Visite nuestro patrocinador

  INFORME SOBRE EL ENTORNO NATURAL DE LA VERTIENTE NORTE DE  LA SIERRA DE MIJAS, EN  ALHAURÍN DE LA  TORRE.  CONSECUENCIAS  DE LA EXPLOTACIÓN DE CANTERAS PARA EXTRACCIÓN DE ÁRIDOS. POSIBLES SOLUCIONES. 

POR   MARINA CESTINO REUS                                                                  

ASOCIACIÓN ECOLOGISTA HABALCUZA         

El termino municipal de Alh. de la Torre con una superficie de 82,1 Km2.  El 10,87% del territorio provincial de Málaga (7.276 Km2) y una población de hecho, que supera los 20.000 habitantes, es un extenso municipio. Está situado en la comarca del valle del Guadalhorce. Linda con los municipios de Málaga ciudad, Torremolinos, Benalmádena, Mijas, Alhaurín el Grande y Cártama,  la zona baja,  regada por el propio río y su afluente el río Grande,  es básicamente una llanura aluvial y la parte alta,  serrana,  se extiende por la vertiente norte de la Sierra de Mijas,  compuesta fundamentalmente de calizas, (Alpujárrides  y  Dolomíticas). La altura del termino Municipal oscila entre escasos  metros sobre el nivel del mar  a poco más de mil metros en la zona más alta de la Sierra de Mijas (vértice de Mijas 1.150 m). El clima es típico del mediterráneo, aunque existen especies tanto botánicas como zoológicas que responden bien al clima de tipo (mediterráneo-montano),  la temperatura media anual es de 16 a 181C, encontrándose en la vega cultivos tropicales (caña de azúcar, aguacates, chirimoyos etc.).

La pluviometría, al igual que el resto de la provincia e incluso el Este de Andalucía, es extremadamente heterogéneo: así que a periodos bastante secos suceden otros de lluvias extremadamente fuertes y persistentes e incluso torrenciales. De todas maneras y siguiendo las divisiones que de la provincia de Málaga se hacen en el Atlas Hidrogeológico (DPM 1988) podemos definirla como zona Subhúmeda con precipitaciones anuales entre los 600 y los 800 mm/año.  Hecha esta pequeña y somera descripción del termino municipal de Alhaurín de la Torre debemos tener en cuenta la incidencia que en el medio ambiente de la zona,  a nuestro juicio,  provocan las explotaciones mineras a cielo abierto. 

GEOMORFOLOGÍA DE LA ZONA. 

DOLOMITA

Etimología.- Dolomita. Denominada con este nombre en honor al químico Francés Dolomieu (1750- 1801).

Rocas de precipitación química, (rocas carbonatadas). - El carbonato cálcico (calcita) y el carbonato cálcico - magnésico (dolomita), son los constituyentes principales de las rocas sedimentarias carbonatadas llamadas calizas las primeras y dolomías las segundas.

Los conjuntos dolomiticos, aparecen principalmente en masas rocosas extensas, formando las calizas dolomiticas y su equivalente cristalino, el mármol dolomítico. Las dolomías no se han formado como roca primaria, sino que probablemente se originaron por la alteración de la caliza pura, en la cual parte del calcio se reemplazo por magnesio. También puede ocurrir que el reemplazamiento sea solamente parcial y así la mayor parte de las rocas dolomiticas sean mezclas de dolomita y calcita.

Usos.- Los usos a que más frecuentemente se destina son: como piedra de edificación y ornamental, fabricación de ciertos cementos especiales, fabricación de magnesia y su empleo como material refractario en los convertidores de acero. En Alhaurín de la Torre, solo para la obtención primaria de áridos.

Propiedades físicas.- Exfoliación perfecta, brillo vítreo, perlado en algunas variedades, puede ser: incoloro, blanquecino, grisáceo, verdoso, pardo o negruzco. Transparente o traslucido.

        SERPENTINA

Etimología.- Su nombre viene dado en la variedad compacta, de color verde Antimonita de Antigorio Italia, y en su variedad fibrosa Crisotilo de dos palabras griegas que significan oro y fibra.

La serpentina se presenta bajo dos hábitos distintos: variedad laminar, llamada antigorita y una variedad fibrosa el crisotilo. Es un mineral común y corriente, generalmente como producto de  alteración de ciertos silicatos magnésicos, especialmente olivino, piroxenos y anfiboles. Se reconoce por su color verde jaspeado y el brillo craso o por su naturaleza fibrosa. Esta asociada frecuentemente tanto con rocas ígneas como metamórficas, la forma más frecuente es en partículas diseminadas; en algunos lugares en tal cantidad,  que componen ellas solas la masa entera de la roca. Se denomina  serpentina, como roca,  a masas que en su mayor parte son la variedad antigorita.

Usos.- En la variedad antigorita se emplea como piedra de adorno y puede ser de gran valor como material de construcción. Mezclado con mármol blanco y cuando presenta jaspeados verdes, se le denomina mármol verde antiguo. La variedad crisotilo es la principal fuente de obtención del amianto. El empleo tiene como base su naturaleza fibrosa y flexible lo que permite tejerlo, además de ser prácticamente incombustible así como mal conductor del calor, por lo tanto obviamente se emplea como producto elaborado en protecciones contra el fuego.

Propiedades Físicas.- Brillo craso, con motitas de tonalidades verdes más claras o más oscuras. Traslúcido. 

Mármol.- Es una caliza metamórfica. Roca cristalina formada por granos de calcita o, más raro, dolomita, es un material blando y presenta efervescencia en contacto con los ácidos, básicamente es blanco aunque puede tener una gama muy amplia de colores debido a las impurezas que pueda contener. En términos comerciales mármol es la expresión que utilizamos para designar una roca de carbonato cálcico capaz de ser pulimentada, incluyendo de esta manera alguna caliza.                                                     

DATOS DE LA VEGETACIÓN ENDÉMICA DE LA SIERRA DE MIJAS. 

Especies Dolomíticas. 

Los vegetales, que colonizan tanto el mar como la tierra,  y conforman el primer escalón de la pirámide ecológica,  utilizando la energía solar,  transforman  las sales minerales y nutrientes disueltos en el agua y,  a través de sus raíces, elaboran y mantienen su materia viva (Autótrofos). De esta manera forman un manto de vida de capital importancia en el desenvolvimiento y éxito de todos los ecosistemas y son elementos esenciales en la formación y conservación de suelos. Asimismo constituyen parte activa de todos los ciclos geoquímico de la biosfera y el  alimento de los consumidores primarios.

