verbal con la que se la anunció al Ministerio de Asuntos Exteriores español. Claro que estas preguntas sólo son pertinentes si el gobierno español sabía que otorgaba los derechos petroleros del Alborán Oeste español al propietario de los mismos en la parte marroquí. Y el gobierno español, hasta el momento, no ha confirmado nada en este sentido.

 

(1) Este permiso "de investigación" debería haber sido renovado o ampliado a "de exploración", en marzo de 2002. Algo que posiblemente ocurrió ya que Conoco envió un comunicado a los autores en agosto de 2002 afirmando que disponía de derechos petroleros en la zona marroquí de Alborán: "Conoco confirms that it has exploration rights on the Moroccan and Spanish sides of the Mediterranean area known as the Alboran Basin". No obstante, la empresa no explicó qué tipo de derechos ni cuándo los obtuvo. Tampoco Onarep ha hecho público si ha prorrogado el permiso de Conoco. Se limita a afirmar que negocia con la empresa sobre este territorio.

 

Moré, I (2002). Petróleo: ¿el próximo conflicto hispanomarroquí? REAL INSTITUTO EL CANO. ANÁLISIS. http://www.nodo50.org/labarored/interpueblos/Sahara/noticias/s37-02.htm

 

 

Exploración petrolífera en la Costa del Sol: Estrategias de acción.

 

El Mar de Alborán, cercano a la Costa del Sol, esta siendo actualmente explorado con el fin de encontrar petróleo.  El 19 de octubre del 2001 el gobierno español concedió a CONOCO (UK dep.) Ltda los derechos para la exploración y explotación de petróleo – (Ref: Real Decreto1097).  Un primer estudio geológico llevado a cabo por CONOCO ha determinado que esta área contiene reservas interesantes de petróleo (Segall, M.P et al. 2002).

 

Las circunstancias y detalles del proceso por el que se llegó a este acuerdo son confusas.  No se ha  divulgado ninguna información del asunto a nivel local.  Ninguno de los sectores de potencial interés, como por ejemplo el sector privado, la sociedad civil y las autoridades locales, fue invitado a dar su opinión sobre el asunto durante el proceso de la toma de decisiones.

 

El sector que obviamente se verá afectado de forma más negativa por esta decisión irresponsable es él del turismo de la Costa del Sol. La exploración y extracción del petróleo, y el turismo son dos actividades que no tienen mucha posibilidad de poder coexistir en la misma zona.  Dada la reciente catástrofe del buque petrolero Prestige en el noroeste de España, la mera idea de unos sondeos de exploración y la posterior extracción del petróleo indudablemente provocaría la siguiente pregunta entre la mayoría de turistas, "¿Por qué ir al sur de España cuando puedo ir a Grecia o Florida que costándome lo mismo y no estando impregnado de petróleo?"

 

Las actividades de exploración y extracción del petróleo no sólo provocarían un deterioro en la economía local sino en la economía de la entera Costa del Sol, ya que ésta depende prácticamente por completo del turismo, todo ello además del  desastroso impacto en el medio ambiente (Patin, 1999). Las primeras víctimas serían las poblaciones de delfines y ballenas las cuales son abundantes en la zona del Estrecho de Gibraltar en particular (Hashmi, 1991).  La primera etapa en la exploración del petróleo consiste en estudios sísmicos que determinen la estructura del fondo marino.  Estos estudios producen los sonidos más fuertes generados por el hombre los cuales pueden destruir el sistema de locación por ecos de los delfines y las ballenas (McCauley, 1994). Este sistema es el órgano vital por el cual estos animales se comunican, cazan y orientan.  Estas ondas de choque que reverberan dentro del mar también destruyen las vejigas natatorias de los peces, dañan las larvas marinas y pueden reducir la producción de la pesca comercial en un 50% (Engas, 1996; McCauley 2003). Por tanto la industria pesquera también sufriría.

 

En una segunda etapa se llevarían a cabo sondeos exploratorios con lo que grandes cantidades de “aguas sucias” que se asocian naturalmente con las reservas del petróleo serían esparcidas en el mar. Estas “aguas sucias”, que realmente son lodos, flotarían en la superficie con el resultado de hacer las aguas marinas próximas inadecuadas para el baño (Patin, 1999). El Gobierno de la nación en Madrid ha permitido que se lleven a cabo estos sondeos exploratorios a pocos kilómetros de la costa de Estepona, Marbella, Fuengirola y Málaga. Además de contaminar el agua visiblemente con los lodos, es inevitable que éstos también contaminen áreas más grandes puesto que probablemente contienen materiales con particulas carcerígenas y metales pesados como el mercurio. En muchos casos se ha comprobado que los efectos pueden persistir durante muchos años, aún después de que las empresas petroleras hayan abandonado el emplazamiento de la exploración (UNEP, 1997). 

 

Un argumento más global en contra de nuevas prospecciones petrolíferas es el que las compañías ya están explotando más reservas de petróleo de las que se pueden utilizar sin causar un daño irreversible al clima.  Más petróleo aumentará la contaminación que tiene en el carbón como origen minimizando la urgente necesidad de realizar estudios sobre la producción de energías más limpias (Greenpeace campaña “against new oil”).