  La raza humana desde que salto el foso que lo mantenía como un componente más del ecosistema y paso ha explotador del mismo ha causado más alteraciones de las que como especie le correspondía. El hombre de acuerdo con sus supuestas necesidades ha modificado el  medio que les rodea alterándolo de manera premeditada,  y en la mayoría de los casos irracional,  al no prever las consecuencias. Esta actitud humana ha desembocado en un brusco aceleramiento de la degradación de los distintos ecosistemas, todos ellos encadenados e interdependientes, lo que ha motivado la desaparición de un gran número de especies vegetales (algunas han desaparecido sin que el hombre actual las haya conocido).  Lo realmente grave es la importante perdida genética que podrían haber constituido un material inestimable para la memoria científica y  cultural.

  Así,  por ejemplo,  la recolección de semillas y su conservación de manera indefinida es prácticamente imposible, por ello somos de la opinión que la mejor manera de preservar el patrimonio botánico de nuestra sierra es conservándola en su conjunto, protegiendo el ecosistema.  De esta manera se impide  que el material genético no quede aislado de las leyes evolutivas.

 Los beneficios que las especies de plantas  aportan al ser humano podemos enumerarlas de manera simple en: Científicos, Éticos, Culturales, Educativos, Estéticos y Recreativos. En cuanto a los peligros que las amenazan los podremos resumir del modo siguiente: 

A Como consecuencia de procesos naturales 

Endógenas. (Propia de cada entidad)

Forma de fragilidad: escasez de la especie (rareza), área mínima de distribución o puntiforme, vitalidad reducida, etc.

Forma de fuerza: Especie de mayor competitividad, que relegan a otras menos aptas. 

Exógenas: ( por modificaciones en el ambiente.)

Factores físicos: alteraciones climáticas, evoluciones geomorfológicas y geodinámicas

Composición biótica: Parasitismo, variación en el equilibrio del ecosistema.

De la mezcla de las dos anteriores: variación en el desarrollo de los suelos. 

Causadas por el uso.

Recolección incontrolada: de flores y frutos, (Coleccionismo, herboristería, medicina popular, tradiciones populares, artesanía y  pastoreo intensivo e inadecuado). 

Humanización del Territorio.

El abuso en el disfrute de los espacios y ambiente.

Por impactos directos en el manto vegetal tales como: selvicultura, tala inadecuada de bosques, abandono etc.

Los impactos contra el suelo: que inciden directa o indirectamente en la aceleración de la destrucción del manto vegetal como es el caso de las canteras, industrialización, urbanización y  construcción de complejos turísticos. 

Por alteraciones inducidas y/o derivadas.

En este apartado incluimos entre otros muchos posibles los siguientes :

Contaminación de aire, suelo y agua.

Modificación en los acuíferos (por voladuras, por modificación e introducción de drenajes y canalizaciones en las explotaciones mineras, Acanteras), por acumulación de desechos.

Desequilibrios fitosanitarios (desaparición de agentes polinizadores etc.). 

Por incendios

Tanto naturales como provocados que dadas las características descritas de esta zona, con largos periodos de sequía, favorece la iniciación así como la rápida propagación de los mismos. 

Rango de supervivencia.

Según el tipo de amenaza hemos aceptado las categorías que adoptaron en su trabajo A.E.C. Salvo, J.M. Nieto, J. Guerra, F. Conde y B. Cabezudo siguiendo a la U.I.C.N. 1981, (jábega n144, 1983) las siguientes categorías, con relación a una cuantificación proteccionista.

EXTINGUIDA. (Ex)

Especie no encontrada después de repetidas investigaciones en las áreas citadas u otras semejantes. 

PRESUMIBLEMENTE DESAPARECIDA. (? Ex)

Se otorga a una especie cuando el estudio de su posible desaparición sé esta llevando a cabo.

AMENAZADA. (T)

Se pueden denominar como especies amenazadas aquellas que se saben que están en peligro, son vulnerables o raras pero no se tienen los suficientes datos como para precisar en categoría incluirla. 

EN PELIGRO (E)

Especie en vías de desaparecer y cuya supervivencia solo seria posible si cesan las causas que la han llevado a su actual situación.  

VULNERABLE (V)

Especie que es de prever se integre próximamente en la categoría anterior si persiste el impacto que actúa sobre sus poblaciones. 

RARA (R)

Especie cuyas poblaciones son escasas y que por el momento no pueden incluirse en las categorías  anteriores pero que están sujetas a riesgos. 

INDETERMINADA (I)

Especie imposible de determinar en qué categoría de todas las descritas tiene que ser incluida. 

Cualitativamente hablando nos referiremos solamente a un grupo de elementos endémicos, dejando a un lado las demás especies vegetales generales de la zona y  a los  elementos rectilíneos que en un tiempo pretérito ocuparon el territorio perimediterrano,  con un clima tropical por aquel entonces (mioceno, hace  15 millones de años), y que hoy aparecen solo en determinados puntos de nuestra provincia, con un microclima muy especial (elevada humedad ambiental y temperatura muy estable).

El concepto de endemismo lo podremos definir simplificandolo A seres vivos cuya área de distribución está estrictamente localizada en un territorio. España es el país del continente Europeo con mayor numero de endemismos con un 14% de su flora vascular y dentro de la Península son las sierras Béticas las que contienen el más alto numero un 36%, siendo el índice mas alto de la Europa continental solo superado por algunas islas del mediterráneo. 

  Los endemismos se originan generalmente en épocas remotas al quedar aisladas entre sí distintas especies y concretamente en la provincia de Málaga pueden haber actuado para su formación barreras tanto de tipo geográfico como ecológico.

Barrera geográfica. Fundamentalmente en nuestra provincia son las de tipo topográfico, dado el relieve escarpado, con numerosas sierras que alcanzan alturas importantes, dando lugar a fenómenos de diferenciación zonal por altitud. 

Barrera ecológica. Las consideraremos desde el punto de vista climático y edafológico; climatológicamente influirá en este tema el apartado anterior (relieve) que propiciara la existencia en nuestra región de distintos microclimas, desde la elevada pluviosidad (de las mayores de la Península) en su parte occidental a la oriental en que estos índices van disminuyendo de tal manera que son totalmente contrapuestos a los anteriores (de los más bajos de la Península) dando lugar a problemas de desertización acuciantes.

Edafológicamente, tanto la composición química y la naturaleza del suelo ha sido los factores determinantes que han modelado los endemismos malacitanos. Por lo que dependiendo de la relación sustrato -planta consideraremos los siguientes tipos de especies vegetales:

Nitrófilas. Halófilas. Calcófilas. Magnesicófilas. 

Plantas Nitórfilas.- son aquellas capaces de soportar elevadas proporciones de sustancias nitrogenadas.

Plantas Halófilas.- son aquellas, adaptadas a vivir sobre suelos de una gran sequedad fisiológica debido a la gran cantidad de sal contenida o en el suelo o en el ambiente.

Plantas Calcófilas.- son aquellas que necesitan del carbonato cálcico contenido en el sustrato para poder desarrollar completamente su ciclo biológico.

Plantas Magnesicófilas.- son aquellas que para desarrollarse, requieren una determinada concentración de magnesio en el suelo. Sobre este tipo de suelo se desarrollan en mayor proporción los endemismos vegetales,   Dolomitófilos mayoritaria mente. en el caso de la Sierra de Mijas    

Endógenos.- 

Datos de la vegetación Dolomítica de la Sierra de Mijas. (Sector Rondeño)

Las comunidades aquí descritas se integran en una comunidad vegetal, que por la singularidad de su flora y el sustrato donde se asienta se denomina edafoxerófilo - dolomitícola y sus limitaciones radican en la elevada proporción de magnesio, la extrema permeabilidad del suelo donde se asientan (sustrato), las acusadas pendientes el escaso desarrollo del suelo donde medran estas comunidades y la dificultad en la captación de agua por las plantas, debido a la competencia iónica entre  calcio - magnesio

En la fig. 1 podemos observar la disposición de la vegetación en función de las características del sustrato. (J.M. NIETO, S. Pérez & Baltasar Cabezudo. Lazaroa 1.988) 

CATALOGO BOTÁNICO 

 A continuación pasaremos a ordenar las siguientes especies vegetales, teniendo en cuenta en primer lugar  el grupo que pertenece. De cada una  especificaremos el nombre científico, autor de la clasificación, familia a que pertenecen. A continuación se indica, de forma concisa su área y en los casos de distribución puntual la localidad concreta.

Asplenium petrarchae (Guerin) DC subsp. bivalens Meyer (Aspleniaceae)

Subespecie endémica de las sierras calizas rondeñas; habita en comunidades en las fisuras de rocas, especie rara considerada como entidad de interés universal. Calcófila.

Asplenium subglandulosum. subsp. hispanicum(Cosson)Salvo et al. (Aspleniaceae)

Endemismo bético - rifeño, muy localizado en la provincia de Málaga; habita en comunidades

rupícolas por encima de los 500 m sobre el nivel del mar.

Especie vulnerable, considerada de interés nacional, Calcófila. 

Rhynchosinapis granatensis. (Schultz) Heyw. (Cruziferae).

Endemismo de Andalucía oriental que en nuestra provincia se encuentra localizado en la Sierra de Mijas, especie rara considerada como entidad de interés universal, prospera en pastizales sobre galeras. Dolomitófila. 

Linaria huteri Lange. (Scrophulariaceae).

Endemismo dolomitófilo presente en la provincia de Málaga y concretamente en sus sierras, se puede localizar en suelos arenosos, móviles y poco profundos, especie rara y vulnerable, de interés universal. Dolomitófila

Linaria clementei. Haenseler ex Boiss. (Scrophulariaceae)

Este dolomitófilo es endémico de las sierras de Ojén, Mijas y Yunquera, como la anterior es una especie rara y vulnerable de interés universal. 

Linaria reverchoni Wittrock, (Scrophulariaceae)

Especie endémica solo de la sierra de Mijas, donde vive sobre arenas Dolomíticas, especie que se encuentra actualmente en peligro, de interés universal. Dolomitófila. 

Jasione blepharodon Boiss & Reuter, subsp. Penicillata (Boiss) R. Goday (Campanulaceae)

Especie endémica en las sierras de Tejeda, Almijara, Cázulas y Mijas, especie rara y vulnerable de interés universal. Dolomitófila. 

Serratula neglecta. lljin (Compositae).

Endemismo bético, que en la provincia de Málaga solo se ha citado en las sierras de Cártama y Mijas. Siendo una especie amenazada y de interés universal. Calcófila.  

La diversidad florística existente, manifestada en este alto porcentaje de endemismos, se refleja en la existencia de una gran diversidad de ecosistemas vegetales o series de vegetación. La protección de los mismos se establece en base la DIRECTIVA 92/43/EEC de 21 de mayo  de 1992 que establece las normas y criterios para la conservación de los hábitats naturales, de la flora  y de la fauna silvestres. Según los trabajos realizados durante la inventariación de los hábitats de la Directiva, en la Sierra de Mijas se han localizado áreas que cumplen suficientemente con los criterios para ser considerados en los listados de hábitats protegidos Dichas áreas reflejan la existencia de  tipos de comunidades vegetales: el romeral de aulagas y jaguarzos (Ulici-Cistetum clusii), el coscojar (Bupleuro-Pistacietum lentisci) y el pastizal de taludes y gleras dolomíticas (Linario clementei-Andryaletum ramosissimae). En el cuadro adjunto se indican las áreas inventariadas en los trabajos previos para la aplicación de la Directiva 92/43 EEC en España. (Hoja 1:50.000, COIN. Realizado por J.M. Nieto Caldera y cols. 1995. Universidad de Málaga) señalándose la cobertura de cada comunidad y el grado de naturalidad de cada una (entre 1 y 3) 