 

 

Estrategias para que se revoque el Real Decreto de la exploración del petróleo

 

Dado que el gobierno central de Madrid ya ha decidido a favor de la exploración de petróleo, las expectativas para revocar esta decisión parecen fútiles.  No obstante, ejemplos que hemos visto en otras partes del globo nos han demostrado que, siguiendo la correcta estrategia, las acciones de la comunidad local pueden resultar en la revocación por parte del gobierno central de los decretos promulgados para la exploración petrolera. Estos ejemplos tienen algunos aspectos en común lo que puede representar la formula adecuada para tener éxito:

  1. Todos los partidos locales interesados se unen en un foro único (representantes del sector de turismo, pescadores, ONG's medioambientales, gobierno local, científicos, abogados etc).
  2. El foro lanza un procedimiento legal contra el gobierno central.
  3. La presión internacional procede a funcionar en favor de las organizaciones medioambientales.
  4. Atención de los medios de comunicación.

 

De hecho el foro que fue creado en la costa caribeña de Costa Rica no sólo logró parar la exploración de petróleo sino que consiguió que se declarase el país entero libre de exploraciones de este tipo (Cajiao, 2002). En este caso el Gobierno de Costa Rica también había otorgado derechos de exploración sin informar ni consultar a las comunidades costeras.  A través de una decisión del Tribunal Supremo el foro consiguió la suspensión de los derechos de exploración invocando los tratados internacionales y convenios firmados por Costa Rica.  Estos convenios estipulan, como el caso de la Declaración de Río sobre el Desarrollo Sostenible (Artículo 17), que las comunidades costeras tienen que estar involucradas en todos niveles del proceso de la formulación de decisiones políticas que pudieran tener un impacto directo en la zona donde viven.  La presión internacional junto con la atención de los medios de comunicación culminaron haciendo que de la exploración petrolifera se hiciese un debate nacional durante las elecciones generales.  En el año 2002 el nuevo presidente, Dr Abel Pacheco de la Espriella, por fin declaró Costa Rica país libre de explotaciones petrolíferas.

 

Otros ejemplos exitosos en California y en el Reino Unido también pueden servir como fuentes de inspiración en la formación de una estrategia para impedir  la exploración petrolífera en la costa de España.  En California, un aspecto fundamental durante el contencioso fue que la exploración era económicamente incompatible con el existente sector turístico y de esa manera tenía cábida dentro del Plan General Director de la Costa de California (environmental defense, 2003). En el Reino Unido la organización Greenpeace logró la cancelación de proyectos de sondeos petrolíferos en la costa británica amparándose en la Directiva de Habitats de la Unión Europea.

 

Tras contemplar ejemplos en diferentes partes del globo se puede concluir que las oportunidades para poner fin a la exploración petrolífera junto a nuestra costa son bastante razonables. Podemos invocar los mismos tratados internacionales usados por el foro costarricense porque España también ha firmado estos tratados.  También nos podemos referir a la Directiva de Habitats de la UE como hizo Greenpeace en el Reino Unido porque esta directiva también se aplica a España. Asímismo el argumento sostenido en California sobre que las prospecciones petrolíferas son económicamente incompatibles con el turismo es también ciertamente válido en la Costa del Sol. No es difícil atraer la presión internacional sobre el gobierno central español. Todas las organizaciones medioambientales con las que nos hemos puesto en contacto hasta ahora han expresado su interés en apoyar todas las iniciativas cuyo objetivo sea anular la cesión concedida. Nuestro éxito o fracaso depende ahora de crear un foro activo formado por representantes de todos los sectores interesados. Este foro tendrá que desarrollar su propia estrategia y dirigir nuestro esfuerzo unido hacia el objetivo de cesar toda exploración petrolífera en nuestra Costa del Sol.

 

 

Documentos consultados

 

Cajiao, M. V., 2002. Las concesiones petroleras en el Caribe Costarricense (Documentación del caso: “un ejemplo de participación ciudadana”). E-Law Environmental Law Alliance Worldwide, 104 pp., 2002.

 

Engas, A., Loîkkeborg, S., Ona, E., and Soldal, A. V. 1996. ‘‘Effects of seismic shooting on local abundance and catch rates of cod ~Gadus Morhua! and haddock ~Melanogrammus aeglefinus!,’’ Can. J. Fish. Aquat. Sci. 53, 2238–2249.

 

Environmental defense website: www.environmenaldefense.org

 

Greenpeace campaign “against new oil”: www.greenpeace.org.uk

 

Hashmi D. D. K., Adloff B., 1991. Surface frequency of cetaceans in the Strait of Gibraltar. In: P. G. H. Evans (ed.), European research on cetaceans, 5: 16-17.

 

McCauley, R. D. 1994. ‘‘Seismic surveys,’’ in Environmental Implications of Offshore Oil and Gas Development in Australia—The Findings of an Independent Scientific Review, edited by J. M. Swan, J. M. Neff, and P. C. Young ~Australian Petroleum Exploration Association, Sydney!, pp. 19–122.

 

McCauley, R. D., Fewtrell, J. and A. N. Popper, 2003. High intensity anthropogenic sound damages fish ears. J. Acoust. Soc. Am., Vol. 113, No. 1, January 2003.

Patin, S., 1999. Environmental impact of the offshore oil and gas industry. ISBN 0-9671836-0-X
Hardcover * 425+xi pages * 6x9 * December 1999 * LCCN 99-73791 *