Nº de área

Comunidad

Cobertura

Naturalidad

6

Bupleuro-Pistacietum

70

2

7

Ulici-Cistetum clusii

60

2

8

Bupleuro-Pistacietum

80

2

9

Bupleuro-Pistacietum

80

2

10

                  Saxifragionboissiero-reuterani

*

1

11

Ulici-Cistetum clusii

50

1

12

Bupleuro-Pistacietum

70

2

41

Bupleuro-Pistacietum

90

2

42

Ulici-Cistetum clusii

60

1

43

Rubo-erietum oleandri

40

1

44

Bupleuro-Pistacietum

70

2

45

Bupleuro-Pistacietum

80

2

46

Bupleuro-Pistacietum

80

2

70

Polypodietum serrati

60

2

70

Selaginello-Anogramnetum

20

2

71

Teucrio-Brachypodietum retusi

60

2

72

Jasiono-Linarietum

5

1

72

Echio-Crambeetum

20

1

73

Ulici-Cistetum clusii

70

2

74

Jasiono-Linarietum

5

2

74

Echio-Crambeetum

15

1

75

Bupleuro-Pistacietum

90

2

76

Jasiono-Linarietum

10

2

76

Echio-Crambeetum

30

2

77

Jasiono-Linarietum

10

1

77

Echio-Crambeetum

20

2

78

Ulici-Cistetum clusii

40

2

79

Jasiono-Linarietum

10

2

79

Echio-Crambeetum

20

2

80

Ulici-Cistetum clusii

40

3

81

Jasiono-Linarietum

5

2

81

Echio-Crambeetum

20

2

82

Ulici-Cistetum clusii

40

3

83

Linario-Andryaletum ramosissimae

10

2

84

Bupleuro-Pistacietum

60

2

85

Ulici-Cistetum clusii

70

2

86

Ulici-Cistetum clusii

60

2

86

Bupleuro-Pistacietum

20

2

110

Ulici-Cistetum clusii

70

1

111

Teucrio-Brachypodietum retusi

100

2

112

Ulici-Cistetum clusii

50

2

113

Ulici-Cistetum clusii

70

2

114

Echio-Crambeetum

20

3

115

Saxifragion boissiero-reuterani

10

1

116

Jasiono-Linarietum

5

3

116

Echio-Crambeetum

15

3

117

Saxifragion boissiero-reuterani

10

1

118

Echio-Crambeetum

20

3

118

Jasiono-Linarietum

10

3

119

Jasiono-Linarietum

5

3

119

Echio-Crambeetum

2

3

120

Jasiono-Linarietum

5

3

121

Paeonio-Quercetum rotundifoliae

80

1

121

Ulici-Cistetum clusii

20

2

122

Ulici-Cistetum clusii

60

2

123

Ulici-Cistetum clusii

50

2

123

Bupleuro-Pistacietum

40

2

123

Smilaco-Quercetum rotundifoliae

10

1

124

Jasiono-Linarietum

5

3

125

Bupleuro-Pistacietum

90

2

126

Jasiono-Linarietum

5

2

126

Echio-Crambeetum

20

1

128

Bupleuro-Pistacietum

80

2

129

Ulici-Cistetum clusii

40

1

130

Rubo-Nerietum

70

1

131

Ulici-Cistetum clusii

50

2

132

Ulici-Cistetum clusii

40

2

133

Ulici-Cistetum clusii

50

2

134

Jasiono-Linarietum

5

2

135

Ulici-Cistetum clusii

40

2

136

Polypodietum serrati

3

1

137

Smilaco-Quercetum rotundifoliae

90

2

138

Jasiono-Linarietum

5

2

138

Echio-Crambeetum

20

1

 

CATALOGO FAUNÍSTICO DE LA SIERRA DE MIJAS 

A) ANFIBIOS

Or. Caudados

Salamandra común. Salamandra salamandra.

Or. Discoglósidos

Sapo de espuelas. Pelobates fuscus.  Sapo común. Bufo bufo.

Sapo corredor. Bufo calamita.          Rana común. Rana perezzi 

B) REPTILES

Familia Colúbridos

Culebra bastarda. Malpolon monspessulanus. .          Culebra de escalera. Elaphe escalaris.

        Culebra de cogolla. Macroprotoclon  cucullatus.      Culebrilla ciega. Blanus cinereus

Culebra de herradura. Coluber hippocrepis.               Culebra de collar. Natrix  natrix 

Familia Genócidos

Eslizón ibérico. Chaclides bednagai. Salamanquesa común. Torentola mauritanica.

Salamanquesa rosada. Hemidactylus turcicus. 

Familia Lacértidos

Lagartija colilarga.Psammodrorus algirus. Lagartija colirroja. Acanthodactylus erythurus.

Lagartija ibérica. Podarcis hispánica. Lagarto ocelado. Lacerta lepida. 

Familia Vipéridos

Víbora hocicuda. Vipera lastati. 

C) MAMÍFEROS 

Familia Lepóridos

Conejo. Oryctolagus cuniculus. 

Familia Cánidos

Zorro común. Vulpes vulpes. 

Familia Cápridos

Cabra montés. Capra pyrenaica hispánica. 

Familia Erinaceidos

Erizo común. Erinaceus europaeus. 

Familia Glíridos

Lirón careto. Eliomys quercinus. 

Familia Múridos

Rata negra. Rattus rattus.    Ratón común. Mus musculus.

Ratón de campo. Apodemus sylvaticus. Topillo común. Pitymus clioclecimcestatus. 

Familia Mustélidos

Comadreja. Mustela nivalis. Tejón. Meles meles. 

Familia Rinolófidos

Murciélago grande de la herradura. Rhinolophus ferrunequinum.

Murciélago pequeño de la herradura. Rhinolophus hipposicleros. 

Familia Sorícidos

Musaraña común. Crocidura russula. Musarañita. Suncus etruscus. 

Familia Vespertiliónidos

Murciélago común. Pipistrellus pipistrellus. Murciélago de la cueva. Myniopterus schreibersi.

Murciélago hortelano. Eptesicus serotinus. Murciélago ratonero Myotis myotis.

Murciélago orejudo común. Plecotus austriacus. Nóctulo común. Nyctalus noctula. 

Familia Viviérridos

Gineta. Genetta genetta. 

D)   A V I F A U N A    

Por su morfología y vegetación, nuestra sierra acoge un gran numero de aves, en sus distintas clases fenologicas: Residentes, Estivales, Invernantes y de Paso. En concreto son 85 las especies que de una manera u otra dan color y vida a la Sierra de Mijas dentro del termino municipal de Alhaurín de la Torre.

A continuación consignamos el listado de las aludidas especies: 

Residentes : (R) Aves habituales a lo largo de todo el año. Tienen estos parajes como zona      sedentaria de residencia, efectuando pequeños recorridos tróficos dentro de esta. 

Estivales: (E)     Aves migratorias habituales en primavera y verano. Utilizan el paraje como zona de anidamiento y de estancia estival antes del retorno a sus terrenos de invernada en África. 

Invernantes: (I) Aves que inviernan en nuestra región debido a los rigores invernales del norte de Europa, regresando en primavera a sus zonas de puesta. 

De Paso: (P) Aves que solo utilizan la zona como camino en sus migraciones anuales desde las zonas de invernada a las de puesta generalmente del norte del continente Europeo, al norte y área sub-sahariana, en el continente Africano. 

FAMILIA ACCIPITRIDAE.

 

Gavilán Común   (A.nisus) (R)                          Busardo Ratonero (B.buteo) (R)                            Aguila Perdicera (H.fasciatus) (R)                Abejero Europeo (P.apivorus)(P)                        Milano Negro (M. Migrans) (P)                    Milano Real   (M. Milvus) (P)               Culebrera Europea (C.gallicus) (P)                Agulilla Calzada (H.pennatus) (P) 

 

FAMILIA FALCONIDAE. 

Cernícalo Vulgar (F.tinnunculus)(R) 

FAMILIA TETRAONIDAE. 

Perdiz Roja (A.rufa) (R)                             Codorniz Común (C.coturnix) (R) 

FAMILIA COLUMBIDAE. 

Paloma Bravía (C. livia)(R)                         Paloma Torcaz (C.palumbus) (R)

Tórtola Turca  (s.decaocto)(R)                 Tórtola Común (s. Turtur)   (R) 

FAMILIA CUCULIDAE.

co (C. Canorus) (E) 

FAMILIA TYTONIDAE. 

Lechuza Común (Tyto alba)(R) 

FAMILIA STRIGIDAE. 

Búho Real           (B.bubo)(R)                      Mochuelo Común (A.noctua) (R)

Cárabo Común    (S.aluco)(R)                     Autillo (O.scpos) (E) 

FAMILIA CAPRIMULGIDAE.

      Chotacabras Pardo (C. Ruficollis) (R)             Chotacabras Gris (P) 

FAMILIA APODIDAE. 

Vencejo Común (A. Apus) (E)                      Vencejo Pálido(A.pallidus) (E)

Vencejo Real (A.melba) (E) 

FAMILIA MEROPIDAE. 

Abejaruco Común (M. Apiaster) (E) 

FAMILIA CORACIIDAE. 

Carraca (C. Garrulus) (E) 

FAMILIA UPUPIDAE. 

Abubilla (U.epops) (E) 

FAMILIA PICIDAE. 

Pito Real (P.viridis)(R)                                    Pico Picapinos (D. Major) (R) 

FAMILIA ALAUDIDAE. 

Cogujada Común (G.cristata)(R)                    Cogujada Montesina (G.theklae)(R) 

FAMILIA HIRUNDINIDAE. 

Avión Roquero (P.rupestris) (R)                    Golondrina Común (H.rustica) (E)

Golondrina Dáurica (H.daurica) (E)               Avión Común (D.urbica) (E) 

FAMILIA MOTACILLIDAE.

 

Lavandera Cascadeña (M. Cinerea)(R)    avandera Blanca(M.alba)(R)  Bisbita Común (A. pratensis) (I) 

FAMILIA TROGLODYTIDAE. 

Chochín (T.troglodytes) (R) 

FAMILIA PRUNELLIDAE. 

Acentor Común (P. Modularis) (I)

      FAMILIA TURDIDAE.

Petirrojo (E.rubecula) (R)                            Colirrojo Tizón (P.ochruros) (R)

Tarabilla Común S.torquata) (R)                   Collalba Negra (O.leucura) (R)

Roquero Solitario (M.solitarius) (R)              Mirlo Común (T.merula) (R)

Ruiseñor Común (L.megarhynchos) (E)             Collalba Rubia (O.hispanica) (E)

Zorzal Común (T.philomelos) (I)                  Zorzal Alirrojo (T.illacus) (I)

      FAMILIA SYLVIIDAE.

Ruiseñor Bastardo (C.cetti) (R)                        Curruca Cabecinegra (S.melanocephala) (R)

Curruca Capirotada (S.atricapilla) (R)              Zercero Común (H.polyglotta) (E)

Curruca Carrasqueña (S.cantillans)(E)              Mosquitero Papialbo(P.bonelli) (E)

Mosquitero Común (P.collybita) (I)                 Mosquitero Musical (P.trochilus) (P)

       FAMILIA MUSCICAPIDAE.

Papamoscas Gris (M.striata) (E)                 Papamoscas Cerrojillo (F. hypoleuca) (P)

      FAMILIA PARIDAE.

Herrerillo Capuchino (P.cristatus) (R)             Carbonero Garrapinos (P.ater) (R)

Herrerillo Común      (P.caeruleus)(R)             Carbonero Común       (P.major)(R)

        FAMILIA CERTHIDAE.

Agateador Común (C.brachydactyla)(R)

        FAMILIA LANIIDAE.

Alcaudón Real (L.excubitor) (R)                      Alcaudón Común (L.senator) (E)        

        FAMILIA CORVIDAE.

Arrendajo (G.glandarius) (R)                            Grajilla (C.monedula) (R)

Cuervo      (C.corax) (R)

        FAMILIA STURNIDAE.

Estornino Negro (S.unicolor) (R)                    Estornino Pinto (S.vulgaris) (I)

       FAMILIA PASSERIDAE.

Gorrión Común     (P. domesticus) (R)                       


      FAMILIA FRINGILLIDAE.

Pinzón Vulgar     (F.coelebs) (R)                  Verdecillo (S.serinus) (R)

Verderón Común (C.chloris) (R)                     Jilguero    (C.carduelis) (R)

Pardillo Común    (C.cannabina) (R)                 Piquituerto Común (L.curvirostra)(R)

Pinzón Real (F.montifringilla) (I)                      Lugano (C.spinus) (I)

FAMILIA EMBERIZIDAE.

Escribano Montesino (E. cia) (R)                            

 

ACTUACIONES QUE ESTÁN EN EL ORIGEN DEL PROBLEMA. 

Explotaciones mineras a cielo abierto.-  En él termino municipal de Alhaurín de la Torre, actualmente se encuentran en activo siete explotaciones, de las cuales el 100% de ellas se dedican a la modalidad extractiva de áridos, lo que implica que el tipo básico de explotación en el municipio sea la cantera. Las canteras se pueden subdividir en dos tipos: las que se destinan a rocas ornamentales y las destinadas a la producción de minerales industriales o de áridos como las existentes en nuestro municipio como se ve anteriormente. Las primeras se caracterizan, al necesitar grandes bloques paralepipédicos en el gran numero de bancos o escalones que se abren, y la necesidad de que los cortes sean limpios para lo cual es necesario el empleo tanto de maquinaria como mano de obra especializada (caso Macea, en Almería), estas canteras presentan taludes subverticales, y la altura raramente sobrepasan los 10 metros siendo las plataformas completamente lisas, por lo que las labores de restauración son relativamente fáciles. En cambio, en las canteras de áridos la extracción no es en absoluto cuidadosa, la extracción se realiza mediante voladuras,  creando así bancos de grandes alturas  y taludes excesivamente inclinados para aprovechar la mayor cantidad de material. En este tipo de canteras la recuperación roza lo imposible, pues casi no se dispone de manto vegetal y las labores de modelado, si no se han contemplado desde la fase de proyecto son muy difíciles y más costosas de realizar.

La nueva montaña urbanizada se caracteriza porque las áreas son cada vez más intensamente explotadas y sobrevoladas, no por su rentabilidad como zona de producción primaria, sino por su posible valor de uso,  acaparando en un espacio relativamente pequeño la casi totalidad de las inversiones (redes de comunicación o su mejora, urbanizaciones, complejos  deportivos. etc.).

COMO AFECTAN AL MEDIO AMBIENTE: Los principales impactos ambientales que se producen son:

Alteraciones Geomorfológicas: inestabilidad de taludes, afección a cursos tanto superficiales como subterráneos de agua (acopio y acarreo de mineral,  microseísmos provocados por las cargas explosivas que se utilizan para las voladuras y que al ser zona Kárstica, pueden modificar acuíferos y provocar que pozos o manantiales se sequen etc.).

Hidrogeología de Acuíferos: Las Sierras Blanca y Mijas compuestas mayoritariamente por mármoles de edad triásica, se encuentran bastante fracturados y en algunas zonas levemente karstificados, permitiendo la infiltración, circulación y acumulación de agua de lluvia, convirtiéndose en una zona de recarga de acuíferos, dando así origen a una importante Unidad Hidrogeológica. Por su situación, en un núcleo de crecimiento rápido de población como es el caso de Alhaurín de la Torre, es vital el mantenimiento intacto de esta zona de recarga.

Esta unidad hidrogeológica esta separada por el Puerto de los Pescadores que la divide en las de Sierra Blanca y Mijas. De esta última tomaremos por ser de nuestro interés el sistema de Torremolinos. Este sistema tiene una superficie de aproximadamente 46 Km2. Limita al Norte por la falla de Albornoque. Al Sur por el sistema de Benalmádena. Al Este por la falla que corre en dirección NNE-SSW. Y al Oeste otra falla normal que la separa del sistema de Alhaurín el Grande. En este sistema y al no existir según los trabajos de Hidrogeología mas recientes (Andreo Navarro.1997) razones geológicas ni hidrogeológicas que permitan una clara y rotunda diferenciación se incluyen las zonas hidrogeológicas de Alhaurín de la Torre y Torremolinos.

Con los datos conocidos, podríamos afirmar que existe un flujo natural que recorre la unidad de Oeste a Este es decir desde el limite con el sistema de Alhaurín el Grande hacia el de Torremolinos donde se encuentran los principales puntos de descarga. La cota de descarga (manantiales) en Alhaurín de la Torre se sitúan entre los 125 y 145 m.s.n.m. La misma se situaría en Torremolinos en torno a los 60- 70 m.s.n.m. Según esto el gradiente en descarga natural se situaría entorno al 0´01. (Andreo Navarro 1997).

Por lo tanto cualquier alteración grave en la zona de recarga, afectara de manera importante  a los acuíferos y por consiguiente a todos los pozos en explotación en la vertiente Norte de la Sierra de Mijas, intensamente utilizados en la actualidad para abastecer a una población que en el decenio 1985 - 1995 a multiplicado por cinco sus habitantes. Seria catastrófico para estos municipios que se viera alterados los niveles fréaticos, por causas distintas a los ciclos naturales húmedos o secos, o lo que es aún peor, y más difícilmente controlable; la posibilidad real de contaminación de todo el sistema de Alhaurín de la Torre - Torremolinos.     

Modificación del substrato vegetal: empobrecimiento de suelo y perdida del escaso manto vegetal existente.       

Partículas minerales en suspensión: emisión de polvo procedente de los molinos de trituración.- esta maquinaria partiendo de la materia prima que son las rocas arrancadas a la montaña mediante voladuras es transformada en material apto para su utilización en las obras publicas o en la  construcción, por lo que según su destino saldrán directamente del frente de cantera a las obras: ejemplo escolleras de puertos, ríos, carreteras  etc... , o por el contrario se trituraran (esta es la fase de mayor contaminación del aire) y por su tamaño se clasificaran como materiales de construcción, las podemos clasificar por su grosor en : Cantos y Gravas (mayor de 2.00mm). Arena Muy Gruesa(entre 2.00 y 1.00mm). Arena Gruesa (entre 1.00 y 0.50mm). Arena Media (entre 0.50 y 0.25mm). Arena Fina (entre 0.25 y 0.125mm). Arena Muy Fina(entre 0.125 y 0.062mm) Fangos (grosores menores de 0.062mm).Como es obvio a menores grosores mayor riego de inhalación de mineral en suspensión y por tanto también mayor probabilidad de  patologías propias de la actividad minera, que afectan al sistema respiratorio, especialmente en niños y adolescentes.

   Destrucción  paisajística: En esta explotación minera nunca se han tenido presente y menos   aún se ha aplicado medidas correctoras apropiadas. Ha sido tal la actividad extractora de mineral   que las distintas canteras han formado un frente común de explotación de mas de 8 Kilómetros   lineales de perímetro  en su conjunto con una altura media en los bancos de trabajo superior a   los 20 o 30 metros.

También es necesario comprender y valorar en su medida, la concentración en una zona pequeña y muy próxima a núcleos habitados de forma permanente, de todas las labores que esta actividad lleva aparejada : Voladuras para la extracción de mineral y el acarreo, transformación y transporte del mineral una vez terminado su proceso. Actividad que llega de forma molesta a los vecinos (Deterioro paisajístico, polvo, ruido, vibraciones, etc..). Perdida en suma de la calidad ambiental  a la que aspiraban estos residentes en los núcleos de población, que incluso son catalogados por el propio Ayuntamiento como Residenciales con el consiguiente tratamiento diferencial contra estos vecinos, tanto en tasas municipales, plusvalías como en el propio precio del suelo, lo que enerva a los residentes, que tienen la sensación de haber pagado su propiedad en una zona de calidad y se encuentran inmersos en medio de la actividad propia de un municipio minero.    

Consecuencias Sanitarias.

Como consecuencia de la actividad industrial de la molturación de rocas que son extraídas de las canteras para su transformación en áridos de diferentes calibres, se vierten al aire grandes cantidades de partículas sólidas en suspensión, generalmente estas partículas son mayoritariamente de dolomías y calizas así como cristales de mármol, estas partículas según su grosor y los vientos reinantes en cada momento pueden ser desplazadas a decenas de kilómetros de su lugar de emisión, perturbando la salud de los residentes en la zona. Los efectos de las partículas sólidas en suspensión sobre los seres vivos son muy variados. En los vegetales por ejemplo, el aumento de la deposición de partículas en sus hojas significa una disminución en su capacidad fotosintética al obstaculizar que la luz alcance las hojas y al interferir en la absorción del CO2.

En los animales, los efectos más marcados implican al sistema respiratorio. Concretamente a los seres humanos, las partículas de 5000 nm, no pasan más allá de la parte superior del tracto respiratorio. Las partículas entre 500 y 5000 nm, pueden alcanzar los bronquios; no obstante son expulsados por la acción ciliar de la faringe, en donde son eliminados a través del tracto gastrointestinal por deglución. Las partículas con diámetro inferior a 500 nm, pueden alcanzar los alvéolos, donde podrían permanecer durante años, puesto que las membranas alveolares no poseen cilios. Los efectos más patentes en la salud de los ciudadanos son las bronquitis y el empeoramiento de los cuadros clínicos que cursan con insuficiencia respiratoria.  Pero, además, si como apuntamos antes entre el mineral transformado se encontraran minerales serpentinicos y entre estos el crisotilo (mineral de amianto) se podría estar exponiendo a la población al riesgo de inhalación de un mineral cancerígeno y de por sí lo suficientemente tóxico, como para que en los últimos tiempos la industria química y  la legislación que la regula, hayan tomado importantes medidas de protección en su manipulación y restringido fuertemente su uso, quizás en estas canteras por desconocimiento,  no se estén tomando ninguna. 

 Concepto de Estabilidad e Inestabilidad ecológica.

En este sentido (Gigon.1983), define el concepto de estabilidad ecológica como: “La existencia continuada de un sistema ecológico y su capacidad para restaurar su estado original después de un cambio”,  por el contrario se puede definir la inestabilidad ecológica como el proceso de cambio irreversible de un sistema ecológico y la falta de capacidad para restaurar el estado original después de un cambio.

El cambio de un sistema estable a otro inestable es muy importante en las áreas montañosas, ya que a su vulnerabilidad natural, se uniría la desencadenada por los cambios provocados por el hombre. 

QUE HACER CON EL ESPACIO OCUPADO POR LA EXPLOTACIÓN.                     

 La obligatoriedad de la restauración de las canteras es una practica reciente (1982) que se inicio como consecuencia de la sensibilización de partes cada vez más importantes de la sociedad la presión de estas sobre el legislador y la exigencia  sobre la actividad minera. Solo a partir de esta circunstancia se han ido desarrollando las técnicas para poder dar cumplimiento a las leyes que han ido surgiendo, para corregir en la medida de lo posible las graves

 perturbaciones que sobre el medio ambiente y la salud, produce la actividad extractiva de áridos.

Desde el año 1982 se empieza a legislar de manera especifica sobre la actividad minera y su impacto ambiental, empezándose a desarrollar técnicas que permiten, en la medida de lo posible corregir las perturbaciones que sobre el medio ambiente acarrean las extracciones de mineral a cielo abierto. En el caso del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre por aquel tiempo se ignoraron, y hoy las consecuencias se ocultan a la población. 

ACTIVIDAD RESTAURADORA: La actividad restauradora principal de estas industrias hay que iniciarlas en el mismo momento en que se proyecta su explotación, por lo que, la restauración de los destrozos medioambientales que causa una explotación minera a cielo abierto, como las Canteras de Alhaurín de la Torre,  son hoy día prácticamente imposibles de conseguir en su totalidad con medidas correctoras; medidas que no se contemplaron desde el momento mismo del proyecto de explotación. No se diseño la ubicación del hueco de explotación,  no se aprovecharon  las masas vegetales provenientes de anteriores repoblaciones forestales como pantallas naturales. Simplemente se deforestaron y los frentes de explotación no siguieron direcciones que los alejaran de núcleos urbanos consolidados (Pinos de Alhaurín Urb. Fuensanguínea).  Despreocupación por los accesos a la cantera (se asfaltan cauces de arroyos). No se controló los bancos de explotación,  dando lugar a elevadas alturas y como consecuencia de las mismas taludes casi verticales.  No existe diseño de ubicación de las escombreras con lo que en caso de lluvias torrenciales,  y dado que los antiguos cauces están habilitados como carreteras de acceso y  para tal uso acondicionadas, se  pueden precipitar estos materiales en forma de avenida hacia el centro del pueblo con las consecuencias catastróficas que son imaginables. La industria de clasificación de áridos no cuenta con la tecnología actual para minimizar los riesgos.

Las restituciones topográficas  y  geomorfológicas son,  con mucho,  de las más importantes actuaciones en el proceso restaurador ya que a partir de estos datos se podrá o no llevar a cabo la posterior reforestación del lugar.

Solo como la culminación de todo un proceso,  se podría proceder a reforestar  las canteras con especies vegetales autóctonas tanto de matorral como de arbustos y arboles. 

CONSIDERACIONES SOBRE REFORESTACIÓN EN AMBIENTES DEGRADADOS.

En líneas generales podemos afirmar sin errar mucho, que las grandes repoblaciones forestales concebidas para la mejora de espacios de montaña degradados y la mejora de la dinámica hidráulica y geomorfológica de las laderas, han obtenido resultados muy dispares. En multitud de ocasiones no se han conseguido los resultados perseguidos, debido a que el crecimiento forestal previsto no se ha cumplido, acarreando el fallo en los objetivos a conseguir.

En ambientes vulnerables (Explotaciones mineras a cielo abierto, fuertes contrastes pluviométricos, suelos poco profundos o permeables, substratos extremadamente frágiles) han dado lugar a parajes muy degradados, los suelos han perdido gran parte de su potencial y han aumentado la pedregosidad superficial.

Este problema afecta en mayor o menor grado a todas las zonas montañosas que han sufrido una notable presión humana o incluso aquellos que de forma natural tienden hacia la destrucción de las cubiertas edáficas, ven acelerado este proceso, este problema es grave en zonas puntuales caso de las regiones de clima mediterráneo (DARBY, 1956; LÓPEZ BERMÚDEZ, 1988,).

Es evidente que la iniciativa privada no se halla interesada en absoluto en promover el desarrollo de una cubierta vegetal con fines protectores. La intervención de las administraciones publicas se hace pues imprescindible y precisamente se justifica siempre por la acusada destrucción paisajística (la administración municipal de Alhaurín de la Torre, es insensible a esta destrucción y la fomenta)

Por supuesto, allí donde el principal problema es la conservación del suelo y el entorno natural, la responsabilidad recae en los organismos públicos, que deben buscar como frenar la producción de sedimentos (perdida de suelo fértil), el aterramiento de los embalses y el retroceso de las cabeceras activas, o que buscan necesariamente una mejora en la calidad del paraje y de su funcionamiento hidromorfológico. Por ello  las  restauraciones vegetales de los parajes de  la vertiente norte de la Sierra de Mijas, deben perseguir los siguientes objetivos:

11.- Restaurar la dinámica hidrológica y reducir con ello la erosión del suelo.

21.- Aprovisionar de agua a la cuenca (incluimos aquí también los niveles fréaticos)

31.- Limitar la intensidad de las crecidas.  

Admitiendo que las repoblaciones forestales deben potenciar los recursos medioambientales, sin el menosprecio de otros usos. Es importante insistir no obstante que los crecimientos arbóreos dependen de las aptitudes naturales (calidad de los suelos, disponibilidad hídrica, ciclo de nutrientes, bondad climática, etc..).

Conviene hacer hincapié una vez mas en  que los resultados obtenidos por las restauraciones hidrológico - forestales son muy heterogéneas y no siempre la plantación de arboles es la panacea que da los resultados que se pretendían. De hecho Científicos, Técnicos y Asociaciones de carácter conservacionista, cuestionan las reforestaciones, y muy especialmente el modo, las especies plantadas y las técnicas con las que se han llevado a cabo.

En la política de repoblaciones forestales en España, las coníferas y los eucaliptos copan el 97% del total de la superficie repoblada. Esto da una idea clara de que en  las repoblaciones el factor mas tenido en cuenta incluso por la administración es el económico, en detrimento de especies de crecimiento mas lento como las frondosas (hayas, robles, castaños o encinas) pero con capacidad restauradora, de todos es sabido que tanto coníferas como eucaliptos son especies de crecimiento rápido, el ciclo de plantación- corte en las especies de coníferas y eucaliptos es de 30-70 años (frente a los 100-150 años que precisan los robledales y hayedos), acarreando sin embargo un proceso de acidificación de los suelos y la composición botánica de los ambientes ecológicos avanzados (VELASCO 1968).

Ay que tener muy en cuenta, la tendencia creciente a los incendios forestales que sufren nuestros montes, casi un 35% de las superficies repobladas han sido destruidas por el fuego, la plantación  de especies de fácil combustión,  un inadecuado mantenimiento y la insatisfacción por los rendimientos económicos, son factores determinantes en la destrucción por el fuego de importantes masas forestales.

Así mismo destacar que en los primeros años de una repoblación, estas apenas ejercen algún control sobre las precipitaciones o las tasas de infiltración.

Las plantaciones en ambientes muy poco idóneos, conducen a un fracaso generalizado de la repoblación que repercute negativamente en la conservación de los suelos,  paradójicamente contrario a los efectos deseados.

Todas las repoblaciones suponen un salto en la secuencia natural de la dinámica vegetal, solo si este avance es reducido, forzando solo levemente, su capacidad reproductiva natural (formación de matorral y arbustos) el arraigo del arbolado puede ser óptimo y en relativamente poco tiempo se llega a mejorar la dinámica hidrológica de las cuencas. Si por el contrario pretendemos acelerar sobremanera este proceso pasando de una degradación máxima (taludes de canteras actuales) a estadios muy avanzados (gran plantación de arboles) los resultados serán muy pobres, morirán gran cantidad de los arboles plantados y el resto sobrevivirán  de manera raquítica, sin influencia en la dinámica hidrológica de las cuencas.

Siempre tendremos que tener en cuenta consideraciones importantes como : diversificaciones de especies y su adecuación a las condiciones naturales. En áreas de dudoso desarrollo forestal, la alternativa puede ser la revegetación con matorral, como fase previa a la plantación de arboles. Incluso aprovechar los recursos que nos brinda la técnica y la ciencia para implantar otras especies no autóctonas con capacidad de adaptación y que no sean excluyentes con las autóctonas. Las frondosas por ejemplo tienen gran interés desde el punto de vista ecológico, mejora edáfica, menores riesgos de incendio y mejora las soluciones de aprovechamientos.

Evitar grandes movimientos de suelo que supongan un cambio importante en el perfil del mismo, ya que favorecen la erosión del mismo, especialmente en terrenos con precipitaciones irregulares y de gran erosividad.

Tenemos conocimiento de que son muy pocas las canteras que han sido restauradas una vez concluida su actividad y su espacio reutilizado para otros fines. Simplemente se abandonan.

Conocidas,  aunque de manera somera,  las limitaciones que en la restauración de las zonas explotadas ininterrumpidamente como el de las canteras se plantean,   observamos que el efecto corrector que se pretende por parte del Ayuntamiento con la sola reforestación es tremendamente limitado, obviamente por la lentitud del proceso, como consecuencia de las limitaciones climático - ambientales de la zona.  No obstante nos atreveríamos a proponer distintas alternativas a la que ahora se baraja: extracción minera o abandono y paro. Estas nuevas actividades pasarían por ser de titularidad municipal o empresas municipalizadas,  y que hicieran revertir en la ciudadanía los beneficios de estas actividades.

  Transformación en un espacio cultural y recreativo.- 

Escuelas o Talleres Municipales de. Montaña, Alpinismo, Senderismo, Parapente etc. 

Uso pedagógico e incluso científico, al haber quedado al descubierto durante la explotación afloramientos que tengan interés geológico.

Invernaderos: Capaces de iniciar el aclimatamiento de especies tropicales.

Escuela Municipal de ornamentación del mármol, estas canteras de Alhaurín en tiempos se dedicaban a la extracción de mármol azul, de buena calidad para este menester.

Auditórium al aire libre, capaz de albergar conciertos y representaciones dramáticas así como festivales durante el verano.

Pistas permanentes de ciclismo o  motociclismo,(Bicicletas de montaña, Motocross, Indo, etc.) 

Parajes Naturales. 

No debemos pensar que la protección de una especie vegetal o animal  amenazada pasa por su protección puntual, eso es algo propio de jardines botánicos y zoológicos, como decimos antes,  la protección efectiva de las especies  tiene que ser en su conjunto y en su contexto,  para lo cual es imprescindible la protección del ecosistema donde habitan las distintas entidades a proteger y  desarrollan su ciclo biológico completo, creando para este fin espacios naturales protegidos permanentemente que las preserven en el futuro como legado. 

 

Zonas en que el numero de especies a proteger es mayor. 

Sierra de la Nieves y Torcal de Antequera (Rondense), Sierra Bermeja (Bermejense), Sierra de Mijas (Mijense), Laguna de Fuente Piedra (Hispalense),  Sierra Tejeda y Sierra de Almijara (Almijaro-Cazulense)

Entre las zonas que tanto cualitativa como cuantitativamente albergan mayor numero de especies a proteger, tendremos distintos distritos biogeograficos que proponer y entre ellos se encuentra la Sierra de Mijas (Mijense) en todo el termino municipal de Alhaurín de la Torre.  

Reflexión final.  

Todas las consideraciones recogidas en este informe se encaminan a la creación de conciencia medioambiental entre nuestros convecinos,  suponiendo siempre que son las autoridades tanto Autonómicas como Municipales las que velaran porque todas estas empresas, cuya actividad incide de manera fuerte y negativa en nuestro Medio Ambiente, cumplan lo que la ley establece,  para salvaguardar el derecho ciudadano al disfrute de un medio ambiente sano, que la Constitución Española ampara en su articulo 45.  Algo que en el caso de las canteras de Alhaurín de la Torre no se cumple y son las propias administraciones las que toleran y alientan que las infracciones se produzcan y se perpetúen,  en claro perjuicio de los administrados.  

Alhaurín de la Torre noviembre de 1997 . Asociación Ecologista Habalcuza